El militante de la CTEP tenía un impacto de bala en la espalda

Lo confirmó el procurador bonaerense, Julio Conte Grand, tras la “autopsia preliminar” al militante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Rodolfo Orellana.

Hubo protestas frente a la Casa de la Provincia de Buenos Aires.

El Eco

El deceso se produjo durante una toma de tierras en La Matanza y el ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, no descartó “un mal accionar policial”.

“La autopsia preliminar determina el ingreso de un proyectil de arma de fuego por la zona del omóplato, en la espalda y con salida por la zona facial a la altura de la nariz”, indicó Conte Grand y precisó que “esta autopsia no puede determinar el calibre del proyectil porque no quedó dentro” del cuerpo del militante de 33 años, oriundo de Villa Celina.

En declaraciones a NA, el funcionario precisó que “se está trabajando en la autopsia definitiva para confirmar que ésta es la causa de muerte y además en las pericias balísticas para determinar si, aunque no hay proyectil, hay algún elemento en el orificio de ingreso o de salida para establecer el calibre del arma”.

Orellana fue asesinado el jueves en medio de disturbios en una toma de tierras en la localidad bonaerense de Ciudad Evita, partido de La Matanza: la organización social responsabilizó por el hecho a la Policía Bonaerense, aunque la fuerza de seguridad había asegurado este jueves que “no fue una bala” lo que mató al hombre.

Al respecto, fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense explicaron que los efectivos llegaron al lugar a raíz de un llamado al 911 por la discusión de dos grupos de vecinos que estaban ocupando una zona conocida como Puente 12: de acuerdo con esta versión, varias familias de origen boliviano estaban instaladas hace dos años en los terrenos que ahora son reclamadas por otras personas, oriundas de Paraguay, lo que habría motivado el conflicto.

En apoyo de esta hipótesis se había difundido un primer informe médico del cadáver que indicaba que en las placas de abdomen, tórax y cráneo no se observaba “ningún proyectil alojado” y que el cuerpo no presentaba “orificio de salida”.

De acuerdo con la fuerza de seguridad provincial, el militante mostraba “un orificio de entrada en el omóplato producto de un elemento punzante, pero que esto no necesariamente” había provocado su fallecimiento.

 

“Dos hipótesis” para Ritondo

 

En este marco, el ministro Ritondo indicó que si bien “el primer parte” médico había señalado que una herida de “arma punzante” había provocado la muerte de Orellana, luego se confirmó que la víctima recibió un disparo, que pudo haber ocurrido en el marco de un “enfrentamiento entre dos sectores” o como consecuencia de “un mal accionar policial”.

“Hay dos hipótesis”, señaló Ritondo al ser consultado sobre lo ocurrido y precisó que “una es que (la bala) haya salido del propio enfrentamiento entre dos sectores que se disputan la usurpación y la compra de ese terreno” en La Matanza.

“La otra hipótesis es que un mal accionar policial podría ser el que lo ocasionó” (la muerte de Orellana), señaló Ritondo y, al respecto, subrayó que “es lamentable una muerte de cualquier persona en la provincia de Buenos Aires”.

En tanto, Conte Grand señaló que el terreno donde se produjo el conflicto “estaba protegido por personal de la Policía de la provincia de Buenos Aires que no portaba armas letales”, pero que en medio de los disturbios en la toma “se acercan algunos efectivos de seccionales cercanas”, por lo que se está “investigando si ellos tenían o no armas de fuego”.

Conte Grand confió además en que los investigadores puedan contar con “cierta apreciación de las características del arma” que dio muerte a Orellana, lo que podría determinar el origen del disparo.

Por su parte, el secretario general de la CTEP, Esteban “Gringo” Castro, señaló que integrantes de esa organización aseguran que “el disparo” contra el militante fallecido, padre de cinco niños de entre 15 y 2 años, “lo hizo una policía rubia”.

 

 

************ relacionada

 

Protesta en Capital

 

La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), junto a organizaciones políticas y sociales, encabezó una protesta frente a la Casa de la Provincia de Buenos Aires para reclamar justicia por el asesinato del militante Rodolfo Orellana en una toma de tierras de La Matanza.

Los manifestantes se movilizaron desde la intersección de Las Heras y Pueyrredón hasta la Casa de la Provincia, ubicada en avenida Callao y Sarmiento.

La protesta coincidió con la tercera edición de la “Marcha de la Gorra” y apuntó contra el accionar de la Policía Bonaerense, luego de la muerte del militante de CTEP en el marco de un conflicto por tierras en la zona de Puente 12.

La tercera “Marcha de la Gorra” se desarrolló este año bajo el lema “mi cara, mi trabajo y mi barrio no son delito”: se trata de la tradicional manifestación en contra del gatillo fácil y el abuso de la policía, que originalmente nació hace 12 años en Córdoba, pero que se replicó en varias ciudades del país.

De la movilización participaron sectores de ATE, militantes de Patria Grande, Movimiento Evita, la Corriente Clasista y combativa, entre otros. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario