DURANTE UN SUPUESTO INTENTO DE ROBO

Atraparon a un joven que huía tras el asesinato de otro en Orán

Un hombre fue arrestado como presunto autor del asesinato de un joven de 21 años en el barrio Maravilla, en la periferia de la ciudad salteña de Orán, fue detenido en las últimas horas cuando escapaba en un vehículo de un familiar hacia la provincia de Formosa.

El imputado fue identificado como Ricardo Palacios, alias “Jetón”, de 25 años, quien fue arrestado en el pueblo de Morillo, en la zona de Rivadavia Banda Norte.

Según indicaron fuentes policiales, Palacios confesó haber matado a balazos Rafael Gareca y aseguró que el hecho se produjo cuando el fallecido, junto a otros jóvenes, intentó asaltarlo para despojarlo de su moto.

Todo comenzó cuando el autor del hecho salió alrededor de las 3:30 del martes en su motocicleta de la casa de su novia, ubicada a pocos metros del escenario de la tragedia.

En esas circunstancias fue interceptado por dos o tres personas que se hallaban en la esquina.

El imputado habría declarado que intentaron robarle la moto, aunque otras versiones dieron cuenta que Rafael Gareca, la víctima, y sus amigos intentaron agredir al motociclista, con quien al parecer mantenían una vieja enemistad.

Lo cierto es que el muchacho detuvo la marcha del rodado, extrajo un revólver calibre 22 y efectuó dos certeros disparos contra Gareca.

La víctima recibió el primer impacto en la región frontal y el otro en la nuca.

Mientras el motociclista se dio a la fuga a toda velocidad en su vehículo, Gareca quedó tirado en la calle en medio de un charco de sangre.

Alertada por los llamados de los vecinos al sistema de emergencia 911, una patrulla policial arribó al lugar y minutos después lo hizo una ambulancia, que trasladó al joven Gareca hasta el hospital San Vicente de Paúl, adonde arribó sin vida, se informó.

A partir de los testimonios de dos vecinos y de los amigos de la víctima, los investigadores se trasladaron hasta el domicilio del homicida, en el barrio Néstor Kirchner, pero no lo encontraron, y tampoco lo hallaron en el domicilio de su novia.

Con la intervención la Fiscalía Penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Orán, a cargo de Claudia Carreras, se activaron todos los mecanismos de seguridad para lograr la captura del autor del hecho.

Por la cercanía de Orán con Bolivia, el operativo de búsqueda se centró en la localidad fronteriza de Aguas Blancas.

 

Operativo conjunto

 

En esa tarea estaban los investigadores cuando a media mañana un reporte de la red policial alertó de que una persona con las características de Palacios había sido demorada cerca del pueblo de Morillo, en Rivadavia Banda Norte.

Más tarde se confirmó que el arresto se concretó en un operativo conjunto realizado en la ruta nacional 81 por efectivos de las unidades regionales 2 (Orán) y 4 (Tartagal), quienes habían interceptado un auto Fiat Strada, ocupado por dos hombres, una mujer y un menor, quienes se dirigían a la provincia de Formosa.

El dato del vehículo fue determinante, ya que la Brigada de Investigaciones ya había tomado conocimiento que Palacios había contado con el apoyo de familiares para darse a la fuga.

Al ser conducidos a la comisaría 44 de Morillo, el sospechoso terminó confesando que fue el autor de los disparos que terminaron con la vida del joven Gareca. La fiscal Carreras ordenó que el joven sea conducido de inmediato a la ciudad de Orán para ser indagado.

Las fuentes consultadas señalaron al diario El Tribuno que Ricardo Palacios habría manifestado a los policías que Rafael Gareca y sus amigos intentaron agredirlo para robarle la motocicleta y que accionó el arma en defensa propia.

Asimismo, habría señalado que no era la primera vez que sufría ataques en el barrio Maravilla y que por ese motivo andaba armado.

Sin embargo, los pesquisas sospechan que entre Gareca y Palacios habría una vieja rivalidad por cuestiones relacionadas con hechos delictivos que también son materia de investigación. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario