Tres muertos en las protestas en Zimbabue

Las protestas en Zimbabue contra un supuesto fraude en la elección presidencial dejaron ayer tres muertos cuando los militares abrieron fuego para reprimir las manifestaciones, alejando así las esperanzas de que esta votación marcaría el inicio de una nueva era para el país.

Los soldados dispararon durante la protesta del partido opositor MDC (Movimiento para el Cambio Democrático) en el centro de Harare, según dijeron testigos, y uno de los manifestantes murió al recibir un disparo en el estómago, pudo presenciar un fotógrafo de la AFP.

“La policía confirma la desafortunada muerte de tres personas durante las protestas y disturbios en el distrito de negocios del centro de Harare” explicó la portavoz, Charity Charamba, a la televisión pública.

Los enfrentamientos en Harare con las fuerzas del orden empezaron luego que los partidarios de la oposición acusaran a la Comisión electoral de fraude tras el anuncio de la victoria del partido que gobierna Zimbabue desde 1980, Zanu-PF, con mayoría absoluta en la Asamblea nacional.

Estados Unidos, que dijo estar “profundamente preocupado” por la situación, hizo un llamado al ejército a “demostrar moderación cuando dispersa a los manifestantes”.

Antes, la policía había utilizado gases lacrimógenos y cañones de agua para intentar dispersar a la muchedumbre concentrada frente a las oficinas temporales de la Comisión electoral, a lo que los manifestantes respondieron lanzando piedras y levantando barricadas.

“No queremos a los soldados en la calle. No nos van a acallar con sus fusiles”, había advertido poco antes Beridge Takaendesa, exagente inmobiliario de 43 años.

El presidente Emmerson Mnangagwa, quien en noviembre sucedió a Robert Mugabe, derrocado por un golpe tras casi 40 años en el poder, acusó al partido opositor MDC de los incidentes.

“Consideramos responsables a la alianza opositora MDC y a sus líderes por esa perturbación de la paz nacional, cuyo objetivo era desestabilizar el proceso electoral”, declaró el presidente en un comunicado.

Poco antes de esta declaración, Mnangagwa había pedido en un mensaje en Twitter que todos los sectores demostraran responsabilidad y evitaran “hacer declaraciones provocadoras” hasta tener los resultados definitivos, escribió.

Las consultas electorales en la era Mugabe regularmente estaban marcadas por el fraude y la violencia. AFP-NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario