Cautela internacional ante nuevas sanciones de Trump contra Irán

En sintonía con las críticas a la salida de Estados Unidos del pacto antinuclear, la comunidad internacional cuestionó las nuevas sanciones económicas contra Irán repartiendo pedidos de cautela y resaltando la necesidad de un abordaje multilateral de la relación con Teherán.

Las principales potencias del mundo, en su mayoría firmantes del acuerdo antinuclear suscripto con Irán en 2015, reaccionaron negativamente a la entrada en vigencia de las nuevas sanciones económicas aplicadas por Washington a la república islámica.

“Nos oponemos a cualquier sanción unilateral”, sostuvo en rueda de prensa la vocera de la Cancillería china, Hua Chunying, quien reafirmó el compromiso de China con la implementación del acuerdo.

Además, Hua anticipó que su país no va a interrumpir su relación comercial con Teherán, algo que está contemplado en la hoja de ruta de las nuevas sanciones que incluyen exenciones para ocho países: China, India, Italia, Grecia, Japón, Corea del Sur, Taiwán y Turquía.

Estos países son los ocho mayores importadoras de crudo con Nueva Delhi y Beijing a la cabeza, por lo que el efecto de las nuevas sanciones en el sector petrolero iraní será limitado.

“China seguirá manteniendo su cooperación con Irán, así como su cooperación comercial. Esperamos que, dadas las circunstancias actuales, todas las partes puedan tener una visión a largo plazo, cumplan con sus responsabilidades y se mantengan del lado correcto de la historia”, indicó la funcionaria china, según publicó la agencia de noticias EFE.

En una posición similar se expresó el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, quien contrapuso la posición de la Unión Europea a la de Estados Unidos.

“Tenemos que seguir afirmando una visión del mundo multilateralista, pacífica y que no está en esa lógica de sanciones, ni tampoco proteccionista”, declaró el funcionario a la emisora France Info.

Moscovici consideró que el acuerdo firmado en 2015 entre Irán, por una parte, y por otra Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania, permitió que el programa nuclear militar iraní “efectivamente esté en retroceso”, y lo consideró “un buen acuerdo”.

Moscú, en cambio, fue más allá y evaluó que las sanciones estadounidenses “socavan gravemente” y complican aún más la implementación del acuerdo nuclear con Irán.

“Nuestra postura hacia la nueva oleada de sanciones contra Irán de Estados Unidos es claramente negativa”, señaló a la agencia rusa Interfax el representante permanente de Rusia ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Mijaíl Ulianov.

“No hay ni la más mínima base para reforzar la presión económica sobre Irán en el marco de la implementación del acuerdo nuclear”, destacó Ulianov y consideró las sanciones como “métodos de chantaje económico, amenazas e intimidaciones”. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario