Desde la Escuela 1 siguen esperando acceder al expediente de la obra y hallar soluciones eficientes

Sigue sin resolverse la reparación de filtraciones y flexibles, tanto de bachas como de inodoros, y otra serie de detalles

El Eco

Desde la cooperadora de la Escuela Primaria 1, cita en Belgrano al 500, advirtieron que todavía no han tenido respuesta del pedido de lectura del expediente que realizaron a principios de mes, con el acompañamiento de una nota del Consejo Escolar. La solicitud fue ratificada desde el Concejo Deliberante, sin embargo ni no recibieron novedad alguna hasta el momento, por lo que Guadalupe Garriz, referente de la cooperadora contó que están “bastante preocupados”, e indicó que están atravesando una situación dificultosa al respecto.

El planteo de acceder al expediente de las obras realizadas surgió precisamente el 22 de junio, durante un encuentro que mantuvieron integrantes de la Cooperadora de la Escuela Primaria 1 con miembros del Consejo Escolar, parte de la Unidad Ejecutora del Fondo de Financiamiento Educativo y el supervisor de la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar (DPIE).

En aquel momento la presidente de la Cooperadora junto a otros padres y el director de la institución, Enrique Ciaravella, recibieron en las instalaciones del centro educativo al presidente del Consejo Escolar, Cristian Cisneros, el vicepresidente Pablo Enriquez, la secretaria Carmen Nuñez, y el consejero de Infraestructura Juan Manuel Iocca. Por otro lado también concurrió el maestro mayor de Obra Roberto Garijo, de la Unidad Ejecutora y el arquitecto José Antonio Alustiza de la  DPIE. En tanto que el titular de Idinet Consulting Group, Gustavo Dacovih, de la empresa que realizó las obras fallidas, no formó parte.

Allí se pusieron sobre el tapete nuevamente los temas que refieren a las reformas que se llevaron a cabo entre 2016 y 2018 en la escuela, que además de haberse demorado mucho tiempo presentan un elevado número de deficiencias que perjudica aún hoy el normal funcionamiento de las instalaciones.

Luego de plantear el tema en la Comisión de Educación y Cultura, la concejal María Eugenia Poumé destacó que quedarían a la espera de la respuesta del Ejecutivo respecto al acceso al expediente. “Una vez que conozcamos la información que allí existe, podremos dilucidar quiénes son los responsables o corresponsables de las serias falencias en la obra de la Escuela 1”, finalizó Poumé.

“El último acuerdo fue consistió en que si hubiera algún avance en cualquier sentido, el inspector Alustiza nos iba a notificar”, sostuvo Garriz, pero ya se cumplió un mes de la solicitud y siguen aguardando.

Fallas eternizadas

Con respecto a las infraestructuras del establecimiento dijo que hay problemas que persistieron. Para documentar y dejar registrado este inconveniente han sacado fotos justo antes del comienzo del receso de invierno que constatan el mal estado de las instalaciones sanitarias principalmente.

La mayor preocupación sigue girando en torno al corte del suministro de agua que registra la institución cada día. Tal como habían explicado en una nota de reclamo desde la Escuela, esto comenzó a suceder justo con el inicio de las obras. “Entre otros cúmulos de errores, inconsistencias y procedimientos negligentes, el contratista reemplazó el caño original de ingreso de agua desde la red hacia el establecimiento por una manguera cuyo diámetro es propio de una instalación domiciliaria y por lo tanto, menor al requerido”, habían detallado a mediados de junio. Hoy, a un mes y medio, esa manguera de media pulgada fue cambiada, pero lo hicieron por un caño de la misma medida, en vez de colocar uno de mayor capacidad como es necesario para ese tipo de servicios. “Lo que  nosotros pedíamos y aclaramos es que fuera de 3 ¼, ya que se trata del ingreso de agua a un edificio de 700 alumnos”, enfatizó Garriz, subrayando que los problemas de suministro persisten y que nunca antes los habían padecido.

Por otro lado, también sigue pendiente el cambio de las mochilas de descargas de los inodoros, que continuamente pierden agua. En su momento se había planteado la incorporación de sistemas modernos, mediante sensores, pero la presidente de la cooperadora informó que el mismo supervisor Alustiza indicó que sería imposible llevarlo a cabo.

Asimismo sigue sin resolver la reparación de filtraciones y flexibles, tanto de bachas como de inodoros, y otra serie de detalles.

Cabe recordar que se trata de una obra que fue licitada en 2016 y realizada recién este año, además de que el Gobierno comunal destinó más de 632 mil pesos, provenientes del Fondo de Financiamiento Educativo para la misma.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario