Reubicaron a las trabajadoras en Desarrollo Social y esperan respuestas a la denuncia contra Rossetti

Son cuatro empleadas de la Dirección de Políticas de Género y Diversidad Sexual. Habían pedido el pase de área tras presentar una denuncia por “violencia laboral” contra la titular, Andrea Rossetti. Resuelto ese punto, se busca avanzar con el trámite administrativo para determinar las responsabilidades. La secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri, se mostró sorprendida por el accionar y ratificó su respaldo a la directora.

El Eco

El conflicto que se desató a raíz de la denuncia contra la directora de Políticas de Género y Diversidad Sexual, Andrea Rossetti, llegó ayer a una primera instancia de resolución al acordarse la reubicación de cuatro trabajadoras del área.

Sin embargo, avanzará la presentación por violencia laboral contra la funcionaria en una instancia administrativa para lo cual se inició un expediente que determinará las responsabilidades de los actores involucrados.

El acuerdo se selló ayer por la mañana en el marco de la tercera audiencia en la delegación local del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, que intervino a raíz de una presentación que realizó el Sindicato de Trabajadores Municipales.

El encuentro se celebró entre los representantes sindicales David Marconi y Cecilia Soto, y la secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Marcieri, y el director de Recursos Humanos, Mauricio Baldovino, bajo la mediación de Julieta Vázquez por la sede laboral.

En concreto se determinó que las tres trabajadoras sociales y una empleada administrativa cumplan sus funciones en el ámbito de la Secretaría de Desarrollo Social pero en otras dependencias.

En paralelo se buscarán definiciones en cuanto a la denuncia que impulsaron las empleadas. La vía administrativa se resolverá ante la delegación del Ministerio de Trabajo en función de los plazos legales que corren para estos casos, punto en el que la organización sindical pondrá especial atención bajo la necesidad de determinar qué fue lo que sucedió en el trato con la directora.

 

La negociación

 

En el marco de la tercera audiencia ante la delegación de la cartera laboral, el Ejecutivo presentó ayer un nuevo ofrecimiento para cumplir con el pedido de reubicación impulsado por las trabajadoras en conflicto.

Avanzados en la negociación solo restaba cerrar algunos detalles por lo que el intercambio fue breve.

En concreto, el acuerdo determinó que las empleadas continuarán en el ámbito de la secretaría pero en otros cargos, sin cumplir funciones vinculadas a la temática de género, aspecto en el que las protagonistas “estuvieron de acuerdo”.

“Se consideró su pedido”, respondió Mauricio Baldovino respecto del reclamo por que se reconozca su trayectoria y capacitación en materia de violencia de género e intrafamiliar frente a un eventual traslado. “Y tratamos de responder viendo sus incumbencias profesionales para aprovechar el recurso humano”, justificó el director.

“Valoramos la trayectoria y el ámbito de incumbencia de las trabajadoras sociales” para determinar su inserción dentro del ámbito de la Secretaría de Desarrollo Social, aportó Marcieri.

 

 

Apoyo a la directora

En medio de la discusión, Marcieri ratificó a Andrea Rossetti como titular de la Dirección de Políticas de Género, a quien “seguimos acompañando y sosteniendo en sus funciones”.

En ese sentido aludió a la nota que presentaron las empleadas de la dirección, en la que manifestaron su acompañamiento a la funcionaria denunciada y relataron que no habían observado situaciones como las descriptas por sus pares.

Asimismo la secretaria se mostró “sorprendida” por la denuncia y el pedido de pase y agregó que “nunca tuve la oportunidad de poder mediar en este supuesto conflicto que dicen haber tenido con la directora Rossetti”.

Tal cual transmitió ante la Mesa Intersectorial de Violencia Familiar y de Género, ratificó que la atención se encuentra garantiza y agregó que la reubicación permite volver a tener el espacio completo con los “profesionales idóneos”.

“Los equipos que teníamos en otros lugares destinados a priorizar la atención en políticas de género”, enfatizó.

 

 

 

“Hay que avanzar con la denuncia”, reclamó el sindicato

Finalizada la audiencia, el secretario gremial del Sindicato de Trabajadores Municipales, David Marconi, insistió en que se cumplan con los procedimientos correspondientes tal cual lo marca la ley de Violencia Laboral a partir de la presentación contra la funcionaria.

“Hay que avanzar con la denuncia”, ratificó y reforzó que “se deben cumplir con las garantías del debido proceso”.

Sobre la nota que recibió la directora de Políticas de Género Andrea Rossetti de otras empleadas del área, Marconi aseguró que es una opinión y precisó que reafirma la necesidad de avanzar con la denuncia.

En ese sentido hizo un descargo que apunta a una modalidad que se reitera frente a estos casos, en los que “siempre se quiere desprestigiar a los denunciantes, minimizar su presentación y que quede todo en la nada”.

Y por estas prácticas “muchas veces los compañeros no se animan a denunciar los hechos de maltrato” o son trasladados de su ámbito laboral en lugar de apuntar contra aquel que “ejerce la violencia sobre los trabajadores”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario