fbpx El Oído agudo – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Oído agudo

El Eco

LA NUEVA NORMALIDAD

El Concejo Deliberante tuvo febril actividad esta semana. El lunes,  el Ejecutivo presentó el proyecto de multas para los que incumplan el protocolo Covid y todo se tensó. Fresco estaba el voto negativo del Frente de Todos respecto a la emergencia sanitaria, pero esta vez primó la cordura. Algunos concejales volvieron de vacaciones y otros, por primera vez, asistieron en forma virtual (modalidad que había impuesto D’Alessandro cuando empezó la pandemia y muchos aceptaron a regañadientes). Los concejales Risso y Carri del FDT y Cisneros y Mestralet de Juntos por el Cambio asistieron a través de Zoom. El sistema está funcionando muy bien y seguramente va a permitir reunir a los concejales en forma inmediata ante cualquier emergencia que pueda presentarse, como la reciente, por ejemplo.

SORDOS RUIDOS

Oír se dejan en los bloques mayoritarios de las alianzas oficialistas y opositoras de nuestra ciudad. La aparición en escena de Martina Iparraguirre con sus vacunas, despertó alarmas en los postulantes a encabezar la lista del Frente de Todos. Su hermano Rogelio no puede reelegir en virtud de la ley que impide más de dos períodos consecutivos y el apellido pesa para el 2021. Ya algunos que se probaban el traje de candidatos empezaron a mirar de reojo. En Juntos para el Cambio,  las cosas no están mejor. O sí, según como se lo mire. Desde que volvió de su cargo nacional, Luciano Grasso se ha convertido en animador permanente de los debates en el Concejo. De buena prosa, su especialidad en Salud le ha permitido lucirse en épocas de pandemia. En el debate del viernes se había acordado que los discursos serían breves y coincidentes a cargo de los presidentes de bloque. Grasso pidió, sin embargo, la palabra como viene haciendo en cada sesión. Profundizó la necesidad de convencer a los jóvenes de cuidarse y cuidarnos más allá de las fuertes multas que se establecieron. Y fue altamente crítico del ministro Ginés González García, a quien acusó de minimizar los efectos del virus. Sin embargo, no fueron sólo los concejales opositores los que se molestaron con su discurso. Mario Civalleri – afirman – no ocultó su enojo. A quien quiso escucharlo dijo que Grasso había desoído las indicaciones del bloque. Lo mismo que le enrostraba a Marcos Nicolini. Sin embargo, en los pasillos del palacio municipal atribuyen el enojo de Civalleri a otra cuestión. Ya está instalada la disputa por el primer lugar de la lista de concejales con PASO incluida, prevista para mediados de año. Grasso se postula y muchos correligionarios lo ven como “sangre joven” imprescindible si Miguel Lunghi habilita el esperado recambio pensando en la competencia interna con Marcos Nicolini.

SE MUEVE EL PERONISMO DE LA QUINTA SECCIÓN

En temporada de verano, es tradición que muchos de los actos de gobierno se trasladen a la costa atlántica. Este viernes, le tocó a Mar de Ajó, donde la directora ejecutiva de Anses, Fernanda Raverta, entregó jubilaciones en la Unidad de Atención Integral (UDAI) del organismo en esa ciudad.

Participó del acto el tandilense jefe de la Regional Bonaerense I, Darío Méndez,  quien estuvo sentado en primera fila para escuchar los lineamientos que su jefa, excandidata a intendente de Mar del Plata por el Frente de Todos.

Desde allí, Raverta resaltó la labor de los trabajadores de Anses durante la pandemia y repasó los números de los beneficiarios y de las ayudas económicas de los distintos programas que implementó el Gobierno nacional para los sectores más afectados por la pandemia.

En el pequeño escenario montado en las puertas de la UDAI Mar de Ajó también estuvo el diputado por la Quinta Sección Electoral Juan Pablo de Jesús. El exintendente del Partido de la Costa es muy cercano a Rogelio Iparraguirre. Tan fluida es la relación entre ambos que hace unos días, el legislador le dio apoyo para las gestiones ante el Enhosa que encausaron la confirmación de la obra de agua para La Movediza.

Además, De Jesús lo había acompañado en una reunión en la última campaña, que se celebró en Unión y Progreso, junto a dirigentes deportivos de diversos clubes. En ese marco, con un formato de entrevista que coordinaba el candidato tandilense, el entonces intendente explicó las políticas que implementó en el Partido de la Costa, que incluyeron hasta espacios de entrenamiento de alto rendimiento.

En la costa, también fueron de la partida el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense Federico Otermin, la diputada nacional Daniela Vilar, la senadora provincial Gabriela Demaría y el diputado provincial Cote Rossi.

Hay movimiento en la Quinta Sección y Anses parece la vía indicada para trabajar en el armado de cara a las legislativas. La territorialidad del organismo, con sedes en numerosas localidades, se vuelve una herramienta indispensable para sumar apoyos, y La Cámpora lo sabe. La prueba para Méndez es demostrar su habilidad para ganar puntos frente a su jefa, quien tiene línea abierta con Cristina Kirchner.

MODIFICACIONES EN EL HOSPITAL

En el inicio de la pandemia, sobre todo en abril, las autoridades sanitarias focalizaban los anuncios en la reorganización de los hospitales públicos para evitar el contacto entre pacientes contagiados con Covid y aquellos que demandaran atenciones por otras patologías. Incluso, una de las medidas que se implementó -y desató críticas de correpasillos- fue el traslado de maternidad y neonatología del Hospital Santamarina a la Nueva Clínica Chacabuco, con un costo adicional para el Sistema de Salud Pública.

Algunos meses después, tras la superación de la primera ola de casos, sin comunicar la disposición, dieron marcha atrás con la reestructuración de los espacios del Hospital y rehabilitaron el funcionamiento de varios servicios en sus salas habituales. La situación disparó quejas de algunos pacientes, por caso de los oncológicos, debido a que deben compartir espacios comunes con contagiados de coronavirus, con el riesgo que ello implica para los inmunodeprimidos.

Desde el área de Salud confirmaron que la mayoría de los servicios del Hospital Municipal volvieron a la normalidad una vez que se amesetó la curva de casos. En cuanto al peligro de que pacientes con Covid utilicen los mismos pasillos y ascensores que el resto, indicaron que “ha corrido mucha agua por el río” y se basaron en la experiencia que reveló que “cosas que antes se creían, no son tan así”. También aclararon que los aislamientos se pueden hacer en una habitación contigua a otra asignada a internados sin coronavirus y que además los equipos de protección del personal son muy seguros.

Más allá de las razones operativas y de la confianza en las decisiones que toma el equipo médico del Hospital, no es posible negar que falló la comunicación. La comunidad, que fue bombardeada con datos sobre la redistribución en el centro de internación, ahora, para su tranquilidad, merecía conocer los protocolos implementados en los últimos meses.

VACUNACIÓN

A propósito del proceso de vacunación, volvieron a surgir diferencias con la Provincia a la hora de coordinar la aplicación de las primeras 450 dosis que recibió el Sistema Integrado de Salud Pública hacia finales de diciembre pasado.

La situación habría sido alertada en Tandil, en principio, por una falta de criterio unificado a la hora de entregar una determinada cantidad de turnos para inocular a los trabajadores de salud, por encima de las dosis disponibles, aunque no en exceso.

La vacunación “se hizo sin ningún percance, más allá de cuestiones de organización”, reconoció en declaraciones a El Eco Multimedios, el vicepresidente del Sistema Integrado de Salud, Matías Tringler.

Esta semana la Región Sanitaria VIII remitió un nuevo cargamento de 450 vacunas para continuar con la aplicación de los grupos de riesgo, según el esquema delineado por las autoridades.

LA CANCIÓN DE LA TORRE MÁS ALTA 

Jóvenes y pandemia podría ser la nueva dicotomía del verano. Un segmento etario demonizado por ser afecto a protagonizar jornadas masivas y no respetar los protocolos mínimos de distanciamiento y uso de tapabocas, según se encargan de señalar desde algunos sectores. La medida en que los jóvenes pueden transmitir el coronavirus y la diferencia entre las vulnerabilidades de los niños más pequeños y los adolescentes a la enfermedad ha sido también un tema de interés científico.

Por otro lado, se esgrime que la ausencia de pautas de comportamiento concretas dirigidas a ellos, como existen para protocolizar todas las actividades, contribuye a producir una mayor dispersión e incertidumbre, y en un contexto traumático e inesperado  se va haciendo camino al andar.

Esta coyuntura los encuentra en una etapa de pleno desarrollo y crecimiento, de transición de la infancia a la edad adulta, con cambios físicos, emocionales y mentales. En tiempos en que deberían estar yendo a la escuela y compartiendo momentos con sus pares, los infantes y adolescentes se adaptaron a una nueva forma de vivir. También es cierto que faltan recursos para acompañar este quiebre, que implicó una pérdida y un duelo de las viejas formas de concebir las relaciones sociales.

La mirada adulta desde la que se gestiona la vida -desde una torre más alta- relegó, de algún modo, a los más chicos y a los jóvenes, a quienes no se les ofrecieron formas nuevas de revincularse en este escenario inaudito.

Ahora el desafío pareciera ser de qué forma se permiten las actividades sociales dejando de lado el marco punitivo, que en general suele provocar el efecto contrario, pero al que echan mano las autoridades cuando lo que se debe manejar supera toda la capacidad de respuesta.

UN PASEO DESLUCIDO 

No pocos mensajes, comunicaciones, llegaron a las redacciones del Multimedios dando cuenta del mal estado en que se detectaron algunos paseos públicos, una de las fortalezas de la gestión a la hora de recuperar y embellecer dichos espacios para propios y visitantes, en plena –atípica- temporada.

En este caso, un turista incluso alcanzó imágenes de uno de los sitios cuestionados. El Cristo en las Sierras en la zona de Don Bosco, llamando la atención por la falta de mantenimiento del paseo visitado.

POCOS CUIDADOS

Varios vecinos pusieron el acento en una escena paradójica que se vivió días pasados en el estadio San Martín, epicentro del fútbol serrano y sede de destacadas competencias futboleras con trascendencia más allá de las fronteras.

Precisamente las observaciones vinieron a cuenta no solo por la utilización del predio, manejado por la Liga, sino más bien por los pocos cuidados que habrían tenido aquellos que protagonizaron un torneo reducido de senior y libres.  Lo que muchos se cuestionaron fue  que mientras nunca se habilitó el torneo doméstico, y  Santamarina debe cumplir estrictos protocolos para poder transitar la Primera Nacional, se dejó realizar un multitudinario encuentro de fútbol en el que quedó en evidencia que no hubo mayores cuidados sanitarios a la vista de todos, público incluido.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

1 comentario

  • “La aparición en escena de Martina Iparraguirre con sus vacunas..”

    Perdón, en serio escriben esto?

    “Sus Vacunas”……se dan cuenta el nivel de lo que están escribiendo?

    Podrían haber puesto una imagen de Evita regalando bicicletas o Fabiola inaugurando una canilla para darle un poco más de contexto a la frase….

Deja un comentario