El Municipio comenzaría en septiembre la obra de cambio de cañerías de gas en el Hospital

“Ya estamos con Camuzzi en reuniones para acompañarnos en la obra licitatoria de los cambios de las cañerías”, aseguró Matías Tringler.

El Eco

Tras la importante pérdida de gas registrada en la madrugada del sábado en el exterior del Hospital Ramón Santamarina, que fue finalmente controlada, autoridades comunales mantuvieron en la mañana de ayer una reunión con el gerente de Camuzzi Gas Pampeana de Olavarría, Miguel Aranaga.

En la oportunidad, se acordó que la empresa acompañará el plan de obra de cambio de cañerías en el centro asistencial público, que el Municipio ya tenía previsto mediante una licitación privada y que comenzaría en septiembre próximo.

En diálogo con El Eco de Tandil, el vicepresidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Matías Tringler, brindó detalles de lo conversado con el empresario, luego de reunirse también con el intendente Miguel Lunghi, a quien le transmitió las novedades junto a la coordinadora administrativa y de Obras del centro asistencial público, Marta De Rico.

En primer lugar, el funcionario comunal aclaró que “las obras ya estaban pensadas de antemano. Estaba pedida una licitación privada para el cambio de los caños. La ingeniera Marta De Rico está trabajando hace un tiempo en relevamientos en estas áreas y ya habíamos pedido un cambio de las cañerías viejas”.

Ratificó que “lo que sucedió el sábado fue que hubo una pérdida de gas en un sector externo al Hospital. Por suerte, alguien estuvo atento al olor, se trabajó intensamente esa noche con gente de Camuzzi junto a gente de mantenimiento del centro asistencial público y se pudo solucionar el tema”.

Detalló que “en principio, se creía que era un caño de un gran porte y por suerte después se vio que no. Obviamente, eso tardó en saberse porque uno tiene que ir buscando la pérdida”.

Tras lo ocurrido, anunció que ayer mantuvieron una reunión con el gerente de Camuzzi Gas Pampeana de Olavarría, Miguel Aranaga, con quien acordaron que la empresa acompañará el plan de obra, supervisando y auditando los trabajos que se lleven adelante. “Ya estamos con Camuzzi en reuniones para acompañarnos en la obra licitatoria de los cambios de las cañerías”, aseguró Tringler.

Los trabajos
y los plazos

Respecto a la cuestión operativa, detalló que “se van a desarrollar dos trabajos en paralelo: uno es el que se viene haciendo con relevamientos de cuestiones de riesgo, en torno a lo cual ha colaborado mucho Bomberos con el plan antisiniestral y la recategorización del Hospital, que lo que hace es ir sacando todos los focos de riesgo que hay; y después está lo que tiene que ver con los caños de media presión, que se realizará con la auditoría”.

El funcionario comunal explicó que “el plan está elaborado para lograr hacerlo en paralelo en forma externa sin tener que cortar el suministro cuando se hace la obra grande, con lo cual se va a cortar únicamente cuando haya que unir los caños y eso se estima que van a ser horas nada más”.

Consultado sobre los plazos de ejecución, precisó que “los trabajos de los caños grandes comenzarán cuando salga la licitación. Hoy se están recién invitando a los proveedores para que hagan el análisis de costos y presenten su oferta.

Nosotros vamos a sacar el pliego el 16 de julio para darles tiempo para que realicen esta evaluación y a partir de allí, una vez que esté adjudicada, se estiman unos 30 días. Por lo tanto, calculamos que para mediados o fines de septiembre tiene que estar comenzando la obra”.

“La situación
fue resuelta”

Por último, el vicepresidente del Sistema Integrado de Salud Pública confirmó que la situación que se originó ante la pérdida de gas registrada el sábado “fue resuelta, sino Camuzzi no te permite seguir operando”.

“Lo que estamos haciendo ya estaba pensado de antemano -reiteró-, de hecho, ya está la carpeta hecha, es decir, que viene de un trabajo previo. Obviamente que esto va a hacer que queramos cambiar todos los caños que son de la misma época del que estaba perdiendo”.

Por lo tanto, aseguró que “el cambio va a ser integral. Son muchos años, hay conexiones nuevas, pero las redes de media y de alta presión son viejas”. Finalmente, Tringler ratificó que “el corte del suministro de gas en el transcurso de la obra, como se hace todo en forma externa y con caños en paralelo, por suerte va a ser por horas cuando ya esté todo terminado y haya que conectarlo”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario