Una vez más, la comunidad de Polivalente está en alerta por el futuro de la obra

El Eco

La comunidad educativa de la Escuela Polivalente de Arte está nuevamente en estado de alerta, tal como le ocurrió innumerable cantidad de veces en los últimos años, por la siempre inconclusa obra del edificio nuevo.

La preocupación surgió ante la disolución del organismo que ejecuta la obra y paralelamente la suspensión de tareas de la empresa por la deuda que tiene el Gobierno provincial con ellos.

La resolución provincial que disolvió el organismo que ejecuta, entre otras obras, la de Polivalente, generó incertidumbre en la comunidad educativa del emblemático establecimiento.

 

Reunión

El jueves el intendente Miguel Lunghi recibió a padres y autoridades que manifestaron su inquietud. Los asistentes intentaron guardar hermetismo acerca del encuentro pero El Eco de Tandil pudo saber que Lunghi se reunió con miembros de la cooperadora y directivos de la institución. La cita, que tuvo lugar en el despacho del jefe comunal, también contó con la presencia del presidente del Consejo Escolar, Cristian Cisneros.

La preocupación central de quienes fueron recibidos se suscribe al futuro incierto que tendrá la obra, luego de conocerse a fines de 2017 la decisión de la Dirección General de Cultura y Educación que, a través de la resolución 2378,  promovió la disolución de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), organismo encargado de los proyectos, ejecuciones y control de las obras en las escuelas públicas de la provincia de Buenos Aires.

 

Tareas suspendidas

Según trascendió, los asistentes dejaron ver su preocupación respecto a la necesidad de conocer oficialmente si la obra logrará ser culminada en el último tramo de construcción debido a que solo falta realizar un 5 por ciento y a que, por estos días,  la empresa ha suspendido las tareas por la deuda en el pago de cuatro etapas que ya fueron certificadas.

Concretamente, manifestaron que este porcentaje de obra se traduce en la instalación de los cielorrasos, la colocación de artefactos de iluminación, la provisión de gas y del sistema de calefacción y las alarmas de incendios.

Se presume que los fondos son ahora manejados por la Dirección Provincial de Infraestructura (DPI) y el proyecto va a continuar bajo esta órbita. Al decir de los convocados, la edificación que ostenta unos 3000 metros cuadrados, es la obra más grande en educación que  actualmente se está ejecutando en el territorio bonaerense.

“Queremos saber qué pasará con esta nueva reestructuración para conocer dónde estamos parados”, expresaron desde la institución. Si bien entienden que la decisión trasciende al ámbito local, los asistentes buscaron generar a través del diálogo con las autoridades, el compromiso y el acompañamiento en los reclamos a futuro. “Necesitamos estar tranquilos aunque sabemos que el Municipio no maneja las herramientas para darnos la solución”, enfatizaron.

Por estas horas, el presidente del Consejo Escolar, Cristian Cisneros, se encuentra encauzando acciones en pos de gestionar una reunión con los referentes provinciales para conocer en detalle cómo se llevarán a cabo los nuevos contratos que dependían de la Unidad Ejecutora Provincial.

 

Comunicado de Provincia

En tanto, por parte de la Provincia se emitió un comunicado en el cual se expone que “la Dirección General de Cultura y Educación posee como función y responsabilidad, tomar todas aquellas decisiones que permitan una mejor aplicación de la inversión en el sistema educativo. En particular, aquellas concernientes a dar respuestas a las escuelas de la provincia de Buenos Aires en materia de infraestructura en atención a su situación actual”.

Y añadieron que “en cercanía del comienzo de un nuevo año lectivo, es prioridad para este Ministerio ofrecer las condiciones necesarias para establecer un método operativo para la gestión, que sea ágil, dinámico y confiable en cuanto a los proyectos de las obras que necesitan nuestras escuelas”.

“No se puede seguir trabajando sobre esquemas operativos duplicados, lentos, burocráticos que sólo generan incomodidad, desmotivación y falta de respeto en el día a día del trabajo educativo de nuestros alumnos, alumnas, docentes, auxiliares y personal directivo en las escuelas de la provincia”, manifestaron.

En función de eso, y “en el marco de una política de evaluaciones que está llevando a cabo la provincia de Buenos Aires en todas las áreas de Gobierno con el objetivo de optimizar el funcionamiento del Estado, la Dirección General de Cultura y Educación, el 29 de diciembre de 2017 y mediante la Resolución N° 2378/17, ha decidido disolver la Unidad Ejecutora Provincial (UEP). Esta medida se adoptó luego de que se detectara la superposición de tareas y funciones en distintas áreas entre la UEP y el Ministerio de Educación bonaerense”.

En este sentido, comunicaron que a partir de enero de 2018, todas las obras se ejecutarán desde la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar (DPIE) y la Subsecretaría Administrativa. Por otra parte, la Subsecretaría de Educación, la Subsecretaría de Políticas Docentes y Gestión Territorial, y la Dirección Provincial de Educación Técnico Profesional de la Dirección de Escuelas, tendrán a su cargo el resto de todas las misiones, tareas y funciones que tenía la UEP.

CON DINERO DEL FONDO DE FINANCIAMIENTO EDUCATIVO

El Concejo Escolar trabaja para terminar las obras que quedaron pendientes del año pasado

El presidente del Consejo Escolar, Cristian Cisneros, brindó detalles de las obras que se están llevando adelante durante el verano con el dinero del Fondo de Financiamiento Educativo, y que quedaron pendientes de terminar el año pasado.

“Estamos en una etapa de trabajo fuerte, llevando a cabo obras en varias escuelas. Estamos terminando varias obras que teníamos programadas el año pasado, con la demora habitual de la obra pública”, afirmó.

En diálogo con El Eco de Tandil, detalló que una de las obras más importantes que están encarando es la de las piletas del CEF 42 con las cuales tienen “muchas expectativas, se ha comprado la estructura, la tiene la empresa Zyasa” y que se trata de “una obra compleja, larga”.

Otra obra de relevancia es la construcción del Jardín 918 en el paraje San Benito, donde está la Escuela San Antonio.

Al respecto señaló que “estamos haciendo un jardín con dinero del Fondo de Financiamiento Educativo, así que le agradecemos al Intendente y a la comuna local la voluntad de volcar dinero hacia la educación pública. Ese jardín viene muy bien, está en un 40 por ciento de desarrollo, esperamos tenerlo para los primeros días de marzo o abril concluido”.

 

Otras obras

Otra obra que llevan adelante es el edificio para la Escuela Domiciliaria 502, que se realiza donde antiguamente funcionaba la Escuela 501, en Avellaneda al 800.

“Hicimos un trabajo de demolición, y le vamos a dar un destino definitivo a una escuela que hace más de 50 años que anda deambulando por Tandil, que estuvo en el Hospital, en el centro de jubilados, en un edificio alquilado. Le vamos a dar un destino definitivo en una propiedad de la Dirección de Cultura y Educación, y está terminándose la primera etapa”, indicó.

Y añadió que “vamos a presentar la segunda etapa y calculo que para mediados de año la tendremos lista”.

“Otra obra controversial que hemos tenido y que con mucha satisfacción podemos anunciarla, es el comedor de la Escuela Técnica 5, ubicada en la calle Perón. Hicimos la vereda nueva que había tenido varios inconvenientes y vamos a terminar el comedor antes de que terminen las clases”.

Otras obras son el techo de la Escuela 37, en 11 de Septiembre y Arana, que tiene un avance del 90 por ciento  y un aula nueva en la Escuela 53 del barrio Falucho así como también en la escuela secundaria 1, de Azcuénaga y Fugl, se hicieron tres aulas que están listas para el inicio de clases.

En la Secundaria 14 y Primaria 32, en Palacios y Darragueira, se encuentran terminando rampas de accesibilidad, que es la primera etapa para iniciar la segunda que serán aulas en el segundo piso. “Es una obra compleja que va a cambiar la vida institucional”, manifestó.

En la esquina de la escuela de Gardey se está haciendo un playón deportivo y dos aulas complementarias y en la Escuela 56  están con una obra con la cual tuvieron inconvenientes durante años que es la del techo, y además se arreglarán baños, se hará una separación de patios, una galería, y rampa de accesibilidad. “Así que va a quedar una escuela nueva”, destacó.

En la ex Escuela de Comercio se concreta la primera etapa del muro divisor solicitado hace años por la institución. “Estamos en un 80 por ciento de la primera etapa, la segunda obra va a incluir un paredón en la parte que hoy tiene planchones, la parte del jardín, veredas, caminos de acceso”, puntualizó.

 

Compromiso

Cisneros destacó el “compromiso del Intendente y de la Gobernadora de gastar el 40 por ciento de lo que ingrese del Fondo Educativo en escuela de educación pública de la provincia, Tandil es uno de los municipios que ha cumplido con esta normativa, somos el único municipio que tiene una unidad ejecutora para hacer un gasto efectivo de este dinero”.

En cuanto a la desaparición de la Unión Ejecutora Provincial, se comprometió a estar frente a las gestiones para asegurarse que las obras, como la de Polivalente, se concreten.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario