Referentes de la economía popular destacaron la importancia de la Ley de Emergencia Social

El Movimiento Evita y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) presentaron el libro “Economía popular, los desafíos del trabajo sin patrón”, y estuvieron en Tandil dos de los autores, Ariel Geandet y Martín Navarro, contando los principales conceptos vertidos en la obra.

En primer lugar, Ariel Geandet explicó que la idea del libro era poner en debate el tema de la economía popular, pero aclaró que “no pretende cerrar ninguna discusión, sino todo lo contrario, abrirla”.

Y adelantó que planean escribir un segundo libro en el que puedan convocar a más personas del espacio académico, de las cooperativas y de diversos ámbitos.

Indicó que el trabajo “no es ni netamente teórico ni netamente práctico, sino que tiene una combinación de las dos visiones a partir de encuestas en territorio, a partir de bases de datos públicos. Y empezar a desgranar un poco la diferencia que existe entre lo que nosotros llamamos economía popular, que no es lo mismo que la economía informal”.

Sentido de
pertenencia

“La economía popular tiene un desarrollo, un sentido de pertenencia, cuestiones culturales que la diferencian de un trabajador clásico que está afiliado a un gremio. Eso hace que hoy tengas a partir de la CTEP el principio de una discusión gremial justamente para poder sustentar toda la lucha que estamos haciendo desde la economía popular”, argumentó.

En ese marco, señaló que la idea es tratar de “replicar en la economía popular la situación que tienen los trabajadores formales”.

Por su lado, Martín Navarro planteó que la tecnología genera “producir con menos trabajadores. Hoy las empresas generan empleos, pero la tecnología hace que se generen menos, entonces la economía popular busca generar trabajo a partir de las personas, no tiene en cuenta la rentabilidad, ni en el dinero, ni la velocidad en la que se produce sino en cómo se desarrollan esos trabajadores de manera sana”.

Lo más importante en ese sentido “es el trabajador y no la rentabilidad de un empresario o la rapidez para desarrollar el producto”.

Ariel Geandet agregó que “la economía popular tiene un doble sentido, por un lado, que el trabajador se sienta útil socialmente, y por otro, la CTEP le da un sentido colectivo donde no importa si a un trabajador le va bien, lo importante es que le vaya bien a todos los trabajadores en un marco armónico y donde el Estado pueda articular con ellos”.

“La economía social tal vez no deba competir con el capitalismo, pero sí darle una solución a muchos trabajadores”, manifestó.

La ley

Si bien el libro es previo a la sanción de la Ley de Emergencia Social, ya se hablaba del tema. Al respecto, consideró que “la sanción fue muy importante para visibilizar al sector, para generar una agenda en conjunto con otras organizaciones”.

Evaluó que fue “fundamental en un contexto político donde estás luchando con un gobierno con mucho poder mediático y mucha construcción simbólica”.

Y advirtió que todavía falta mucho por hacer en torno a la temática y aseguró que “esa realidad existía previamente, pero no nos pueden venir a correr con que nosotros no nos hicimos cargo cuando fuimos gobierno, porque cuando fuimos gobierno también lo reclamamos y no lo pudimos solucionar, pero que haya un nuevo gobierno no implica que esté exento de ocuparse del tema”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario