Lanzaron un plan piloto para cobertura de riesgos climáticos para establecimientos lecheros

Se trata de un proyecto gestionado por Lechería provincial, Agroindustria y el Inta, que apunta a paliar las consecuencias del cambio climático. Tandil fue la ciudad que eligieron para el lanzamiento y luego seguirán por el resto del país. La cobertura pagará hasta seis eventos mensuales por año y la póliza durará de dos a tres años. En la visita también recorrieron las obras concluidas en el camino que une María Ignacia y Gardey.

El presidente de la Sociedad Rural de Tandil, Ángel Redolatti, junto a Hugo Rossi de Agroindustria y Juan José Linari de Lechería provincial.

El Eco

La Secretaría de Agroindustria y la Dirección de Lechería provincial dieron a conocer un nuevo proyecto que desarrollaron a través del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), que se trata de un seguro índice para los productores lecheros. La sede de la Sociedad Rural de Tandil fue protagonista de la primera presentación a nivel nacional de esta herramienta, que apunta a reducir los impactos climáticos. La apertura del encuentro estuvo dada por el presidente de la entidad local, Ángel Redolatti, quien se mostró muy agradecido porque la ciudad haya sido la elegida para exponer el proyecto.

La charla denominada “Transferencia de riesgos en lechería y Coberturas disponibles para establecimientos lecheros” estuvo encabezada por Hugo Rossi, coordinador de la secretaría de Agroindustria; Martín Copello, asesor de la misma cartera; Juan José Linari, director provincial de Lechería; Laura Gastaldi del Inta Rafaela, además de productores y titulares de la Cuenca Mar y Sierras.

El plan piloto dispara el pago de una indemnización cuando se alcanzan determinados valores en lluvia y se trata de una de las primeras iniciativas para cubrir las actividades agropecuarias de las consecuencias del cambio climático.

El producto, que estará próximamente a disposición de los tamberos de las distintas cuencas lecheras, es un seguro paramétrico que cubre los excesos y déficits de lluvias a través de un índice correlacionado con la producción de leche.

El índice refleja la situación climática registrada en la estación meteorológica próxima al predio que ha contratado el seguro y dispara el pago de una indemnización cuando se alcanzan determinados valores.

Laura Gastaldi fue la encargada de presentar el nuevo esquema y destacó que teniendo en cuenta la cantidad de estaciones meteorológicas habilitadas conforme a las exigencias del nuevo seguro, en la provincia de Buenos Aires podrían acceder al producto en una primera etapa unos 200 establecimientos tamberos, concentrados fundamentalmente en las cuencas Mar y Sierras y Oeste de Buenos Aires.

La cobertura pagará hasta seis eventos mensuales por año, a la vez que la póliza tendrá una duración mínima de dos a tres años, asimismo la prima comercial variará entre 1,20 por ciento a 1,70 por ciento de la suma asegurada anual según la zona geográfica.

Por otro lado, indicó que la suma asegurada máxima es la producción anual de leche de cada tambo, con promedio de dos años previos, y la cifra asegurada anual se mensualiza usando un índice estacional común para todos los tambos.

Por último, la prima comercial y las indemnizaciones estarán ligadas al precio de la leche que publica mensualmente la Dirección Nacional Láctea del Ministerio de Agroindustria de la Nación, estimado a partir de todas las compras de leche cruda realizadas a través de la Liquidación Única Mensual Electrónica (Lume).

 

Herramienta para el futuro

“Es una de las herramientas que vimos que tiene futuro en el mundo, porque se adaptan muy bien a la dinámica actual de lo que es el cambio climático o el riesgo de mercado”, explicó Juan José Linari, detallando que mientras el productor escoja esta opción va a estar cubierto frente a eventos que perjudiquen su nivel de producción.

De acuerdo a lo que contó Hugo Rossi, fue una idea que trazaron a principio de año cuando lanzaron la Mesa Nacional de riesgo agropecuario, que incluye no solamente este tipo de seguros, sino también todo lo que está relacionado a la mejora de accesos a los establecimientos, entre otros objetivos.

“Elegimos esta cuenca para el lanzamiento porque aquí encontramos muchos productores de punta, dispuestos a adoptar tecnologías innovadoras e incorporar herramientas nuevas, luego seguiremos por el resto del país”, apuntó el subsecretario de coordinación política del ministerio de Agroindustria.

 

Los caminos rurales, otro objetivo de visita

Previo al evento, el representante de Agroindustria realizó una recorrida regional que incluyó la revisión de obras sobre caminos rurales que se vienen desarrollando con el Fondo Nacional de Emergencia Agropecuaria. El viaje incluyó la supervisión del mejorado de un trayecto que une las localidades de María Ignacia y Gardey, con lo cual se mostró muy conforme y contó que ya está terminado. Hace poco más de un año el Municipio y la Cooperativa Vial acercaron la inquietud, presentaron un proyecto y junto a los fondos de Agroindustria pudieron en seis meses cumplir con el objetivo.

En este caso puntual, la obra consistió en la toma de material de los costados de la calle que fueron colocados en la vía de tránsito con el fin de elevarla, a su vez se aportó una capa de piedra sobre esa superficie concluyendo con un “entoscado”. “Justo cuando estábamos recorriendo pasaron varios usuarios por la zona del balneario y se mostraron muy contentos con el cambio”, aseguró. Asimismo destacó la importancia del camino por la alta circulación que padece. “Los productores necesitan salir seguido y se les hacía imposible”, dijo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario