Tandil registró este año dos casos de SUH e insisten en la prevención como única alternativa

El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) es una enfermedad causada por una bacteria productora de una toxina, que suele estar presente en los alimentos y en el agua. Tanto en niños como en adultos, esta es una enfermedad grave que trae muchas complicaciones y puede producir la muerte.

Desde la Dirección de Bromatología del Municipio, su director Omar Olivera, está propulsando una campaña de concientización para la población. En diálogo con el programa “Buenas y santas” (104.1 Tandil FM), fue consultado sobre el tema y explicó que “lamentablemente el Síndrome Urémico Hemolítico nos castiga todos los años, principalmente con menores que se enferman. En el transcurso de este 2017 ya hemos tenido dos casos, uno fatal y el restante que por suerte se está recuperando muy bien. Es algo que aparece y es muy difícil erradicarlo dentro de las patologías existentes”.

Detalló que “ante esta situación hay que realizar una prevención masiva que es lo único que nos permite hacerle frente a la enfermedad. Lo que hacemos todos los años desde Bromatología son charlas, buscando concientizar a la población, pero en esta ocasión le vamos a sumar una jornada en la Plaza de los Troncos, situada en avenida Santamarina entre Maipú y Belgrano, que creemos será muy positiva”.

 

Los detalles

El funcionario anunció que hoy, entre las 17 y las 20, “vamos a repartir folletos y para los más chicos, que muchas veces son los que le recuerdan a los padres, habrá títeres y los haremos dibujar, todo relacionado con los cuidados que hay que tener ante la enfermedad del síndrome urémico hemolítico”.

Sostuvo que “combatirlo es a base de prevenciones que van desde las más simples como lo es lavarse las manos antes de preparar un alimento, darle la mamadera a un nene o cambiar a un bebé para evitar transmitirle la bacteria Escherichia coli que suele ser un huésped en los intestinos de algunos chicos”.

Olivera narró que “lo mismo ocurre con la carne picada, por algo se la conoce como ‘la enfermedad de las hamburguesas’. Este alimento resulta un veneno si no se cocina bien, porque en general suele estar contaminado. Sucede que al estar picada, aumenta la superficie de contacto y esto hace que la bacteria se distribuya por toda la carne”.

Remarcó que “muchos consultan por qué tiene peligro la carne picada y no un churrasco, y deben saber que el churrasco tiene dos superficies que pasan por una temperatura que hará que la bacteria se queme. En la carne picada, lo que estaba en el interior queda en la superficie y viceversa. La prevención es cocinar bien y que la carne sea cocinada a más de 70 grados, principalmente para los chicos”.

 

Las causas

En la ciudad se han registrado durante este año dos casos que afectaron a menores, teniendo uno de ellos un triste final. Al ser consultado sobre si se habían conocido las causas por las que contrajeron esta enfermedad, aseguró que “es muy difícil conocer las causas, en el 90 por ciento que ocurre esta patología no se llega a dilucidar qué fue lo que transmitió la Escherichia coli. Hay dos o tres casos que sabemos que los chicos comieron hamburguesas y que los mismos familiares cuentan que estaba media roja su cocción, pero en general es muy difícil saberlo”.

Aseveró que “otra cosa muy importante es el agua, que tiene que ser potable, por lo tanto hay que tener cuidado con el agua de pozo y también de red, ya que la contaminamos nosotros teniendo un tanque sucio, donde puede estar la bacteria y contaminar”.

Detalló que otra de las prevenciones pasa por la leche. “Hay que consumir la pasteurizada, y tener cuidado con la leche de campo, la que tiene que estar muy bien hervida. De todas formas lo primordial es lavarse las manos y enseñarles a los chicos a que se laven luego de jugar, tocar a las mascotas o cuando van al baño. La Organización Mundial de la Salud expresa que si el mundo se lavara bien las manos, se ahorrarían entre un 60-70 por ciento de las enfermedades circulantes”, aseveró.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario