fbpx Padres y alumnos del Jardín 901 marcharon por justicia y obtuvieron el apoyo del Municipio – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Padres y alumnos del Jardín 901 marcharon por justicia y obtuvieron el apoyo del Municipio

Con los más pequeños encabezando la movilización, pidieron respuestas y apoyo para que no se siga dilatando la resolución del caso del chico abusado. Ayer, finalmente le realizaron la pericia médica y ahora aguardan por la Cámara Gesell. Fueron recibidos por el Intendente y otras autoridades, quienes se harán cargo de un abogado que los represente y se comprometieron en agilizar los trámites pendientes.

El Eco

Al grito de “Justicia” y “los niños no se tocan”, padres y alumnos del Jardín de Infantes 901 marcharon desde España y Rodríguez hasta la Municipalidad en busca de apoyo ante la delicada situación que atraviesan.

Con los pequeños encabezando la marcha, se movilizaron mostrando carteles con pedidos contundentes como la renuncia inmediata de la directora del jardín, un Estado y educadores presentes, y una justicia despierta, atenta y rápida. Además, en sus mensajes aseveraron que no le puede volver a pasar a nadie más. Sin más instrumentos que sus voces, palmas y el brillo en los ojos por la angustiante situación, el grupo avanzó en busca de respuestas.

A poco más de una semana de haberse enterado del abuso que habría sufrido uno de los niños de la salita de cuatro, donde otros compañeritos fueron testigos, los familiares aún no han obtenido respuesta de la institución educativa y piden que desde el punto de vista judicial se agilicen los trámites.

“Queremos hacer las cosas lo mejor posible, que toda la gente de Tandil vea lo que nos está pasando y generar conciencia para que nadie más pase por esto”, señalaron.

Luego de la información cruzada que tuvieron con el turno para la revisación del menor, el pedido con urgencia del Fiscal Marcos Eguzquiza tuvo asidero ayer y finalmente pudieron realizarle la pericia. Aunque el resultado arrojó que no presentaba daños internos, los padres advirtieron que no significa que el hecho no haya sucedido, ya que la médica que lo examinó reveló que al haber sido leve en el 80 por ciento de los casos no quedan secuelas físicas.

Ahora Eliana y Andrés, papás de la víctima, esperan que se resuelva la disposición de la Cámara Gesell lo antes posible. También entre los pendientes está poder acceder al informe que arrojaron desde el Hospital de Niños, ya que todavía no entienden desde dónde surgió la información que el mismo pudiera contener.

Por otro lado, revelaron que aún no cuentan con un abogado que los ampare, incluso pensaron que les darían algún defensor oficial, pero como no sucedió, están buscando por sus propios medios.

Finalmente, y tras una breve espera, los padres del niño abusado fueron recibidos en el Municipio por el intendente Miguel Lunghi; el jefe de Gabinete Julio Elichiribehety; el secretario de Protección Ciudadana Atilio Della Maggiora; el titular del Consejo Escolar Cristian Cisneros; la secretaria de Desarrollo Social Alejandra Marcieri; la jefa de Inspección de Educación Carola Figueroa; y la directora del Hospital de Niños Manuela Beazley. Allí lograron encontrar muchas de las respuestas esperadas.

La institución ausente

Aunque aseveraron que en este momento no les queda otra opción que confiar en la Justicia, no les estaría demostrando que así pueda ser. De todas maneras, a su parecer, el principal responsable de todo lo que ocurrió es el propio Jardín de Infantes, porque son sus educadores los que tienen que cuidar que los niños no pasen situaciones como la que atravesó su hijo.

“Nosotros confiamos en la institución y le damos lo más vulnerable que tenemos los padres que son nuestros hijos, así que son los primeros causantes de este error”, indicó Andrés. En el mismo sentido, remarcó que en ningún momento han tenido respuesta alguna desde las autoridades escolares, ni su apoyo, de hecho en todo este tiempo nadie los ha contactado para conversar sobre lo sucedido. “Se borraron completamente”, dijo indignado.

Eliana, a su vez, confirmó que tanto el profesor acusado como la maestra a cargo de la salita, “están provisoriamente separados, aunque a esta altura, ya deberían estar fuera del cargo”.

“Nosotros estamos enojados con la directora, porque ni siquiera sabíamos que nuestros hijos iban a tener un profesor de teatro. Estaba hace dos meses, dio dos clases e hizo esto con varios nenes”, exclamó, y enfatizó que piden su renuncia.

Cabe destacar que los niños de cuatro años siguen sin asistir al jardín, porque no hay ninguna docente designada para el cargo de titular, como tampoco lo hay para el puesto de profesor de teatro. “Queremos lograr una reunión con el Distrito de Educación para que nos presenten a quienes ocuparán esos lugares”, dijeron los papás.

Al respecto, también cuestionaron a la jefa Distrital de Educación, Carola Figueroa, porque no se ha comunicado con ellos y por lo tanto nunca han tenido la posibilidad de reunión. Si bien el jardín sigue funcionando normalmente, remarcaron que los alumnos no están yendo, ni van a ir en tanto no obtengan respuesta.

Una enseñanza desde el dolor

Con la voz temblorosa y lágrimas en los ojos, Eliana remarcó que su hijo habló y dijo lo que le pasó, aunque le hayan “querido tapar la boca”. Pero manifestaron que esta fortaleza del niño para referirse al hecho fue algo que ellos mismos le inculcaron, ya que revelaron que ambos progenitores sufrieron abusos en su infancia y ellos no tuvieron la valentía para expresarlo.

Justamente ante el temor de que el pequeño pueda atravesar algo similar, siempre le enseñaron a comunicar cualquier cosa que le pasara. “Mi hijo estaba instruido para hablar, dijo que fue abusado y lo quisieron callar, por eso quiero una respuesta ya y que se solucione de inmediato”, dijo llena de angustia.

Por su parte, Andrés sostuvo que con la manifestación también buscaron visibilizar ante toda la sociedad y que cada vez que un nene sufra un episodio de este tipo lo comente, que no se calle.

Se manifestaron muy agradecidos con los padres de las distintas salas que los acompañaron en la mañana de ayer, ya que aseguraron que es gracias a la fortaleza de esa unión que pueden seguir adelante para lograr justicia.

 

Desde el Ejecutivo llegaron las respuestas esperadas

La reunión en la intendencia fue larga, pero fructífera. Al salir, el papá del niño agredido se mostró sorprendido porque les dieron todas las herramientas necesarias para poder afrontar la situación. Así, Andrés contó que tanto el Intendente como todo el equipo se pusieron a su disposición.

Uno de los primeros pasos a seguir, entonces, tiene que ver con encontrar un abogado que los represente, ya que venían manejándose de forma independiente. “Como está la situación no es fácil suscribir a uno, pero el Municipio nos da esa accesibilidad a través del plan Acceder, mediante el cual nosotros elegimos al letrado y ellos se hacen cargo de los gastos”, explicó conforme.

Por otro lado, la presencia de Carola Figueroa sirvió para confirmar que tanto la docente titular como el profesor de teatro siguen apartados de su cargo, a la vez que la directora Patricia Fontana sigue ocupando su puesto. “Con esto no estamos de acuerdo”, interpeló la mamá.

De todas maneras, el compromiso desde todas las áreas fue que se ocuparán de agilizar los trámites. Incluso, les dieron para ayer mismo, a las 15.30, una cita para empezar con la psicóloga, que también se harán cargo desde el Municipio. “Nos sentimos muy acompañados”, manifestaron.

Al contar con la presencia de la directora del Hospital, también pudieron evacuar sus dudas sobre el origen del informe médico, entendiendo que fue totalmente legal su surgimiento y contenido, aunque aún no accedieron al mismo. De todas maneras, no hubo explicación sobre por qué no se registró el ingreso del niño al nosocomio ni sobre el procedimiento que llevaron a cabo, por lo que esa inquietud quedó pendiente de investigación.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario