Empleados de Vía Bariloche denuncian que la empresa no cumple con el convenio firmado

Emilio Orellano fue despedido por exceso de velocidad. Indicó que “no hay nada que avale lo que plantean, son todas excusas”.

El Eco

En las últimas horas un grupo de trabajadores conformados entre choferes, administrativos y personal mecánico que fueron absorbidos por la empresa Tigre-Iguazú, se manifestaron porque han comenzado a producirse despidos y acuerdos económicos que son tomados como despidos encubiertos.

Uno de los trabajadores que fue cesanteado, Emilio Orellana, habló con El Eco de Tandil y aseveró que “mi despido está basado en supuestos” para luego señalar que “formamos una comisión de reclamo a través del consenso de todo el grupo de reclamo, excepto la parte administrativa porque es diferente la situación a los choferes, aunque somos todos compañeros. Por votación Gastón Ciganda y Emilio Orellano fuimos los más elegidos, siendo la persona que se expuso con los directivos de la empresa”.

Aseveró que “tengo audios donde se nos trató de amedrentar o llevarnos a la discusión cuando siempre perduró lo cordial y lo que se pretende de llegar a un arreglo desde lo empresarial al empleado o tener una charla para poder coordinar una forma de continuar económica que no son amparadas. Tenemos recibos de sueldos liquidados en forma errónea, con un alta temprana a mitad de mes siendo que teníamos muchos días trabajados. También se están haciendo despidos ocultos, a través del arreglo con gente que tiene muchos años en la empresa liquidando a un número que ellos exponen, no lo que corresponde. Cuando asumieron se comprometieron a dar trabajo”.

Orellano sostuvo que “lo que queremos es arreglar con la empresa y que cumpla con lo que han pactado que fue el convenio colectivo de trabajo firmado por la Unión Tranviaria Automotor, por el Ministerio de Trabajo y Ministerio de Transporte cosa que hasta el momento no se produjo”.

En cuanto a su despido indicó que “recibí un telegrama donde señalaba que perdía el empleo como consecuencia de exceso de velocidad, algo que en ningún momento lo hemos tenido. Los coches tienen monitoreo, nosotros tenemos un tacógrafo que nos ampara ya que en ningún momento fue firmado por nosotros. Se toma una distancia desde Las Flores a La Plata donde llegamos a las 7 y se expone que en todo el trayecto se fue a una velocidad excesiva, pero tengo la libreta de trabajo que ellos la completaron ya que así debe hacerse y en donde detallan que salimos el día 20 a la hora 19. No hay nada que avale lo que plantean, son todas excusas”.

Detalló que “tuvimos un comunicado a través de la UTA, que están en conocimiento de algunos despidos que se producirán posterior al mío. Creo que con mi despido buscan generar temor en la gente y que no se produzcan más reclamos. Lamentablemente no se está cumpliendo con lo firmado y a la forma en que se dio el traspaso”.

Gremio

A muchos trabajadores les llama la atención que desde la UTA, quienes se movilizaron para frenar la salida de lo que en su momento era Río Paraná, no intercedan en este reclamo que se está produciendo. Al respeto expresó que “del gremio en sí no tenemos una palabra formal que se nos diga que no se van a involucrar en esta situación. Lo que presentimos es que no tenemos ningún amparo, cuando se los ha invitado a tener diálogo han respondido con evasivas y que aguardemos. Ahora están abocados a bloquear la empresa El Rápido. Estamos pasando una situación terrible y lo que buscamos es que ellos estén acorde a cada situación laboral en la que estamos. Se está tomando represalia, se va a trabajar como quieren ellos, durmiendo en lugares inhumanos que no se condice con el descanso que se tiene que hacer. No hay un lugar fijo donde quedarnos, se está trabajando en exceso de horas poniendo en peligro vidas humanas que es lo que se transporta. Queremos una conciliación, se los invitó a tener un diálogo y no aceptaron”.

“No le interesa nada”

Precisó que “a esta gente no le interesa nada, solo se preocuparon en retirarle la empresa a una persona que a pesar de las deficiencias que podría haber tenido trató de buscar un salvataje uniéndose a otra empresa. Por lo que tenemos entendido se lo invitó a hacer la fusión con Vía Bariloche. Creo que a Mario Morel le tomaron la mano hasta el cordón de la vereda, pero cuando hubo que cruzar la calle le soltaron la mano y cruzaron ellos amparados en gran parte por la política actual”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario