El premio Nobel de Física fue para tres pioneros del láser

Tres científicos que desarrollaron los láser ópticos que allanaron el camino para los instrumentos de precisión que se utilizan en la cirugía correctiva de ojos, ganaron el premio Nobel de Física, entre ellos la primera mujer en 55 años.

El estadounidense Arthur Ashkin, de 96 años, se llevó la mitad del premio, mientras que el francés Gérard Mourou, de 74 años, y la canadiense Donna Strickland, nacida en 1959, compartirán la otra mitad, precisó el jurado del prestigioso galardón.

Sus hallazgos “revolucionaron la física del láser” y “los instrumentos de precisión avanzada que abren campos inexplorados de investigación y una multitud de aplicaciones industriales y médicas”, indicó la Real Academia de Ciencias de Estocolmo.

Ashkin, el laureado de mayor edad de los Nobel en todas las categorías, fue premiado por desarrollar la “pinza óptica” un instrumento que permite manipular organismos extremadamente pequeños, como células o bacterias.

En 1987 logró atrapar bacterias vivas sin dañarlas y conservándolas en un ambiente estéril. Las pinzas se utilizan desde entonces en los laboratorios para estudiar los microorganismos, pero también en las nanotecnologías para el control de micromotores e incluso en los inhaladores de asma.

Por su lado, Mourou, egresado de Ecole Polytechnique, una prestigiosa facultad de ingeniería francesa, y su alumna Donna Strickland, fueron galardonados juntos por desarrollar la técnica de la amplificación de los láser, llamada Chirped Pulse Amplification (CPA), que genera impulsos ultracortos y de gran potencia.

Además de su contribución para el estudio del vacío o los agujeros negros, los trabajos de los dos científicos permitieron operar a millones de personas que sufrían miopía o cataratas.

Strickland, profesora de la Universidad de Waterloo, en Canadá, dijo estar honrada con el premio, que sólo recibieron dos mujeres en esta categoría desde que se creó en 1901.

“Pensé que sería más fácil premiar a las mujeres físicas, (…) espero que con el tiempo las cosas vayan más rápido”, dijo.

Marie Curie, que en 1911 fue recompensada con el premio de química, fue galardonada junto a su marido Pierre en 1903 con el Nobel de Física. Maria Goeppert Mayer recibió el premio en 1963.

La Academia Real de Ciencias estima que las pocas mujeres galardonadas con premios científicos se explica por el hecho de que los laboratorios durante mucho tiempo les mantuvieron las puertas cerradas.

 

Luz extrema

 

Mourou, director del Laboratorio de Óptica Aplicada (LOA) y profesor de la Ecole Polytechnique, se dedicó durante 40 años de carrera a incrementar las capacidades de los láser y a hallarles usos técnicos o médicos, en particular en la cirugía ocular, pero también en la arqueología.

El ingeniero desarrolló el concepto de “Luz Extrema” y fue uno de los impulsores de la creación del Instituto de Luz Extrema (ILE) y del láser civil Apollon de Paris-Saclay (al suroeste de París), que debería alcanzar una potencia de 5 petavatios, esto es 1/35 de la potencia solar recibida por la Tierra.

El láser que desarrolló puede dar esa potencia durante un tiempo minúsculo, solamente algunos femtosegundos, es decir menos de una mil billonésima de segundo, por lo cual la energía total equivale a la de una bombilla eléctrica en un par de días.

Contactado por la AFP, Mourou dijo que se estaba preparando para ir a nadar, como lo hace a diario, antes de recibir la llamada de la Academia el martes.

“Uno no se lo espera. Tú te lo puedes imaginar, pero cuando pasa, es diferente”, admitió.

La Infraestructura Europea ELI desarrolla la construcción de otros láser en Hungría, Rumania y República Checa, que deberían superar la capacidad de Apollon. AFP-NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario