Empleados de la distribuidora incendiada pidieron por la continuidad laboral

El Eco

Esta tarde se acercaron hasta el Palacio Municipal, los empleados del galpón incendiado sobre la Ruta 30. En medio de la incertidumbre y angustia por lo sucedido, sintieron la necesidad de acercarse al Ejecutivo para obtener respuestas acerca de su fuente de trabajo.

“Vinimos como empleados, nuestra única intención es conservar nuestra fuente de trabajo. Los responsables  de la empresa quieren continuar, pero dependemos del papeleo para tener una habilitación pronta y poder trabajar  como corresponde. Estaba todo en regla a diferencia de lo que se ha dicho. No estaba habilitado por una cuestión de edificio, la colectora, en realidad, nada que ver con nosotros”, explicaron.

Esta mañana, el Director de Inspección General, Javier Camgros, manifestó en TANDIL FM 104.1 que al Municipio no le consta ningún tipo de actividad realizada allí y confirmó que el galpón tenía la solicitud de habilitación pero aún no había sido otorgada, por un problema con la calle que da a una de las entradas.

“Los trámites estaban iniciados, el viernes tuvimos el final de obra y el sábado nos quedamos sin trabajo, paradójicamente.  Somos 8, 10 empleados más o menos, nos recibió Alberto Rojas, también hablamos con Héctor Lunghi, todos tienen buena disposición, ninguno dijo que no. Simplemente dependemos de que el propietario del lugar cumpla con los requisitos para habilitar el galpón de  al lado. Que eso sí es un depósito, a diferencia de nosotros que éramos una distribuidora y no un depósito de los mercados como se dijo”, explicó Paola, una de las trabajadoras de GAODA SRL.

Los trabajadores solicitan poder trasladarse al galpón contiguo para poder seguir desempeñando sus tareas, porque “el depósito está en buenas condiciones, sólo falta que lo chequeen desde municipalidad y ver qué papeles nos van a pedir. Pero está en condiciones para operar”, expresó Tomás, uno de los empleados congregado en la municipalidad.

Paola se encargó de aclarar que “la cadena Asia son clientes, no era un depósito de ellos. Los responsables de la empresa Gaoda y Asia son chinos. La confusión es porque todos son chinos, quizás. Esto era una distribuidora y abastecía al Supermercado Argentino, los supermercados chinos y el de la vuelta de tu casa,  ya llevábamos un año y medio trabajando.”

“Desde el ejecutivo tienen toda la predisposición para acelerar los trámites, pero dependemos de que el propietario presente los papeles que faltan, que nosotros desconocemos”, señalaron.

Los empleados esperan que el galpón de al lado se habilite pronto para volver a trabajar, ya que sus puestos de trabajo dependen de eso.

“La empresa es parte de nosotros. Hace muchos años que trabajo con ellos, esto nos shockeó muchísimo. Es fuerte que pase todo esto”, finalizó Paola, visiblemente conmovida por la situación que le toca atravesar.

Nota proporcionada por :

  • EcoTv
  • ElEco

Deja tu comentario