El costo del transporte subió 7,2 por ciento en julio pasado

Los costos para el transporte en camión subieron 7,17 por ciento en julio último, la mayor alza desde marzo de 2016, y en los últimos doce meses treparon a casi 36 por ciento, por encima de la proyección de la inflación minorista.

Así lo consignó un informe difundido por la Federación del Transporte de Cargas Fadeeac, al advertir que el sector “está en emergencia” y aclarar que “no es formador de precios”.

La entidad indicó que el combustible es uno de los principales responsables del aumento: trepó 44 por ciento desde su desregulación en octubre de 2017.

El alza del dólar, del 40 por ciento en los últimos tres meses, también afecta a los rubros que componen el costo.

A su vez, el rubro “Personal” presentó un alza por el pago de la primera cuota del convenio colectivo de trabajo.

“El incremento en los últimos doce meses es de casi el 36 por ciento, lo que deja sin aire al sector. Los números superan la proyección oficial de la inflación minorista para el año, ubicada en 30 por ciento” señaló el informe de Fadeeac.

Se trata de la suba mensual más alta desde marzo de 2016, y que impulsa el aumento acumulado desde enero de 2018 a 24,13 por ciento.

Si se proyecta la nueva suba del gas-oil aplicada por algunas de las principales petroleras a partir del primero de agosto, los costos podrían trepar a 26 por ciento en el octavo mes del año, lo que cubriría, desde enero hasta entonces, más del 85 por ciento de la inflación minorista proyectada.

“El alza de los costos de transportar mercadería por vía terrestre está asociada a la desregulación del mercado de hidrocarburos desde el 1 de octubre de 2017”, advirtió la entidad.

Ese suministro fundamental trepó 44 por ciento, un promedio simple de casi 4,5 por ciento mensual desde el esquema “desregulación-alineamiento de los precios internos del combustible con los internacionales”.

También la devaluación de la moneda es responsable del crecimiento de los costos, que desemboca en mayores niveles de inflación, presiones para el alza de salarios y, por lo tanto, de los costos.

La inflación del “flete” en el transcurso del 2018 ya supera a la registrada en 2017 (24 por ciento), con el agravante de la desaceleración de la actividad.

Las fuertes subas se dan en un contexto en el que se prevén más ajustes de costos en toda la cadena de transporte y logística para la segunda parte del año, en un mapa recesivo de la actividad que registra la caída de los volúmenes transportados en el consumo masivo, la industria y la construcción.

El rubro Personal atravesó aumentos con la entrada en vigencia del nuevo convenio “CCT 40/89”, del ocho por ciento.

El resto de los rubros, dada la devaluación, volvieron a verificar fuertes aumentos en los costos del Material Rodante (10,3 por ciento) y Reparaciones (8,6).

También subieron el Costo Financiero (19,45 por ciento) -como reflejo del alza de las tasas de interés domésticas-, en Lubricantes y Neumáticos.

Si se tiene en cuenta la cifra acumulada en el transcurso de 2018, lideran los aumentos de costos los lubricantes (46,5 por ciento), el material rodante (46) y el costo financiero (42).

“El sostenido aumento de los costos para transportar mercadería en el país que redobla la presión sobre los empresarios del sector tiene el agravante de sumar una carga impositiva del orden del 40 por ciento, lo que, junto con el encarecimiento nominal y relativo del combustible y el ajuste del dólar, deja al sector en una situación de emergencia”, señaló la Fadeeac. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario