El día después, funcionarios del Municipio y Anses se solidarizaron con la Federal y le brindaron su apoyo

Luego de que los manifestantes del Movimiento 1 de Octubre arrojaran baldazos de orina y materia fecal a los policías de la Federal, el Intendente y su equipo de Protección Ciudadana repudiaron los hechos. Con el subcomisario también se reunió el titular de Anses. Destacaron la labor de los efectivos y aseguraron que ahora están más preparados. “Ni la Policía ni la Justicia puede hacer más de lo que indica la Ley”.

El Eco

Tras los sucesos del lunes al frente de la sede de la Policía Federal, que tuvieron como protagonistas a los integrantes del Movimiento 1 de Octubre y a los efectivos policiales, el intendente Miguel Lunghi, junto a Atilio Della Maggiora y David Tiffner, secretario y subsecretario de Protección Ciudadana respectivamente, se acercaron para brindar su solidaridad a los miembros de esa dependencia que fueron agredidos por los manifestantes. Los funcionarios fueron recibidos por el subcomisario Pablo Messineo y coincidieron en la reunión con el jefe de la Regional Bonaerense I de la Anses, Mariano Pereira Iraola, que se acercó con la misma intención.

De acuerdo a las palabras del titular de Protección Ciudadana, se aproximaron a esa oficina a dar su reconocimiento y apoyo a la labor de todos los efectivos de la Policía Federal “ante los acontecimientos de público conocimiento, ya que fueron víctimas de una agresión realmente ilícita”. “Eso fue lo que generó la intervención de la Justicia Federal y habrá formación de causas seguramente”, aseveró. Asimismo, destacó la tarea de los oficiales, que “permanentemente están poniendo en riesgo su vida  e integridad física”.

Por su parte, el titular de esta región de Anses reveló que todo su equipo de trabajo se solidariza con lo ocurrido y que desde la Federal sienten el apoyo de todas las instituciones.

Asimismo, Pereyra Iraola manifestó que los hechos del lunes afectan a toda la sociedad. “No es la manera de protestar”, sostuvo haciendo referencia a los baldazos de orina y materia fecal que arrojaron los manifestantes para exigir la liberación de sus compañeras detenidas.

A la vez, aseguró que ahora esa dependencia policial ya se encuentra mucho más preparada para afrontar situaciones de esa magnitud, incluso ayer ya vallaron las oficinas públicas y se mantuvo en guardia un equipo de custodios en cada lugar para evitar que vuelvan a repetir la medida de fuerza.

Cabe destacar que los manifestantes retornaron a la sede de Anses de la calle Pinto luego de la liberación, sin embargo alrededor de las 21 dejaron el lugar. “Fue por motus propio”,  informó Mariano Pereyra Iraola.

 

Repudio a las formas

El secretario de Protección Ciudadana descartó que el Municipio tenga algún tipo de relación con el Movimiento 1 de Octubre y la calificó como una “organización social, al igual que tantas otras que hay”. Sin embargo, dijo que con Desarrollo Social “puede ser que algún integrante tenga algún esquema”. “Desconozco porque no es mi área”, remarcó.

Por otro lado, si bien dejó en claro que hasta el momento las protestas nunca han estado dirigidas directamente a la Municipalidad, sino hacia organismos nacionales, la postura desde la comuna es de absoluto repudio a las formas que utilizaron los agrupados para encarar su reclamo.

Asimismo, hizo hincapié en que más allá de que este tipo de cuestiones afecten a toda la sociedad, no significa que desde su área tengan que tener una intervención directa, aunque estén dispuestos a entablar diálogo si es necesario. “Para eso está la Policía y está la Justicia”, determinó Della Maggiora y añadió que la Secretaría no es un organismo que tenga poder de decisión sobre aspectos tan específicos como una toma u ocupación.

Lo que indica la ley

El lunes detuvieron a 12 personas de la agrupación liderada por Griselda Altamirano debido a la toma de la sede del Ministerio de Trabajo, el pedido de liberación fue lo que desencadenó el caos frente a la seccional de la Federal en Maipú al  600, y tras la constatación de domicilio, cada una de las demoradas recuperó su libertad. Con respecto a este tema, Della Maggiora explicó que las distintas figuras de delitos contra la administración pública, como la desobediencia y atentados a la autoridad, son de muy baja escala penal y generalmente habilitan excarcelaciones y liberaciones muy rápidas. Entonces, a pesar de la indignación por la corta detención, señaló que ni la Policía ni la Justicia pueden hacer más de lo que indica la ley en estos casos.

Con respecto a la opción de que las causas sean calificadas como reiteración de hechos o reincidencia, explicó en primer lugar son dos cosas distintas y que de acuerdo a la legislación argentina, la reincidencia tiene lugar después de que una persona ya fue condenada y tiene una sentencia. “Si no hay condena no hay reiteración, ni se agravan las penas”, sostuvo.

En tanto que aseguró que ni la dependencia, ni el oficial a cargo de la Subdelegación puede tomar ninguna medida que modifique la cuestión de fondo. “Entiendo que Messinea ha pedido refuerzo de efectivos federales”, deslizó y recordó que en una oportunidad anterior, cuando estuvo presente el secretario de Seguridad del Ministerio de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, habían conversado sobre la necesidad de mejorar la dotación de la Policía Federal no solamente en cuanto a la cantidad de personal, sino que el rango pase a ser Delegación. De cumplirse el pedido implicaría más efectivos, mejor equipamiento y mayor infraestructura.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario