En Villa del Parque exigen respuestas por la ola de robos y asaltos que no cesa

Vecinos de Villa del Parque exigen respuestas por la falta de urbanización y la ola de robos y asaltos que padecen.

El Eco

Vecinos de Villa del Parque se presentaron espontáneamente ayer en el Municipio con el fin de plantear las problemáticas que padecen hace tiempo y lograron ser recibidos por el secretario de Gobierno Oscar Teruggi y el subsecretario de Protección Ciudadana David Tiffner. En la reunión, expusieron todas las carencias que tiene la barriada y principalmente hicieron foco en el tema inseguridad ya que tuvieron tres asaltos en los últimos días y más de 25 ilícitos en el último mes y medio.

El presidente de la comisión vecinal, Mauricio Sigampa, contó que ayer en horas del mediodía se autoconvocaron con un grupo de habitantes del barrio y fueron al Municipio con la expectativa de ser recibidos por el intendente Miguel Lunghi, considerando que hace varios años que vienen reclamando varias problemáticas y nunca tuvieron respuestas.

Lunghi no los recibió pero sí lo hicieron Teruggi y Tiffner, a quienes les explicaron que decidieron ir directamente sin audiencia previa debido a que enviaron varias cartas solicitando una reunión y jamás fueron respondidas.

“La reunión fue un poco caliente, con David Tiffner tenemos mucho diálogo, él pone la cara y se come todas las piñas, pero la realidad es que nada cambió ni con las cámaras ni con el patrullaje, la verdad que seguimos teniendo la misma cantidad de delitos de siempre”, lamentó.

Y aseguró que hay “todo tipo de delitos” y que para contabilizarlos tomó una hoja y registró todos los ilícitos que figuran en el grupo de vecinos que tienen en el Whatsapp. “Dentro del grupo que somos 86 personas, tuvimos desde el 4 de diciembre que fue la última reunión del foro de seguridad, hasta ahora 24 delitos, sin contar el de Los Patos y Picheutta, que fue el último día de noviembre que desvalijaron una casa. Eso solo dentro del grupo, después hay muchos que no nos enteramos o que no están en el grupo. Esta situación es de todos los días”, afirmó.

Una realidad
compleja

Por su parte, Anabela Tvihaug resumió que la realidad del barrio es “compleja en todos los sentidos” y puntualizó que “el tema de la seguridad nos afecta a todas las personas que vivimos en el barrio, desde dejar el auto en la puerta de tu casa, la garrafa y demás, pero no solo eso, ahora se va a largar a llover y dentro de un rato va a ser imposible transitar por estas calles, ni hablar en el invierno quedamos totalmente anegados porque no pasan los remises, no entran las ambulancias, no pasan los recolectores, y de repente el reclamo tiene que ver con que se invierte mucho para otras partes más turísticas y para este sector no”.

Cuestionó también que se anunció infinidad de veces la obra de asfalto en Del Libertador, la cual hasta ahora nunca se llevó a cabo. Explicó que esa obra sería muy importante porque además de que está intransitable, uniría la zona con De los Granaderos haciendo un “acceso más interesante e intenso en el barrio. Se anunció muchas veces en los medios y nunca llega el asfalto, como tampoco los servicios”. “Acá hay cloacas en una sola calle, no hay gas, hay gente que no tiene los recursos para instalarse la cloaca por más que pase por acá y en eso tampoco tenemos acompañamiento”, manifestó.

Sin resultados

A su turno, María Sol García contó que vive en el barrio hace 5 años pero “hay vecinos que viven hace 30 años y vienen elevando la problemática hace mucho tiempo, si bien el barrio ha crecido muchísimo”.

“Todos hablan de las mismas problemáticas sociales que se vienen arrastrando y hoy nos traen a estar hablando de tres robos a mano armada en tres días. Nos dijeron que tenemos 19 cámaras funcionando en el barrio y no se puede esclarecer nada”, criticó.

Y contó que muchas veces vio delincuentes pasar con televisores, puertas, todo tipo de cosas. “Sabemos con nombre y apellido quiénes son, no porque los conozcamos pero hoy fuimos a la reunión, mencionaron muchos nombres y apellidos, ellos saben muy bien quiénes son, y no pasa nada. La respuesta de ellos es la cantidad de plata que invierten y la pregunta que vuelvo a hacer es cuáles son los resultados”, manifestó.

Ausencias
históricas

En tanto, Anabela Tvihaug consideró que “no se puede pensar que la seguridad es solo que pase un patrullero, o que se detenga a ciertas personas, sino que es también un proceso que implica políticas de educación, culturales, deportivas y falta en el barrio eso también”.

“Hay que pensar también que quien toma la decisión de que su vida esté por el lado de ser un delincuente, también tiene una realidad que tiene que ser contenida y comprendida. Nos afecta, no es que comprendo que me robe, pero sí sé que hay ausencias, y esas ausencias son históricas, tiene que haber otro tipo de presencia del Estado municipal en los barrios”, manifestó.

Excluidos

Por otra parte, Mónica Rojas cuestionó que Teruggi les dijo que se urbaniza teniendo en cuenta la densidad poblacional porque “en Paso de los Andes hay asfalto y cordón cuneta y no hay una casa, en Uncas también, se urbanizó el Parque del Bicentenario, parece que hay un desinterés y una voluntad política”. “Estamos reclamando un proyecto de urbanización integral para que tengamos servicios porque nosotros pagamos como cualquier ciudadano. El barrio está excluido de toda política de urbanización. Las políticas de seguridad van de la mano de un proyecto de urbanización”, manifestó.

Y advirtió que “no queremos que pase una desgracia porque muchos grupos familiares se están armando y nos preocupa”.

Un enfoque
integral

Fabio Knell expuso que plantearon gran cantidad de veces que debe haber un “enfoque integral, no solo desde el punto de vista punitivo sino desde la prevención con inclusión”.

“Hay chicos que salen de la escuela en turno mañana que se encuentran en situación vulnerable y se quedan fumando en la puerta y no logramos que el Municipio ponga una combi para que los lleven a un centro educativo complementario y puedan estar 5 horas más dentro del sistema educativo. Están a la deriva, los usan para cometer delitos porque saben que son menores y entran y salen de las comisarías”, criticó.

Y expresó preocupación porque “a diferencias de otros momentos en los que se saturó el barrio con presencia policial y el delito disminuía, en los últimos meses se saturó con presencia policial y el delito sigue creciendo”.

“No está funcionando el sistema, reclamamos la presencia del Estado en su conjunto. Hoy le pedimos al Municipio que si el problema es la Justicia, que nos acompañe a ver a los responsables para que nos expliquen cómo gente con tantas causas pendientes hoy está circulando en la calle y siguen cometiendo los mismos delitos”, manifestó.

Emergencia

Y enfatizó que se trata de “una situación de extrema emergencia, de extrema vulnerabilidad. En una semana hubo tres robos a mano armada acá a pocas cuadras, se detuvo a una persona pero ayer (por el lunes) hubo otro asalto a las 20.30 atrás de la Casa del Deporte”.

“También da impotencia que de las 25 cámaras que dijeron que iban a estar en diciembre hay 19 funcionando y no puedan registrar al delincuente. La única cámara que tomó al ladrón no le pudo identificar el rostro porque la imagen es borrosa”, fustigó.

Y se preguntó “dónde están los resultados de la gran inversión que se está haciendo. No pedimos nada extravagante, le planteamos muchas veces al Municipio que queremos trabajar en conjunto, que si hay que hacer un fondo de recupero para obras de infraestructura estamos dispuestos a hacerlo y a pagar lo que corresponda. Peor es imposible hacerlo en forma individual si no se encara desde el Estado”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario