La Fiscalía turca afirmó que el periodista Khashoggi fue estrangulado y desmembrado

El periodista saudita Jamal Khashoggi fue estrangulado en el consulado de Arabia Saudita en Estambul y su cuerpo desmembrado antes de ser retirado del edificio, afirmó la Fiscalía turca.

Jamal Khashoggi.

El Eco

Khashoggi, un periodista crítico de la familia real saudita, fue asesinado mediante estrangulamiento, de forma planificada de antemano, inmediatamente después de entrar el 2 de octubre de 2018 en el consulado de Arabia Saudita en Estambul para recoger unos documentos”, señaló en un comunicado esa fuente judicial.

La nota agregó que el cuerpo “fue eliminado mediante descuartizamiento, también de forma planificada”.

Estos son los únicos datos difundidos por la Fiscalía, que desmienten los rumores que circularon la semana pasada acerca de que el periodista fue descuartizado vivo o que su cuerpo fue disuelto en ácido.

La dependencia judicial difundió esta información en un comunicado un día después de reunirse con el fiscal jefe saudita, Saud al Moyeb, quien volvió ayer a su país después de tres días de reuniones con autoridades turcas para tratar el caso.

El texto señala que la primera reunión entre el fiscal turco, Irfan Fidan y Al Moyeb fue el lunes y que en el transcurso de la entrevista los turcos le preguntaron a sus colegas sauditas sobre el paradero del cuerpo de Khashoggi, sobre la planificación del asesinato y finalmente por el supuesto “colaborador local” que, según Riad, era el encargado de deshacerse del cuerpo.

El martes volvieron a reunirse y los investigadores turcos repitieron las mismas preguntas pero la única respuesta que obtuvieron fue “una invitación al fiscal jefe de Estambul y su equipo a ir a Arabia Saudita con todas las pruebas para investigar conjuntamente” el caso.

 

Inspección

 

Además de entrevistarse con los investigadores turcos, Al Moyeb inspeccionó el consulado saudita donde, como ya reconoció Riad, se cometió el asesinato “premeditado” de Khashoggi, un periodista saudita que durante mucho tiempo estuvo ligado a la familia real saudita hasta que se vio obligado a exiliarse en Estados Unidos por criticar el rumbo actual de la política del reino ultraconservador.

Las autoridades turcas habían estado a la espera de Al Moyeb para que les facilitara declaraciones y posibles confesiones de los 18 sospechosos que fueron arrestados en Arabia Saudita por su supuesta participación en el crimen.

La única información transmitida por los sauditas al equipo turco, según el comunicado de la Fiscalía, es que “las autoridades sauditas no tienen constancia alguna de un ‘colaborador local'” en el crimen.

“Pese a toda nuestra buena voluntad, no obtuvimos ningún resultado concreto de las conversaciones”, concluye el comunicado, antes de avanzar las propias conclusiones.

Entre las personas investigadas en Arabia Saudita por su supuesta implicación en el caso se cuentan los 15 integrantes de un aparente comando que voló a Estambul el mismo 2 de octubre en que desapareció Khashoggi y regresó a Riad en la noche de ese día. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario