fbpx En Tandil se deberían castrar más de 600 perros por mes para reducir la población de callejeros – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En Tandil se deberían castrar más de 600 perros por mes para reducir la población de callejeros

La ecuación fue brindada por la Protectora de Animales de Tandil, que aseguró que aún se está muy lejos de llegar a ese índice. Calificó de suprema esencialidad que la ciudadanía tome conciencia sobre la necesidad de la castración. Cada vez hay más perros abandonados, sobre todo en zonas rurales, y aunque se está trabajando fuerte, todavía es insuficiente.

El Eco

La falta de castración es el alma del cuadro que enmarca la cantidad de perros abandonados que hay en la ciudad, según indicó el titular de la Protectora de Animales Tandil (PAT), Gustavo Desiati.

El referente aseveró que, eventualmente, la gente cuando tiene cachorros, en vez de operar a la hembra anteriormente los tiene, pero después se arrepiente y los termina abandonando por ahí al no poder ubicarlos de manera fácil. Las consecuencias de los perros en la calle están a la vista, no solamente para el animal que probablemente su destino es la muerte, sino que puede provocar accidentes de autos y motos.

Por eso, desde la asociación siempre apuntan a divulgar lo esencial de tomar conciencia sobre la castración tanto de hembras como de machos. En este sentido, además apelan a que el Municipio desde la Dirección de Bromatología insista en la difusión de estos beneficios.

Si bien PAT castra por su cuenta, no tiene la misma capacidad que la dependencia municipal, ya que solamente cuenta con una veterinaria en toda la ciudad que dedica dos horas por día a esa tarea para la entidad.

Para que la toma de conciencia sea un poco más fuerte, Gustavo Desiati acercó algunos números que estiman cuál debería ser la situación ideal para una localidad como Tandil, con unos 150 mil habitantes. “La cuenta es bastante fácil, como se calcula un perro por cada dos habitantes aproximadamente, hay que dividir por dos y multiplicar por el 10 por ciento”, explicó el referente. Así es que una ciudad como esta se tendrían que estar haciendo unas 7.500 castraciones anuales, que por mes serían 625 animales operados.

Por su parte, en localidades más chicas como Gardey, María Ignacia o De la Canal, entre otras, la estimación ideal sería de 80 esterilizaciones mensuales.

El problema es que, según advirtió, está lejos de llegarse a ese índice. “Mientras no se alcance ese número es inútil que hagamos cualquier cosa, porque la multiplicación es mayor a eso”, indicó. Entonces, para poder tener controlada o achicar la población canina callejera se debería al menos aproximarse a esos dígitos.

Abandonados y callejeros

Si bien sostuvo que pasó “toda la vida”, la realidad indica que cada vez es más recurrente ver animales abandonados en las zonas rurales del partido y tiene su causa justamente en que no se está interviniendo quirúrgicamente lo suficiente. “Y eso que en Tandil se castra bastante, pero no alcanza”, observó Destiati.

De todas maneras, aseguró que la gente toma conciencia, pero cuando tiene otros problemas en su vida que superan a este, claramente el cumplimiento de la fecha de castración del animal queda de lado. De hecho, gracias al quirófano móvil tampoco se facilita el acceso para aquellos que tienen dificultad de traslado, aunque admitió que es necesario que el Municipio repita la frecuencia de visita a ciertos lugares para que no pase tanto tiempo.

En este sentido, es necesario reforzar el concepto de que una perra debe ser operada antes del primer celo que suele darse a los seis meses, aunque también pueden hacerlo luego de ser madre. Por otro lado, los machos también deberían ser castrados al año aproximadamente, ya que esto evitaría que siga sirviendo a las hembras sin ningún tipo de consecuencia en su salud. En este sentido, el titular de la PAT indicó que hace poco empezaron a recibir también perros para su esterilización, cuando años atrás eso no sucedía.

En el caso de los animales en situación de calle, si bien desde la Protectora no funcionan como guardería, acuden al animal ya sea para su castración como para su curación. Cuando el caso es muy complejo y se hace difícil para la entidad afrontar los costos, tienen un acuerdo con la Facultad de Veterinarias, desde hace seis años, que los ayuda fuertemente con respecto a lo que son fracturas u otras enfermedades más complejas, según explicó, detallando que así tratan dos problemas semanales que son de gran ayuda.

Cabe destacar que no es un hospital público, sino un ida y vuelta, porque al perro que tiene una patología grave lo tratan y los alumnos ven el trabajo y aprenden. “No se está experimentando con el animal, se cura en forma gratuita y se enseña a la vez, de hecho animales que estaban condenados se han salvado gracias a ellos”, aclaró.

Compromiso provincial

Luego de varias gestiones, tanto PAT como las protectoras de otros partidos, lograron una audiencia con la gobernadora María Eugenia Vidal, de la que también participó el director provincial de Epidemiología, Iván Insúa, y el referente del Programa Nacional de Mascotas Argentinas, Jorge Cuatrin.

“El encuentro fue muy interesante”, determinó Desiati. Vale recordar que estas gestiones se vienen dando desde el año pasado con la intención de delinear una política a nivel nacional y provincial para el control ético de la fauna urbana, ya que no existe un plan concreto que solucione de manera correcta el problema de superpoblación animal.

Se apunta a la generación de programas de esterilización como política de Estado, dado que cuando cambian gobernantes se ven interrumpidos o dejan de funcionar.

Festival Día del Animal

Por otro lado, y recordando también la importancia de la vacunación, Desiati destacó la calidad del festival que se desarrolló el domingo 5 de mayo, en el Murallón del Dique, por el Día del Animal. Allí la Dirección de Bromatologia y Zoonosis de la ciudad estuvo presente de manera muy fuerte, ya que aprovechó a vacunar gratuitamente a muchísimos animales, además de mostrar el carro de castración.

En realidad, a lo largo de abril esa dependencia del Sistema Integrado de Salud Pública (SISP) llevó adelante una campaña de vacunación antirrábica gratuita, que finalizó con el festejo en el Parque de la Industria y el Comercio. La acción se realizó en conjunto con la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Unicen y el Colegio de Veterinarios.

Una buena cantidad de ciudadanos aprovechó la ocasión para actualizar la libreta de salud de sus mascotas con las dosis correspondientes, llevando a perros con correa y a los gatos en gateras, tal como estaba solicitado.

Del evento, con entrada libre y gratuita, también fueron parte muchas de las ONGs que se dedican a la recuperación de animales en situación de calle. Asimismo, sonaron bandas locales como Toboganes a Marte, Tremendo Bembé y Los de Acá Trío. Mientras que para los más chicos hubo una plaza circo a disposición y se regaló chocolate caliente.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario