Evacuaron de emergencia a dos astronautas del cohete Soyuz

El astronauta estadounidense Nick Hague y el cosmonauta ruso Alexéi Ovichinin regresaron indemnes a tierra en Kazajistán después de que su nave tuviera un problema en el motor cuando iba camino de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Apenas dos minutos después del despegue, uno de los motores del Soyuz falló y obligó a los dos tripulantes a regresar urgentemente a la Tierra en vez de continuar su viaje hasta la ISS.

“En el momento del despegue de la nave Soyuz MS-10, sucedió algo inusual. Los sistemas de emergencia se activaron, la nave aterrizó en Kazajistán. La tripulación está viva y se estableció el contacto”, anunció la agencia espacial rusa Roskosmos en un comunicado.

“Los recuperamos”, agregó poco después una fuente de Roskosmos a los periodistas presentes en el cosmódromo ruso de Baikonur, en Kazajistán.

El problema se desencadenó unos dos minutos después del despegue de la nave Soyuz, que tenía que llevar a los dos hombres para una misión de seis meses en la estación orbital.

“Problema de lanzadores, dos minutos 45 segundos. Problema de lanzadores. ¡Fue un vuelo rápido!”, anunció con calma Alexéi Ovichinin, comandante del cohete Soyuz, durante la retransmisión en directo del despegue. Éste era el segundo vuelo espacial para el científico ruso de 47 años, que pasó 172 días en el espacio en 2016.

“Hubo un problema con el motor unos segundos después de la separación del primer nivel” de la nave, informaron los comentaristas de la agencia espacial estadounidense NASA.

En el momento del incidente, Nick Hague y Alexéi Ovichinin viajaban a casi 7.563 kilómetros por hora y se encontraban a unos 50 kilómetros de altitud, según la NASA. Su cápsula, equipada con paracaídas, los trajo de vuelta a Tierra, pero los dos hombres sufrieron una fuerte presión.

Ambos tripulantes fueron recuperados unos minutos después de su aterrizaje y evacuados hacia Jezkazgán, una ciudad de 80 mil habitantes distante a unos 20 kilómetros. AFP-NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario