Tras varios meses de lucha, los cartoneros podrán disponer de un galpón para el acopio del material

Cartoneros nucleados en el MTE alcanzaron un acuerdo con las autoridades comunales que les permitirá emprender la búsqueda de un galpón para trabajar.

El Eco

Representantes del Movimiento de Trabajadores Excluidos en Tandil -MTE- alcanzaron finalmente este lunes un acuerdo con el Departamento Ejecutivo que les permitirá avanzar en la concreción de un galpón para los cartoneros de la ciudad.

En el marco de una nueva reunión, las autoridades comunales ofrecieron un subsidio de 20 mil pesos para el pago del alquiler de un inmueble, cifra que fue aceptada desde la organización.

Conformes con los logros alcanzados, entonces, los impulsores de la iniciativa se encargarán ahora de buscar el espacio, mientras aguardan la concreción de la firma del respectivo convenio, que tendrá vigencia por dos años.
Cabe recordar que, en el anterior encuentro, los funcionarios habían ofrecido colaborar con un subsidio de 10 mil pesos, oferta que fue rechazada por la organización al considerarla insuficiente teniendo en cuenta que hoy en día el valor del alquiler de un inmueble de las características que ellos precisan ronda entre los 20 mil y 60 mil pesos, y desde el sector no están en condiciones de costear esa diferencia.

En esa oportunidad, las partes habían acordado volver a reunirse en quince días para avanzar con las conversaciones. Y así fue. Ayer al mediodía volvieron a encontrarse y finalmente, luego de varias reuniones e incluso una campaña que habían iniciado desde el MTE Por un Galpón Ya, lograron arribar a un acuerdo.
De este último encuentro participaron el secretario de Desarrollo Social, Pablo Civalleri; el subsecretario de Coordinación, Juan Martín Pissani; y el director de Medioambiente, Héctor Creparula; mientras que por el MTE, se hizo presente el referente Daniel Fernández junto a un grupo de recuperadores urbanos.

Una reunión
“muy positiva”

Al salir de la reunión, Fernández y Natacha Milazzo, acompañados por el recuperador urbano Gustavo Villarruel, se mostraron conformes con los logros alcanzados y expectantes frente a los nuevos desafíos que vendrán.

“Mantuvimos una nueva reunión con las autoridades que fue muy positiva. Finalmente nos ofrecieron un subsidio de 20 mil pesos, monto que está al nivel de lo que son los alquileres en el mercado hoy, así que creemos que será suficiente para encarar el alquiler del galpón”, precisó Fernández.

Confirmó que “ahora con este nuevo número como ordenador saldremos de nuevo a puntualizar la búsqueda de algún espacio que esté dentro de ese valor, esté bien ubicado y tenga el tamaño necesario, en definitiva, todo lo que precisamos para funcionar como Cooperativa de Recuperadores Urbanos”.

En ese sentido, contó que desde el MTE retomaron “el proceso de la cooperativa, que es hoy la herramienta que nos permite firmar el convenio con el Municipio. Según nos dijeron las autoridades, nos van a llamar en los próximos días para firmarlo”.

Las ventajas

Consultado sobre cuál será la dinámica de trabajo en el galpón, el referente de la organización aclaró que “en esta primera etapa no contaremos con máquinas. La cantidad de trabajadores depende del nivel de mecanización y de residuos reciclables que entren, así que en un principio vamos a avanzar en lo que venimos sosteniendo hace tiempo, que es sacar a los cartoneros del acopio en sus patios y encararemos algún tipo de venta colectiva”.

“Después cuando mecanicemos -deslizó- vamos a optimizar el trabajo e incorporar otros materiales que hoy no se reciclan, pero el primer paso era el galpón”.

Por su parte, Milazzo señaló que “el hecho de poder disponer de un espacio donde la cooperativa pueda funcionar como tal nos va a permitir activar todos los otros vínculos que venimos generando con la Universidad y otros espacios con los que ahora sí vamos a poder tener una articulación más concreta”.

“Estamos
muy contentos”

De esta forma, ambos se dijeron conformes por los avances alcanzados y consideraron que “es una pequeña gran victoria” el haber podido conseguir finalmente un lugar para los recuperadores urbanos de Tandil.

Sin embargo, Fernández aclaró que se trata de “un primer paso, ya que ahora viene toda la complejidad de lo que será el trabajo de la cooperativa, pero vamos a estar parados desde otro lugar, con mayor legitimidad también ante la comunidad, así que estamos muy contentos”.

Anticipó por último que harán “todo lo posible para arrancar en junio, así que ahora es otro trabajo, pero ya con otra fuerza. Sin el galpón, el techo era muy bajo. No podíamos hacer más de lo que veníamos haciendo. A partir de ahora, en cambio, podremos crecer realmente y hacer un planteo para la ciudad de Tandil en lo que respecta al reciclaje, aumentar en cantidad lo que se recicla y la calidad del trabajo de los compañeros”.

Finalmente, Villarruel agradeció las gestiones encabezadas desde el MTE en defensa de los derechos de los cartoneros de Tandil y el apoyo de todos los que acompañaron el reclamo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario