Lázaro Báez se definió como exempresario

Los 25 acusados en el juicio por lavado de dinero en el caso conocido como “ruta del dinero K”, entre ellos el empresario Lázaro Báez, sus cuatro hijos, Leonardo Fariña y el financista Federico Elaskar, se negaron a prestar declaración indagatoria en la segunda audiencia del proceso.

Ante el Tribunal Oral Federal 4, el primero en negarse a declarar fue Báez, quien sin embargo brindó sus datos personales: dijo que nació en Corrientes en 1956, que está divorciado y dio el último domicilio donde vivió antes de ser detenido.

“Era empresario”, respondió el patagónico al ser consultado por los jueces acerca de su ocupación.

En tanto, Martín, Leandro y Melina Báez aseguraron ser empleados, y Luciana indicó que es ama de casa.

A través de sus abogados, Báez pidió en la audiencia que Fariña, quien es “imputado colaborador” en la causa, declare bajo juramento de decir la verdad como si fuese testigo, lo que fue descartado por los jueces Gabriela López Iñíguez, Adriana Paliotti y Néstor Costabel.

Este miércoles también se negaron a declarar el contador Daniel Pérez Gadín y el abogado Jorge Chueco, los otros dos detenidos por el caso.

Solo 5 de los 25 imputados se mostraron dispuestos a prestar indagatoria en el futuro, entre ellos Fariña, el empresario Carlos Molinari, Elaskar, Walter Zanzot y Fabián Rossi. NA

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario