La seguidilla de amenazas de bomba en escuelas registró su pico máximo con once nuevos casos

Serios trastornos en los establecimientos educativos que siguieron en jaque frente a las amenazas anónimas.

El Eco

Una caótica mañana se vivió ayer en la ciudad a raíz de once nuevas amenazas de bomba en distintos establecimientos educativos y ya ascienden a 25 los casos registrados en las últimas dos semanas. En todos ellos se trató de falsas alarmas que obligaron a las autoridades a evacuar los edificios y suspender las clases, mientras la policía avanza con una exhaustiva investigación para dar con los autores de las intimidaciones.

En esta oportunidad, las escuelas afectadas por esta modalidad delictiva, que no cesa, fueron nuevamente la Técnica 2, la Media 8 -exComercio-, Normal, Sagrada Familia, Secundaria 1 y Polivalente de Arte, y se sumaron Ayres del Cerro, San José, Media 2, la 37 y Nuestra Tierra.

Los llamados comenzaron alrededor de las 7.30 y fueron registrándose en el transcurso de la mañana, prácticamente en su totalidad a través del sistema de Emergencias 101 Mejorado, excepto en la Media 8 que ingresó directamente a la escuela.

En todos los casos, la policía desplegó el operativo de rigor y se procedió rápidamente a la evacuación de directivos, docentes y alumnos de los respectivos edificios a la espera de los efectivos de la Brigada de Explosivos, con sede operativa en Azul, quienes arribaron a la ciudad y ratificaron que una vez más se trató de falsas alarmas.

Las once instituciones se vieron obligadas a suspender las clases en el turno mañana, mientras que las que tienen actividad durante la tarde resolvieron reanudar la jornada con normalidad.

Este martes, las alertas se habían registrado en las secundarias 1, 8, 10 y Técnica 2, y hasta aquí ya ascienden a 25 los hechos ocurridos en las últimas dos semanas, que no solo provocan serios trastornos en el ámbito educativo, sino a toda la ciudadanía en general.

Frente a este preocupante escenario, la policía avanza con una exhaustiva investigación para dar con los responsables. Sin demasiadas precisiones, fuentes oficiales confiaron que los involucrados serían menores y mayores, quienes habrían actuado de manera organizada.

La investigación

En diálogo con el programa “La Ciudad” de El Eco Multimedios, el jefe de la seccional Primera, comisario Carlos Yañes, admitió que están “bastante consternados con el tema” y abocados en cada una de las comisarías a la investigación por orden del jefe departamental.

“Tenemos varias hipótesis, estamos en una etapa investigativa”, afirmó minutos luego del mediodía, y deslizó que una vez que terminaran de recolectar la información harían la respectiva presentación ante la fiscalía para poder avanzar con distintos allanamientos.

Entre los primeros datos confirmó que los llamados fueron realizados por diferentes personas, algunas lo hicieron en grupo y otras de manera individual, y habría mayores y menores involucrados. Entre los presuntos autores, Yañes indicó que “hay un grupo bastante organizado por lo que estamos investigando, que estaría conformado por mayores de 18 años”.

Alumnos de la Escuela Polivalente de Arte debieron desalojar el edificio de calle Pinto y Alem.

El procedimiento

Sobre el procedimiento que llevan adelante, el jefe de la seccional Primera explicó que “los llamados son todos grabados y analizados luego por nuestro equipo de inteligencia que nos va brindando la información, más todas las pruebas que vamos recopilando en la calle, que es lo que le presentaremos al fiscal para que él pueda trabajarlo y pedir los allanamientos lo antes posible”.

En el marco de la investigación, aseguró que además de los llamados telefónicos también se analiza la información que circula por las redes sociales. En efecto, Yañes pidió finalmente la colaboración de padres y alumnos para dar con los responsables. “Todo esto genera mucha complicación, ya sea para las escuelas y los chicos, y también para nosotros porque estamos haciendo mucha movilidad de gente que cuesta mucho dinero. Además del tiempo, nosotros derivando los vehículos a esos lados dejamos de proteger a otros sectores”, lamentó. u

La actuación de Jefatura Distrital

Por su parte, el inspector jefe de la Distrital Tandil, Rodolfo Badín, brindó detalles del trabajo que había realizado a raíz de los últimos hechos registrados y que reavivaron la preocupación de la comunidad educativa.
En primer lugar, confirmó que ya había denunciado los once llamados recibidos en distintas escuelas en la UFI interviniente y se había comunicado con el secretario de Gobierno para establecer alguna vía de “intercepción de los llamados”. Además, dijo que se había reunido con autoridades policiales para avanzar con la investigación para dar con los responsables de las intimidaciones.

“Estamos trabajando en esto desde la semana pasada cuando tuvimos el inicio de esta seguidilla de amenazas de bomba. Ya empezamos a trabajarlo con las UFI a través del abogado de Legal y Técnica de la Dirección General de Escuelas de Necochea que vino a ratificar las denuncias porque como son causas penales tenemos que darle intervención”, afirmó Badín.

En ese sentido, el inspector jefe de la Distrital Tandil remarcó que a diferencia de otros años, ahora “estos casos son abordados desde la Gobernación y la Dirección General de Escuelas como causas penales, donde hay intervención de la Justicia y de las UFI. Esto dentro del protocolo que se agregó en relación al año pasado cuando hubo muchas amenazas de bomba en el resto de la provincia de Buenos Aires”.

Por último, además de las acciones anteriormente mencionadas, Badín contó que había confeccionado un memorando informativo donde acompañó el protocolo de actuación previsto para estas situaciones de emergencia y, junto a los inspectores, indicó a los equipos directivos que realicen charlas con los alumnos, den intervención a los centros de estudiantes para que los mismos chicos puedan tomar conciencia sobre estos hechos y también informen a los padres respecto a qué este tipo de amenazas constituyen un delito penal.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario