Los centros de salud privados suspenderán la atención por IOMA en tanto no se cumplan los plazos para el pago

“Si tenemos suerte no llegaremos a ninguna suspensión de servicio, pero hasta ahora no hemos recibido ninguna respuesta”, sostuvo Ricardo Saracca de la Clínica Chacabuco.

El Eco

Tras un largo debate que llevaron a cabo ayer las instituciones médicas privadas en Fecliba en Azul, resolvieron iniciar un plan de lucha que consistirá en la suspensión de servicio a través de IOMA.

La totalidad de las instituciones que componen al distrito octavo participaron del encuentro en el que analizaron la gravísima situación que afrontan como consecuencia de la falta de pago por parte de la obra social de las prestaciones vencidas del mes de noviembre de 2017 y en período de pago de las prestaciones de diciembre de 2017.

Del debate se desprendió una nota dirigida al presidente de Fecliba central, Néstor Porras, mediante la cual anuncian los pasos a seguir ante la mora producida y la falta de confirmación de los pagos mencionados.

Dicho plan de lucha comprende: “Suspensión de servicios por 24 horas para el 26 de febrero de 2018, excepto urgencias, sino se efectivizan los pagos de las prestaciones de noviembre de 2017 al día 23 de febrero de 2018”. Además, esta medida continuará “para los días 5, 6 y 7 de marzo de 2018” si sigue sin saldarse la deuda al 2 de marzo.

Uno de los que participó de la reunión fue Ricardo Saracca, administrador de la Clínica Chacabuco, y contó que en las tres horas de debate alguna clínica propuso comenzar con el corte inmediatamente, pero lograron coincidir de manera unánime en la medida que finalmente fuera firmada por todas las entidades. “Ahora tenemos que esperar a ver si IOMA hace los pagos y, si tenemos suerte, no llegaremos a ninguna suspensión de servicio. Hasta ahora no hemos recibido ninguna respuesta”, sostuvo. Además, agregó que todavía podrían sumarse otros distritos.

Con respecto al paro, demarcó que “las urgencias siempre son atendidas, pero se suspende todo lo programado, ni se atiende por guardia”.

Saracca alegó que fue una reunión en la que se dialogó mucho porque también se plantearon otros temas que preocupan, “como la actualización de valores, aunque la prioridad es el cobro de la deuda”.

Actualización
de valores

En la misma nota aclaran que “en su momento” elevarán una solicitud para que se adecúen los aranceles modulados de IOMA en referencia a sus costos prestacionales, así como también se pueda recuperar la pérdida sufrida sobre los índices de ajustes aplicados sobre el 2017.

“IOMA se ha quedado muy abajo con los valores, el año pasado aumentó un 18 por ciento cuando sabemos que la inflación ha sido mucho más alta, y este año todavía no han aumentado nada”, explicó.

De acuerdo a lo que estuvieron conversando ayer, para recuperar los valores de 2017 tendrían que estar hablando de un 24 a 25 por ciento. “No pretendemos que nos paguen todo junto, lo pueden hacer en dos veces, el tema es que no hay propuesta de nada”.

Si bien se sabe que hubo cambio de autoridades, más la implementación de este nuevo sistema operativo que habría sido el causante del retraso en los pagos, no creen que sea una traba para cumplir con los prestadores. “Si quieren solucionar el tema pueden hacer un pago a cuenta en base al promedio de los últimos seis meses, pero no vemos que quieran solucionarlo”.

Cabe destacar que las instituciones adheridas a este plan son el Sanatorio Azul, la Clínica San Martín, el Instituto Lobos, la Clínica María Auxiliadora, el Instituto Médico de Olavarría, la Clínica Saladillo, el Sanatorio Tandil, Cemeda, la Clínica Chacabuco y el Instituto del Diagnóstico.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario