El Municipio destacó el trabajo que se lleva adelante contra la inseguridad vial

El secretario de Protección Ciudadana, Atilio Della Maggiora, compartió las acciones que se llevaron adelante durante 2017 en materia de seguridad vial.

El Eco

El secretario de Protección Ciudadana, Atilio Della Maggiora, compartió las distintas acciones que llevó adelante el Municipio durante 2017 en materia de seguridad vial.

En diálogo con “Tandil Despierta” (programa de Eco TV y Tandil FM 104.1 de El Eco Multimedios), detalló en primer lugar que desde el Gobierno local se trabaja en la temática “en tres ejes que todas las ciudades desarrollan fuertemente, que tienen que ver con actividades de educación y concientización vial; tareas de control, fiscalización y ordenamiento del tránsito; e intervenciones físicas de distinto tipo en la red urbana”.

Concretamente, precisó que en 2017 se desarrollaron las cuartas jornadas de Educación y Seguridad Vial, del 5 al 16 de junio, con motivo del Día Nacional de la Educación y la Seguridad Vial, que se conmemora el 10 de junio de cada año.

Más allá de esa actividad puntual, indicó que el año pasado se realizaron otras 34 jornadas de capacitación, concientización y divulgación de seguridad vial, 29 de las cuales fueron en establecimientos educativos públicos y privados, y se visitaron en total 17 escuelas, tanto del nivel primario como del secundario, con un alcance de 1920 alumnos.

Entre otras acciones, Della Maggiora mencionó el ciclo de capacitación para docentes “La escuela como protagonista de cambio”; dos jornadas para el cuerpo de inspectores municipales en conjunto con la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Dirección de Política y Seguridad Vial de la Provincia; y otras dos que fueron abiertas al público -un curso de conducción segura y otro sobre uso responsable de motovehículo.

También comentó que el Municipio realizó actividades en homenaje al Día Mundial en Recuerdo a las Víctimas de Incidentes de Tránsito, que se conmemora todos los años el tercer domingo de noviembre.

 

El compromiso de la comunidad

Por otro lado, destacó el trabajo de control que se realiza en la vía pública, que “es muchísimo”, aunque consideró que es necesario también “el compromiso individual”, ya que desde el Estado se pueden impulsar distintas campañas, pero de nada o poco sirve si la comunidad sigue sin tomar conciencia realmente de los riesgos que corre al no utilizar los elementos de seguridad.

“Las campañas de prevención hay que hacerlas, si es necesario hay que intensificarlas y habrá que perfeccionar los destinatarios, ahora, evidentemente necesitás el compromiso individual de que el automovilista use el cinturón de seguridad y el motociclista el casco”, sostuvo Della Maggiora.

 

“Evolucionando”

Por lo pronto, consideró que en ciertos temas “se va evolucionando”, como por ejemplo “el consumo de alcohol y la conducción”. Contó que en el Municipio realizan controles permanentes y se detectan cada vez menor cantidad de infracciones en ese sentido.

“Es muy frecuente que las personas cuiden bastante el hecho de conducir después de haber consumido alcohol y, si lo hacen, tienen el recaudo de que otra persona conduzca, o de tener una vía de comunicación alternativa”, resaltó el funcionario comunal.

Volviendo a los números, compartió que “en 2017, el cuerpo de inspectores de tránsito detectó 5624 infracciones, pero de alcoholemia positiva solo 64”. Según precisó, “estas infracciones se labraron en 234 operativos preestablecidos, de los cuales 191 fueron diurnos y 43 nocturnos, más allá de la tarea de control que se realiza sin planificación previa”.

 

La problemática con las motos

Por otro lado, se le consultó si es viable replicar en Tandil las medidas implementadas en Chacabuco para reducir los ruidos molestos causados por motociclistas, donde las acciones efectuadas por los conductores dejaron de encuadrarse en una simple contravención y se convirtieron en delitos.

Concretamente, desde ese Municipio comenzaron a promover causas penales que finalizaron con el allanamiento de más de 33 motos que podían llegar a ser consideradas peligrosas.

Al respecto, Della Maggiora reconoció que desconoce la experiencia, pero aseguró que en Tandil “se han realizado y siguen realizándose controles específicos a la conducción de motovehículos. Acá hay allanamientos y se rescatan motos permanentemente con órdenes de allanamiento o por intervención directa fundamentalmente de Policía Local en calle”.

Contó que los agentes “muchas veces hacen un control en determinado lugar e identifican a la persona que va conduciendo un motovehículo, piden antecedentes y muchas veces ese rodado tiene pedido de secuestro, con lo cual lo retienen automáticamente. Hay un accionar cotidiano en ese sentido”.

 

Reductores en el Parque

Para cerrar, se refirió a los reductores de velocidad que fueron recientemente colocados sobre la diagonal Illia en pos de evitar las picadas de motos sobre esa arteria y confió en que esta medida “va a mejorar sensiblemente la problemática que había en el vecindario en ese sentido”.

Sobre los actos de vandalismo registrados al día siguiente de su colocación, detalló que “se puso toda la información a disposición de la Justicia y se aportaron imágenes de las cámaras de seguridad”, aunque aclaró que no fue el único caso.

“Hubo dos intentos parecidos al que se conoció públicamente y otro similar que no tuvo tanta intensidad, no llegaron a desprender toda la faja del reductor, se detectó por el Centro de Monitoreo y se dio aviso también a la autoridad policial. De ahí en más, ya es cuestión policial y más judicial”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario