En la próxima factura de la Usina se verá reflejado el recorte impositivo anunciado por la Provincia

El Eco

Mientras en el orden local se debate un abordaje para reducir el impacto de la carga impositiva referida a ordenanzas municipales, en cumplimiento con el pedido que emanó el presidente de la Nación, Mauricio Macri, la Usina Popular y Municipal SEM comenzará a emitir facturación con las nuevas disposiciones decretadas por la Provincia para paliar los aumentos en los servicios.
En el caso de la electricidad, los impuestos provinciales representan un 27,10 por ciento. Por medio de un decreto, la gobernadora María Eugenia Vidal eliminó de las tarifas de luz un 15,5 por ciento de dos fondos específicos que recaudaba la provincia.
Pese a la polémica frente a la eliminación de esas cargas que habían sido suspendidas por tribunales judiciales hace dos años y que volvieron a estar vigentes recién a partir de enero, esta decisión quedará plasmada en la liquidación que la distribuidora efectúe a partir del lunes.

Un debate
en suspenso

En el paquete de modificaciones para paliar las subas, Vidal envió a la Legislatura un proyecto de ley para reducir una alícuota que percibe la administración bonaerense en las tarifas de luz y de un seis por ciento que se destinan a los municipios.
La posible reducción de esos ingresos en las arcas de los municipios generó un alerta en los intendentes de todas las fuerzas políticas. En el caso de Tandil, según el secretario de Economía, Daniel Binando, el impacto se traduciría en la baja de 36 millones de pesos anuales destinados al funcionamiento del servicio de alumbrado público.
Con el proyecto desdoblado por este escenario, el Senado aprobó y giró la iniciativa a Diputados que sesionó en forma simultánea y que la sancionó en ley. En tanto, la Comisión de Presupuesto del Senado analizará ahora el proyecto que reduce el seis por ciento que estaba destinado a los municipios en los que las prestadoras eléctricas brindan ese servicio, contempladas en la Ley 11.769.

Repercusiones

El presidente del directorio de la Usina, Matías Civale, confirmó en diálogo con El Eco Multimedios que la próxima facturación incorporará las nuevas disposiciones en función de lo dispuesto por el Ejecutivo bonaerense.
“Lo único concreto es que a partir de la decisión de la gobernadora se redujo un porcentaje y se verá a partir de la próxima factura”, definió.
Según una resolución que giró el Organismo de Control de Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires (Oceba) “todas las facturas que las distribuidoras emitan a partir del viernes ya no lo van a percibir” esos impuestos provinciales que se cobran en la factura de luz.
Por esos conceptos, la Usina recauda casi cuatro millones de pesos mensuales, que luego transfiere a la Provincia.
En efecto, resaltó que la boleta por el consumo de energía eléctrica que distribuye la empresa de capitales mixtos tendrá una disminución de casi un quince por ciento, que solo refiere a los usuarios residenciales ya que los comerciales no se encontraban gravados por el impuesto.

La próxima factura

En concreto, por un aspecto vinculado a la modalidad de facturación de los consumos mensuales, la liquidación que se inicie el lunes, con boletas que estarán en la calle en los próximos días, “no contendrá” estas cargas.
“Es a partir del viernes; la próxima factura no incluirá el diez y el cinco por ciento”, remarcó.
En tanto, aún queda en suspenso la modificación que elevó a la Legislatura y que elimina un fondo del seis por ciento destinado al pago de gastos del sistema de alumbrado público municipal.
Esa medida generó el rechazo de los intendentes ya que implica una quita significativa de recursos para el funcionamiento del servicio. En el caso de Tandil representa una baja de casi 40 millones de pesos anuales destinados a ese fin

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario