El presidente del Foro de Seguridad aseguró que no aumentaron las consultas

Juan Claudio Morel afirmó que si bien el índice de consultas se mantuvo, se incorporaron nuevos barrios a las demandas. Argumentó que son un espacio para estimular la participación ciudadana y facilitar el encuentro entre los vecinos y las autoridades. Consideró que tienen limitaciones a la hora de actuar y que hay problemas de inseguridad que sólo pueden resolverse a largo plazo.

El Eco

Juan Claudio Morel, abogado especialista en derecho laboral y ambiental, preside desde 2017 el Foro Municipal de Seguridad de Tandil y este año cederá su lugar a quien desee reemplazarlo en la función, tras las elecciones que se celebrarán el 3 de abril del corriente.

Conforme a lo que establece la Ley provincial 12.154 y su reglamentación, el Foro desarrolla una  labor que tiene por objeto fomentar y proveer a un sistema de toma de decisiones imbuido por la democracia, que como forma de vida asume a la seguridad ciudadana como un sistema de protección de derechos humanos, y con participación pública en la elaboración, implementación y control de las políticas de seguridad.

El 6 de febrero vence el plazo para que el Municipio haga entrega al Foro del listado de entidades registradas a los fines de participar en el acto de designación y en abril se elegirán a las nuevas autoridades, con el deseo de que el incremento de la participación ciudadana eleve el nivel de seguridad de la población.

Los integrantes del espacio apuestan a la participación ciudadana y a que los vecinos se involucren en los temas que los preocupan, siendo la prevención de los delitos vinculados a robos y ataques a la propiedad privada los tópicos que generan la mayor cantidad de consultas, cuya canalización se efectúa a través de las reuniones mensuales que se sostienen en la sede de la Cámara Empresaria.

El Eco de Tandil conversó con la autoridad de la entidad para solicitarle un análisis de la situación local en materia de seguridad  y sobre las perspectivas a futuro para fortalecer el trabajo y mejorar los resultados.

-¿Cómo trabaja el Foro en Tandil?

-Creo que el Estado tiene que marcar presencia. Sin recursos, sin personal, sin órdenes, es muy difícil hacer algo, te ven pasar con el auto pero no se resuelve nada. Apenas soy un facilitador en el encuentro con las personas. Sin presupuesto y sin gente no se puede controlar a nadie, a lo sumo es posible mandar una nota. El Foro no tiene competencia ni razón en la materia, acercamos a la gente con los funcionarios y autoridades, y generamos un espacio de debate para que la gente pueda expresarse. Los integrantes no somos uniformados, somos ciudadanos comunes. En muchos vecindarios se comenzaron a usar los grupos de whatsapp -iniciativa del secretario Julio Pagola- para que los vecinos estén conectados y puedan vincularse en pos de prevenir el delito en sus barrios. Eso es una tarea del Foro. Con más gente, podríamos hacer más cosas.

-¿Qué acciones se pueden llevar a cabo a nivel local para bajar los índices de la actividad delictiva?

-En Tandil faltan programas de encuentro entre los chicos, que se conozcan, que puedan convivir, que compartan tiempo y espacio. Es más fácil agredirse si no nos conocemos. ¿Cómo no puede haber programas para que los chicos del centro y de los barrios se junten? Programas deportivos para que se encuentren chicos de todos los colegios, hay que hacerlos encontrar desde chiquitos. Yo quería ir con el Foro a los barrios y proponerles a los chicos de todos los colegios algún tipo de dibujo o actividad para que simbolicen de qué manera se sienten seguros. Son formas de representación que sirven para analizar dónde está la agresión que reciben los niños. La droga también es un problema, que vayan cuatro tipos a hablar de la droga no sirve para nada. Ha aumentado el consumo, pero no hay información oficial (excepto la de las consultas al CPA).

-Desde el Ejecutivo nacional proponen la baja en la edad de imputabilidad. ¿Resolvería la cuestión de fondo?

-La pueden bajar pero los resultados van a ser los mismos. Si se quiere punición es lo que van a  tener; dónde los van a poner no sé; nos hemos cansado de pedir una alcaidía para alojar a los demorados y no ha pasado nada. Supongamos que la solución sea esa, lo que van a tener es mayor cantidad de punición seguro, porque incorporan otro segmento.

Muchas veces las necesidades generan estas cosas y el bajón del umbral moral del argentino promedio ha bajado, eso es educación, más allá de que quien comete un delito tiene que ir preso.

No hay cárceles adecuadas, hay superpoblación carcelaria en la Provincia. No sirven como organismo de reinserción, ¿cómo podés volver de la cárcel?  No sirve como política tutelar del Estado hacia el individuo, y desde el punto social no se cumple eso de separar a alguien para que cuando vuelva no siga siendo un problema para la sociedad. Vamos a ver que esto es un clamor electoral pero no se resuelve nada. Si se aplica, dentro de unos años los índices delictivos van a ser iguales o mayores, los problema son más profundos que apartar a una persona y ponerla tras las rejas. Y que las cárceles no sean un lugar a donde van los pobres nomás, no se resuelve la gran contradicción de fondo, tenemos que empezar hoy y terminamos dentro de 50 años.

-¿Cuáles son las consultas más frecuentes que llegan al Foro?

-Ataques a la propiedad privada y pequeños robos.

-En estos dos años de gestión, ¿ha crecido el número de consultas?

-El promedio es el mismo pero se incorporaron más barrios, la tendencia que crece siempre son los barrios del sur de la ciudad, eso puede responder a muchas causales, no tenemos un diagnóstico certero.

-Ante su intención de no renovar mandato, ¿qué espera para el futuro del organismo y qué se lleva de su participación durante este período?

-Ojalá que el que venga tenga ganas de trabajar y de estar en contacto con la gente que es lo que hace falta, esto te enriquece. Yo vengo de otro campo y me llevo mi relación con las personas que conocí de todos los barrios, escuché opiniones que nunca se me hubieran ocurrido, aprendí a escuchar y a ser más tolerante. El ciudadano quiere que lo escuchen, yo definí al Foro como un oído grande y una voz fuerte. Fabricamos un encuentro pero no tenemos autoridad pública, la tiene quien la tiene que tener.

Ecos de la última reunión

La última reunión tuvo lugar el 9 de enero y se trataron diversos temas que han suscitado la preocupación de los vecinos de distintas barriadas durante las últimas semanas. Uno de ellos es el aumento de la ola delictiva en los barrios La Movediza y Maggiori, hecho que ocupó espacio en los medios en el transcurso de las festividades de fin de año porque los ciudadanos damnificados denunciaron la proliferación de robos a mano armada en negocios y viviendas de la zona.

“Hay detenciones y procedimientos realizados, la Justicia está trabajando en este momento. Es evidente que hubo una gran cantidad de robos estos últimos días y los vecinos se acercaron a nosotros”, afirmó Morel.

En la misma línea, los habitantes de Cerro Leones habían convocado a una reunión con autoridades en el barrio para dialogar sobre reiterados hechos de inseguridad acontecidos en el área, pero debieron postergar el encuentro hasta nuevo aviso. De acuerdo a lo confirmado por Morel, esta inquietud no llegó a la esfera del espacio que preside.

El acceso ilegal a las Cavas

Otro de los tópicos tratados en la reunión tuvo que ver con el acceso de personas con fines recreativos a las inmediaciones de las cavas de Cerro Leones, fenómeno que se renueva cada año en la estación estival.

Hasta el ingreso a las mismas el Municipio puede tener algún control, ya en el interior del predio de 55 hectáreas el Gobierno local no tiene injerencia por tratarse de un ámbito privado, pero tampoco hay resoluciones judiciales que definan la situación.

“Más allá de cercarlo, cerrar una calle -la otra no se puede cerrar porque va a un sector poblado- y poner carteles, no se puede hacer, es propiedad privada. Es como impedir que la gente suba a las sierras, es campo abierto, ¿cómo impedís que alguien acceda un paisaje? ¿Qué tiene que hacer el dueño? ¿Poner policía? ¿Quién lo paga? Es un lugar de esparcimiento para muchos vecinos”, se explayó.

Alerta Tandil

El abogado se mostró sorprendido por los magros resultados de la incorporación del sistema Alerta Tandil como una herramienta para la prevención del delito local.

La aplicación comenzó a funcionar el 16 de mayo y  tiene 2350 suscriptores a la plataforma que sirve para interactuar con el centro de monitoreo dependiente de la esfera de Protección Ciudadana. Dicho dispositivo está basado en una plataforma tecnológica y operativa que centraliza información o solicitudes de los vecinos a través de diferentes medios, que son derivados al área que deba intervenir.

“En noviembre había 1700 suscriptores, ahora hay 2300, es una cosa más, no está mal si se agilizan los medios. Lo importante es poner rápido un patrullero donde hay un problema y que la capacidad de respuesta sea alta. Quizás debió haber funcionado mejor, el Municipio lo pone a disposición pero la gente tiene que usarlo. Yo esperaba muchos inscriptos. No sé a qué responde, por qué hay tan pocos, tal vez sea que hay una escasa la participación social pero no una baja del delito”, expuso.

Caballos sueltos en los barrios

El tema, que se abordó en una nota publicada el fin de semana en este Diario, también fue materia de debate en la reunión mensual del foro, a donde llegaron residentes del barrio Canadá que manifestaron su preocupación por la presencia de equinos atados al poste del domo y alegaron que no obtuvieron repuestas satisfactorias por parte de las autoridades policiales y municipales.

Los vecinos relataron que hay caballos atados en la vía, sin agua, sin comida y que a veces  se sueltan. Idéntico correlato expresaron habitantes de otras zonas, como La Elena. “Se armó un debate interesante  y la comisaría interviniente reconoció que tiene un problema con los caballos en toda la ciudad. Se han labrado muchas infracciones porque han conseguido ubicar a los dueños. En el caso del barrio Canadá eran animales que pertenecían a personas vinculadas al Hipódromo y se pudo acceder a ellos. Es peligroso y  además muchas veces los maltratan”, puntualizó Morel.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario