Desde el sector inmobiliario expusieron preocupación por las valuaciones fiscales “astronómicas” establecidas

Osvaldo Terni habló sobre cómo afecta el revalúo fiscal en Tandil.

El Eco

Desde el mes de enero la provincia de Buenos Aires decidió aumentar el impuesto inmobiliario a raíz del revalúo fiscal para actualizar el valor de las propiedades. Con el incremento pasará a igualarse la cotización fiscal que tiene los inmuebles a los precios de mercado.

La actualización de los montos trae aparejado que muchos inmuebles de clase media, que hasta ahora no pagaban el impuesto por Bienes Personales, ahora tendrán que abonarlo y aportar al fisco. Según se dispuso, el mínimo no imponible de este tributo para el presente año es de 1.050.000 pesos, suma a la que se llega en forma muy rápida si se cuenta con una propiedad y un automóvil.

El Eco de Tandil habló con Osvaldo Terni, hombre con experiencia en el mercado inmobiliario, para conocer como está impactando esta situación en la ciudad.

Señaló que “esto incide en forma negativa, reconozco que durante muchos años las evaluaciones fiscales eran totalmente inferiores a lo que realmente se comportaban las ventas reales. Eso a veces permitía que el Estado recaudara menos dinero cuando se hacían las escrituras, donaciones, sucesiones, ya que hay sellados y gastos que están en función de ese valor fiscal”.

Agregó que “creo que era necesario levantar la puntería pero a valores más normales. Se pasaron de vuelta y ahora se ha exagerado hacia arriba quedando por encima de los precios que se venden”.

A modo de ejemplo señaló que “estamos vendiendo lotes en el barrio Villa Aguirre en la zona del Hipódromo, lotes muy lindos de 500 metros, con todos los servicios, que cuestan entre 30 y 35 mil dólares. Cuesta mucho sacrificio ahorrar dinero para poder comprar un terreno. Ahora nos encontramos que la evaluación fiscal para un lote de 30 mil dólares vino en 60 mil dólares. El ciento por ciento de lo que se efectuó la venta. Esto es una barbaridad e inaudito porque lo que va suceder es que la persona que compró pagará gastos de escrituras en función de los 60 mil dólares que es el valor fiscal”.

Comentó que “Argentina es el país de mayor evaluación fiscal y pasará que quien sea heredero de alguna propiedad no pueda hacer la sucesión, porque será una barbaridad la erogación de dinero que significará realizar esos trámites. Directamente habrá gente que no podrá pagarlo”.

“Antes se
pedía opinión”

Al ser consultado cómo se llega a esta situación detalló que “hace muchos años atrás se hacían los revalúos inmobiliarios desde La Plata pero se pedía en cada ciudad la opinión de las personas que interveníamos en el rubro inmobiliario como martilleros y corredores que son los que están en las transacciones, escribanos, agrimensores, ingenieros y arquitectos. Con la opinión de todos se mandaba a La Plata y ellos buscaban un equilibrio y se ponían valores coherentes”.

Narró que “recuerdo haber participado de comisiones que trabajaban ad honórem reuniéndonos el sábado por la tarde en el Municipio. Se conformaban planillas por sectores ya que hay una amplia gama de ubicaciones, por lo tanto los valores son todos distintos. Hay valor residencial en la zona de las sierras, valor turístico, en la zona urbana, céntrica y periférica. En esa comisión se contemplaba todos esos intereses y desde la Provincia tomaban en cuenta el informe que se realizaba”.

“Las evaluaciones se
hacen desde un escritorio”

Remarcó que “en la actualidad ha pasado que estas evaluaciones las hacen desde un escritorio algún técnico, que se pone con un mapa y dice Tandil está de moda es una importante ciudad y le ponen un determinado valor a toda la ciudad”.

Aseveró que “así surgen estas barbaridades de valores que no tienen ningún tipo de asidero”.

Afirmó que “esto lo hacen en el apuro de balancear las cuentas, cuando se gasta más de lo que se recauda hay que buscarle la vuelta. Ante esto empiezan a aumentar los impuestos en todos los órdenes y ligeramente desde un escritorio se ponen estos números. Hasta que los gobiernos no tomen la determinación de achicar razonablemente el Estado y que no tengan semejante déficit fiscal esto no tiene ninguna solución”.

Reclamo

Sobre si existe alguna posibilidad de realizar algún tipo de presentación para que se revea este revalúo, dijo que “he visto propietarios que con sus abogados están armando carpetas y presentándose, porque hay que demostrar ante la Justicia que la venta en 30 mil dólares es real y que después las evaluaciones vienen el doble”.

Explicó que “van a intervenir los colegios que están en el rubro y eso es lo que hay que hacer a través de cuerpos colegiados como el Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de la Provincia de Buenos Aires, que en Tandil es el Colegio de Martilleros que depende del Colegio de Azul. Deben reunirse urgente ante esta situación junto al Colegio de Escribanos y el Colegio de Agrimensores que son los que intervienen en la transacción. Hay que hacer una presentación conjunta al Gobierno directamente. Hay que decirle al Poder Legislativo: ‘señores está pasando esta situación en la provincia’, comprobando que es una atrocidad, demostrándolo con sentido común y después que apliquen y razonen”.

Continuó diciendo que “si se aprueba van a pagar el impuesto inmobiliario una barbaridad de dinero por año, sobre esa evaluación fiscal viene grabado el impuesto de ARBA y que habrá gente que no lo podrá pagar”.

Para Terni “en el afán de querer recaudar para mantener este Estado gigante y bochornoso, que es lo que agobia a este país, se hacen este tipo de cosas viendo que a la larga será el efecto reverso, porque habrá gente que no es que no quiera pagar, no lo va a poder hacer. De esta manera van a recaudar menos”.

Especificó que “el secreto de las recaudaciones está en que el abanico y la base sean grandes y que la gente pueda tener una cuota cómoda para pagar. Si todos pueden, pagar el conjunto generará una mayor recaudación. Me extraña que los economistas no saquen estas conclusiones”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario