Los camilleros iniciaron un paro y el Ejecutivo solicitará la conciliación obligatoria

El reclamo del sector de los camilleros del Hospital condujo a una medida de fuerza que busca evidenciar el deterioro de los elementos para realizar el traslado de los pacientes en camillas y sillas de ruedas. Reclaman además la incorporación de trabajadores y el pago de una bonificación. El Ejecutivo solicitará la conciliación obligatoria para destrabar el conflicto.

El Eco

Personal del área de salud pública del Hospital Ramón Santamarina que desempeña tareas como camilleros, inició durante la mañana del lunes un paro de actividades en reclamo al mejoramiento de las herramientas de trabajo para cumplir la función de traslado de los pacientes dentro del nosocomio central, del Hospital de Niños y en el Centro de Salud Mental.

Entre los puntos que fueron solicitados formalmente al Departamento Ejecutivo en el mes de diciembre, suscriben la renovación de camillas y sillas de ruedas, la incorporación de dos trabajadores para reforzar las tareas que cumplimentan y el reconocimiento del pago de una bonificación por servicio.

En diálogo con el ciclo radial Dulce o Amargo (104.1 Tandil FM) el secretario de organización del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil (STMT), David Marconi, indicó que “las demandas puntuales fueron debidamente notificadas al Ejecutivo a través de los responsables del Sistema Integrado de Salud Pública (SISP) hace más de 30 días y ante la falta de respuesta, el sector decidió iniciar una medida de fuerza”.

En cuanto a los elementos de trabajo el referente gremial explicó que “existieron algunos recambios parciales que llegaron por medio de donaciones de particulares pero entendemos que es el Estado el que debe dar una solución concreta ante una asistencia tan primordial para el paciente y para el equipo de salud en su conjunto”.

En relación al estado de deterioro de los insumos, Marconi describió que “actualmente hay camillas que tienen los tapizados encintados, les faltan ruedas o están rotas, muchas sillas tienen apoya pies o sus respaldos están provisoriamente atados con precintos y esta no es la forma de transportar a los pacientes”.

Por otra parte, señaló que el sector busca incorporar más trabajadores al plantel habida cuenta que la plantilla se redujo en pocos años de 12 personas a un total de 8, incluyendo al coordinador del área. “Necesitamos un mínimo de dos ingresos para poder reforzar las tareas ya que los compañeros están trabajando para las tres instituciones del polo sanitario”.

El tercer punto solicitado, hace referencia a un reconocimiento económico. En este sentido Marconi aseguró que “no estamos pidiendo un bonificación excepcional, sino que se incluya al grupo de trabajadores dentro de este beneficio que actualmente lo perciben otras áreas”.

Propuesta insatisfactoria

El transcurso de la jornada, estuvo signado por reuniones que llevaron adelante los referentes sindicales con las autoridades del Sistema Integrado de Salud Pública (SISP), encabezadas por el presidente del ente descentralizado, Gastón Morando y del vicepresidente, Matías Tringler.

La cúpula directiva notificó por escrito y en dos oportunidades la respuesta a los puntos solicitados por los trabajadores pero el personal sanitario luego de varias asambleas, desestimó la propuesta.

“Nos acercaron en primera instancia una nota en la que informaron que la semana entrante estarán llegando dos camillas y que abrirán una licitación para una compra mayor pero no se mencionó nada en relación a la incorporación de personal y de la percepción de la bonificación”, aseveró Marconi.

Cerca del mediodía, las autoridades del SISP acercaron un nuevo acuerdo, pero “solo fue una aclaratoria que indicaba que evaluarán lo del personal y sujetaron el tema del plus por tareas al Manual de Funciones, cuando en realidad no se está pidiendo un pago extra sino que los camilleros sean incluídos en un sistema de bonificación ya existente”

La palabra oficial

Ayer en horas de la tarde, el presidente del Sistema Integrado de Salud Pública, Gastón Morando, comunicó que en vías de solucionar el conflicto el Ejecutivo solicitó ante el Ministerio de Trabajo bonaerense el pedido de conciliación obligatoria.

“Creemos que es un tema delicado y un área muy sensible por ello hemos decidido dar intervención al Ministerio para que se pueda garantizar el servicio de salud”, informó Morando. La cita en la dependencia de calle Pinto será a las 9.

El funcionario hizo hincapié el la voluntad de diálogo que se mantuvo durante la jornada en la que se llevaron a cabo una serie de reuniones junto a los trabajadores afectados y los referentes sindicales y en la que “se evaluaron todos los puntos que solicitaron fueran atendidos, aunque tal vez la respuesta no fuera satisfactoria”.

Según indicó “ya se han incorporado 6 nuevas sillas ruedas a las que se les realizará una intervención para el pie del suero y se están realizando las gestiones para incorporar 8 camillas que estarán operativas en una semana, más allá de que estamos buscando poder reparar algunas existentes”.

“Creemos que el punto que dio origen a la medida de fuerza, no ha sido el tema de los insumos en sí, sino el reclamo por la bonificación para lo cual hemos planteado la metodología del Manual de Funciones”, aseveró Morando.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario