Estudiantes de Polivalente volvieron a desplegar su arte para reclamar la finalización del edificio

El Eco

Tras obtener el compromiso del vicegobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Salvador, estudiantes de la Escuela Polivalente de Arte volvieron a desplegar ayer su arte en el edificio de 4 de Abril y Sarmiento para reclamar la reanudación de la obra.

Al igual que otras veces, eligieron hacerlo a través de creativas intervenciones en las que pusieron de manifiesto su decepción frente a tantas promesas incumplidas y el deseo de que finalmente el tan ansiado sueño de poder contar con “un Poli digno” se haga realidad.

Así fue como desde la mañana temprano los alumnos comenzaron a intervenir la escuela, con el apoyo de su directora, Nancy Mazza, demás directivos y profesores, integrantes de la asociación cooperadora, el secretario general de Suteba en Tandil, Hugo González, y el presidente del Consejo Escolar, Cristian Cisneros.

Una bandera central resumía el motivo de la protesta: “Finalización ya. Polivalente”, mientras otros múltiples carteles que coparon las paredes del nuevo edificio agregaban: “Ahorran tanto en educación que nos hacemos millonarios de ignorancia”, “El futuro de nuestra Nación es la educación”, “Por un Poli digno”, “Poli en lucha”, “Merecemos una escuela digna”.

Mientras una banda tocaba, los atriles se desplegaban alrededor del establecimiento, donde los chicos pintaban y dibujaban. La muestra incluyó además una pared a medio terminar hecha con coloridos ladrillos de cartón para visibilizar qué es lo que le falta a Polivalente. En cada uno de ellos, los chicos escribieron diferentes frases que confluyeron en la profunda decepción que sienten al no poder contar con un espacio propio.

Toda la comunidad educativa de Polivalente espera poder estudiar en condiciones dignas, la obra se frenó innumerable cantidad de veces y lamentablemente, así como ya lo han hecho, los chicos tuvieron que volver a salir a la calle a reclamar.

A principios de año, la Provincia decidió desvincular a la empresa que estaba a cargo de la obra y contratar a una nueva, y este viernes se comprometió en la palabra del vicegobernador a reanudar el proyecto en los próximos días.

Lo cierto es que son muchas las promesas y la comunidad educativa está cansada de esperar. Está cansada de mentiras. Sin embargo, lejos está de querer bajar los brazos y, según contaron las chicas del centro de estudiantes, la manifestación de ayer fue el inicio de un plan de lucha que continuará hasta que el reclamo sea escuchado, dentro y fuera de Tandil.

 

“No vamos a

esperar más”

 

Las representantes del centro de estudiantes, Lucía Godoy, Manuela Rabitti y Sofía Reynoso, contaron a El Eco de Tandil que la iniciativa surgió frente a la falta de definiciones por parte de los funcionarios bonaerenses sobre la reanudación de la obra. “Hablamos con los directivos y les dijimos que había que hacer algo ya. La idea se fue modificando hasta que llegamos a los ladrillos y a tocar la puerta de Poli”, detalló Reynoso.

Por su parte, Godoy se refirió al encuentro que mantuvieron este viernes en el Hotel Libertador con el vicegobernador Daniel Salvador con el objetivo de acercarle una carta en la que plantearon la preocupación de toda la comunidad educativa por esta situación y pedirle también que el reclamo “llegue más arriba”.

En tanto, Manuela Rabitti confesó que no se quedaron “tranquilas” tras la reunión y por eso decidieron implementar la primera “medida de lucha” de otras que llevarán adelante hasta obtener una respuesta favorable.

“Estamos difundiendo números de políticos y de sus twitters, así toda la comunidad de Tandil nos ayude con el tuit: `finalización de la obra ya´, etiquetando a todos ellos”, pidió la estudiante.

Afirmó que ya no esperarán más y la idea es seguir con este plan de lucha constante. “Necesitamos además ayuda para llegar a los medios nacionales. Si alguien tiene llegada real a ellos, nos estaría ayudando mucho”, dijo.

 

La necesidad

del espacio

 

Seguidamente, Reynoso se refirió a la pared de ladrillos que realizaron para visibilizar lo que le falta a Polivalente. “En principio iban a hacer globos, pero era muy contaminante, así que hubo un cambio. Pensamos qué le falta a la escuela y dijimos paredes, y qué podemos hacer: ladrillos. Así que estuvimos ayer (por el viernes) todo el día confeccionándolos. Los chicos más chiquitos fueron los que más se coparon. Cada uno expuso lo que sentía y lo que creía que necesitaba que se escuche”, contó.

Por último, volvió a remarcar la necesidad que tiene toda la comunidad educativa de poder contar con un edificio en condiciones. “Una escuela como la nuestra con actividades artísticas que necesitan sus espacios puntuales tiene que tener un edificio en condiciones”, sostuvo.

En tanto, Godoy expresó que “es una pena porque queda muy poquito para terminar la obra. Es casi irónico porque siempre están cortándola cuando no falta nada. Hay un cartel por ejemplo en el que escribimos todas las fechas en que se cortó y se retomó la obra, y varios otros que hablan de la unión. Dicen: `nos queremos todos juntos´ y es verdad porque desde el centro de estudiantes tal vez queremos apoyar a los de primero y no estamos con ellos porque están en la otra escuela, y eso es muy difícil también”.

 

El apoyo de

los padres

 

Por su parte, el presidente de la asociación cooperadora, Marcos Barrionuevo, celebró la iniciativa de los chicos de volver a visibilizar el reclamo que vienen llevando adelante por “un Poli digno”.

“Como padre, también con formación en escuela pública, apoyo esta actividad desde el primer momento. Tenemos que estar y participar con la misma idea: dejar de ser espectadores para ser protagonistas. Ese es el slogan de esta nueva gestión de la cooperadora”, aseguró.

Finalmente, confió en que pronto se reanudarán las tareas y consideró que “lo último que se pierde es la esperanza, así que seguiremos acompañando a los chicos y haciendo lo que sea necesario. Nos queda nada más que un 20 por ciento de la obra y queremos darle el final que se merece esta larga historia”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario