Desde Copecos reeditaron el reclamo por la falta de respuestas efectivas contra el maltrato animal

“El maltrato animal sigue siendo la gran temática que preocupa”, afirmó el secretario de Copecos, Santiago Romay.

El Eco

Integrantes de Copecos mantuvieron las primeras dos reuniones del año, donde trazaron los principales ejes de trabajo a desarrollar en los próximos meses. Entre ellos, el maltrato animal sigue siendo “la gran temática que preocupa”, afirmó el secretario de la comisión, Santiago Romay, al ver que “no se toma el compromiso necesario para poder modificar la situación”.

En el mes de Lucha y Prevención contra el Maltrato Animal, anticipó que están organizando diferentes acciones con el objetivo de volver a visibilizar la problemática y concientizar a la comunidad.

En diálogo con El Eco de Tandil, Romay compartió los principales temas abordados en los primeros dos encuentros del año de Copecos y destacó la actitud proactiva del nuevo director de Bromatología, Federico Sánchez Chopa, con quien confió que se logrará avanzar en nuevas medidas de acción.

En primer lugar, detalló que este año hubo cambio de autoridades y Susana Giménez pasó a ser la nueva coordinadora y él el secretario. Confirmó que, además de las agrupaciones proteccionistas y proteccionistas independientes, siguen participando además la Unicén y el Colegio de Veterinarios.

“Como cuestión nueva, tuvimos la primera participación de Federico Sánchez Chopa, lo cual ha sido una bocanada de aire fresco. No es nada personal contra Omar (Olivera), pero es una persona que tiene una concepción absolutamente distinta del maltrato animal e incluso de la administración y de la cosa pública. Por lo cual, permite un trabajo mucho más eficiente y más propositivo de parte de todos los que integramos Copecos”, resaltó.

Los ejes
trazados

De cara a los próximos meses, Romay detalló que “los tres temas fundamentales a los cuales vamos a apuntar nuevamente son: la vacunación antirrábica, las castraciones y el maltrato animal”.

Respecto a este último, confirmó que la situación sigue siendo la misma, sin efectividad al momento de radicarse la denuncia. “Seguimos teniendo el mismo problema que antes. No tenemos un buen canal para realizar las denuncias, que se tienen que hacer de forma personal en la Dirección de Bromatología, lo cual es complejo, mucho más si el que denuncia es un vecino, que queda escrachado y después es muy difícil la relación en su vecindad”, advirtió.

Señaló que “a ello hay que sumarle un cierto grado importante de inoperancia o de no querer hacer las cosas de parte de los juzgados de Faltas, que no aplican las correspondientes multas. Es una situación compleja, lo hemos hablado con Federico y creo que podremos avanzar en un trabajo conjunto para poder realmente controlar y supervisar que las denuncias que se hagan, puedan ser debidamente constatadas por la Dirección de Bromatología y Zoonosis, y posteriormente sea la multa ejecutada por el Juzgado de Faltas que corresponda”.

Próximas
acciones

A la expectativa entonces de que pueda revertirse esta situación, el secretario de Copecos adelantó que durante todo abril, que es el Mes de Lucha y Prevención contra el Maltrato Animal, realizarán diferentes acciones para visibilizar la problemática en la ciudad.

“Vamos a hacer tres plazas distintas para vacunación y entrega de información a los vecinos. Y pensamos hacer un festival para finalizar el mes, seguramente lo haremos en el Dique, en vez de la plaza Independencia”, anticipó.

Insistió que “el maltrato animal sigue siendo la gran temática que preocupa porque vemos que no se toma el compromiso necesario para poder modificar la situación”.

El predio de Zoonosis

Por último, Romay se refirió a la situación del predio de Zoonosis, que actualmente se encuentra en el Parque Industrial de Tandil, pero se proyecta en otro espacio. Al respecto, reconoció que el director de Bromatología “tiene una mirada distinta y está ocupándose del mismo. Se ha ocupado y mucho de reactivar el nuevo predio, es una obra costosa e importante para el Municipio, y absolutamente necesaria porque no damos a vasto con el lugar que tenemos. El predio siempre está lleno”.

En ese marco, resaltó el trabajo que realizan allí los voluntariados, que “están yendo dos o tres veces por semana a pasear a los perros y cuidarlos para que no estén tan estresados. Se ha aumentado la cantidad de adopciones, pero obviamente esto no alcanza”.

Afirmó entonces que lo que se necesita es poder “iniciar de una buena vez la obra del nuevo predio, que fue anunciado por las autoridades municipales en abril de 2017 y aún no tenemos ninguna novedad”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario