La Red de Puntos Limpios recibió más de 400 mil kilos de residuos en el año

La Red de Puntos Limpios consiste en la generación de espacios cerrados y vigilados donde se reciben, previamente seleccionados y de manera gratuita, ciertos tipos de residuos sólidos urbanos inorgánicos.

Cada tipo de residuo separado y clasificado es retirado por instituciones, con las que el Municipio desarrolla diferentes programas, que le permiten generar fondos para la concreción de sus proyectos.

Si bien el informe detalla el trabajo desarrollado durante el año en las dos estaciones que hay en la ciudad, hace algunos días el Municipio abrió una tercera sede en María Ignacia Vela y espera abrir una en el predio del club Hípico durante los primeros meses de 2018, para cubrir la demanda de los barrios ubicados al norte de la ruta 226.

Con esta iniciativa, que se complementa con otros programas desarrollados por el Gobierno comunal, se busca disminuir el volumen de residuos sólidos urbanos domiciliarios que tiene como destino el relleno sanitario, aprovechar los materiales contenidos en los residuos que son susceptibles de un reciclaje directo, promover la responsabilidad en la continuidad en el consumo y en la generación de residuos para consolidar el compromiso en la gestión desde el origen y fortalecer vínculos institucionales con organizaciones sociales que buscan aprovechar clases de residuos para mejorar la calidad de vida comunitaria.

El Punto Limpio recibe botellas de plástico, papel, vidrio, cartón, latas, envases de tetra brik, rezagos informáticos, pilas, aceite vegetal usado, telgopor, plástico de embalaje y objetos voluminosos como colchones o marcos de puertas, todo previamente clasificado.

Cifras

De acuerdo al informe brindado por la Dirección de Medioambiente, durante 2017 se recibieron 446.050 kilos de residuos. De ese total 202.800 kilos fueron de papel, 123.660 de vidrio, 80.450 de plásticos y 32.000 de rezagos informáticos, siendo estos los tipos de residuos que más acercan los vecinos.

Además las estadísticas, confeccionadas por el área dependiente de la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas, señalan que en promedio se recibieron 1.548,78 kilos por mes y que se atiende a más de 2.000 vecinos por mes.
También se resalta que en la comparación interanual 2015 a 2016 se registró un aumento del 20 por ciento, mientras que 2016 a 2017, la cifra de incremento de residuos recibidos llegó al 22 por ciento.

Héctor Creparula, responsable de la Dirección de Medioambiente, indicó que “estas cifras nos marcan que venimos trabajando de muy buena manera y por el buen camino. Cada vez son más los vecinos que se acercan a los puntos limpios, la experiencia es por demás exitosa y por eso el intendente Lunghi nos encomendó profundizar esta línea, por lo que abrimos el punto limpio de Vela y en poco tiempo tendremos una cuarta estación al norte de la Ruta 226”.

“Este año pudimos incorporar la recepción de algunos nuevos materiales como telgopor y plástico de embalaje, y estamos trabajando para ampliar la cobertura a nuevos residuos que esperemos concretar durante 2018”, agregó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario