Nueva ola de ataques en el sur de Siria

Más de 220 personas murieron en una oleada de ataques reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el sur de Siria, uno de los saldos más elevados desde el inicio de la guerra en 2011.

El presidente Bashar al Asad denunció un “crimen”, y señaló a países extranjeros que no precisó, acusándolos de apoyar al EI.

“El crimen de hoy muestra que los Estados que apoyan el terrorismo tratan de reanimar las organizaciones terroristas para servirse de ellas como moneda de cambio para fines políticos, pero esas tentativas fracasarán”, dijo Asad al recibir al emisario del presidente ruso Vladimir Putin, Alexander Lavrentiev, según comunicados de la presidencia siria en las redes sociales.

“El saldo de los ataques subió a al menos 221 muertos, de los cuales 127 civiles que en su mayoría murieron en el norte (de la provincia de Sueida), ejecutados en sus casas” indicó a la AFP el director del Observatorio sirio de Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman.

El balance anterior era de al menos 183 personas, entre las cuales 89 civiles, muertas, y varias decenas heridas, según el OSDH.

“Se trata del balance más crítico en esta provincia desde el inicio del conflicto” en 2011, aseguró. En los poblados, “los yihadistas (…) asesinaron a habitantes en sus casas”, continuó. AFP-NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario