Los abuelos de la nena fallecida se mostraron molestos ante la versión del Hospital de Niños

Gladys Vergara y Jorge Beltrán son los abuelos de Valentina, la nena recientemente fallecida luego de contraer el Síndrome Urémico Hemolítico, quienes se mostraron molestos por lo expresado por la directora del Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas, doctora Marta Brea, al contar lo acontecido.

Lejos de buscar una polémica por lo sucedido y con la angustia que les ocasionó lo sucedido, quisieron hablar para evitar que otra familia pueda pasar por lo mismo y para contar la otra versión de la atención recibida, que difiere del relato expresado por las autoridades.

Gladys Vergara comenzó contando cómo se fue dando la involución de la pequeña. Aseveró que “a la nena la traen el 20 de septiembre al Hospital porque estaba solo con fiebre. La atendieron en la guardia y le dijeron a los papás que compraran unas sales para que no se fuera a deshidratar. En ningún momento le expresaron que tenía gastroenteritis como dijo la profesional”.

Narró que “Valentina seguía igual, con días en que tenía fiebre y días que no, pero sin diarrea. El sábado 23 ellos viajaron hasta Napaleofú donde vivimos nosotros, y la nena estaba decaída, no era la vivaracha de siempre. Ahí empezó con diarrea, donde mi hija la cambió dos veces y era con bastante sangre. El pediatra de ellos era Calistro pero no se encontraba, sino no hubiera pasado esto. La derivan al Centro de Salud de San Manuel y ahí la pediatra que la atendió dijo que estaba deshidratada y que de manera urgente había que llevarla a Lobería o Tandil”.

Beltrán agregó que “ese sábado por la tarde la trajeron al Hospital de Niños, serían alrededor de las 19 y la nena no presentaba fiebre. La atendieron y nos dijeron que regresemos a nuestra casa, entonces ahí mi hija le dijo que vivíamos en el campo y que si pasaba algo quedaba lejos traerla, por lo que la persona que atendió a Valentina le dijo que se iba a quedar internada y le iban a colocar un suero para que no se deshidrate”.

Continuaron contando que “el domingo el cuadro clínico de la nena seguía siendo el mismo y le empezaron a realizar análisis. Mi hija contaba que aparecieron chicas nuevas como que estuvieran haciendo un aprendizaje en el Hospital y no le podía sacar sangre, pinchándola a Valentina por todos lados. Luego hubo que darle una medicación y se le volcó encima de la beba”.

El abuelo, aún dolorido por lo sucedido con una de sus nietas, expresó que “capaz que la directora que habló con los medios no está enterada de esto, seguro que salió a decir lo que le contaron a ella, pero no es lo que pasó. No le quiero echar la culpa a esa profesional”.

Manifestó que “el lunes el panorama no cambiaba y nos dijeron que veían muy mal a la nena por lo que había que derivarla a Mar del Plata, donde llegamos a las 2 de la madrugada del martes”.

Estado crítico

Detallaron que “cuando llegamos, el doctor que nos atendió nos dijo que la nena estaba mal, que la habían dejado estar y que deberíamos haber ido mucho antes”. Con angustia dijo que “acá nadie nos supo decir qué tenía y la directora (NdR: Marta Brea) menciona como que sospechaban que podría ser el Síndrome Urémico Hemolítico, pero a mi hija y su marido no les dijeron nada, sino hubiéramos salido mucho antes para Mar del Plata. Recién cuando se vieron muy complicados acá la derivaron”.

Recordaron que “los doctores nos hablaron muy bien y nos expresaron que Valentina estaba muy complicada y que ellos iban a realizar todo lo que estuviera a su alcance para intentar recuperarla. Le hicieron diálisis hasta el viernes cuando se descompuso y el virus había afectado el cerebro, falleciendo el sábado 30 de septiembre”.

Familia
destrozada

No dudaron en asegurar que “la familia está destrozada y además mi hija siente, al leer la nota de esta profesional, que tiene la culpa de lo que pasó, por lo que estamos conteniéndola a una mamá de 24 años que pierde a su hija”.

Volvieron a remarcar que “no queremos entrar en polémicas de ningún tipo en un momento tan feo que estamos atravesando. Simplemente queremos contar la otra versión que quizás la doctora no la conozca y puede servir para corregir cosas y para salvar una vida. Ella debe estar contando su verdad, pero hablando de esta forma quizás lo lea y le permita corregir el funcionamiento”.

“En Mar del Plata -señalaron- nos comentaron que en Tandil es donde más casos con Síndrome Urémico Hemolítico hay y no saben las razones. Pero nadie hace una campaña de concientización tampoco. Otra cosa que nos mencionaron es que no entienden cómo teniendo a un presidente que nació en la ciudad, el Hospital de Niños no cuenta con el aparato que permite hacer las diálisis que sería un avance importante para Tandil. También mencionaron que de esta ciudad siempre mandan a chicos cuando ya no saben más que hacer”.

Por último manifestaron que “hoy nos tocó a nosotros y ojalá que no le toque a nadie más porque es una enfermedad muy complicada”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario