INMINENTE AJUSTE

Los combustibles aumentarían entre el cinco y ocho por ciento

Las petroleras prevén aplicar en los próximos días un nuevo incremento de precios en los combustibles de entre cinco y ocho por ciento, el séptimo ajuste en lo que va del año.

Fuentes de las entidades de estaciones de servicio, señalaron que el ajuste regirá posiblemente desde la semana próxima y no será inferior al cinco por ciento aunque podría llegar ocho en el caso de las naftas premium.

Sin considerar estos últimos aumentos, los combustibles ya subieron hasta 27 por ciento en lo que va del año y entre las compañías petroleras estiman que los precios tienen un retraso del 20 por ciento.

El último ajuste había sido puesto en marcha el 7 de julio último por YPF, y el 11 de ese mes por el resto de las compañías, pero las empresas buscan ahora reducir al máximo un “atraso” del 20 por ciento en el precio de venta al público.

Según indicaron fuentes consultadas por la agencia NA, los precios de las naftas y gasoil quedaron “desfasados” por el fuerte aumento en el valor del dólar y también del barril de crudo a nivel internacional.

El barril de Brent del mar del Norte para setiembre cerró en el mercado de Londres a 74,97 dólares tras ganar 68 centavos; en Nueva York el barril de “light sweet crude” (WTI), también para setiembre, ganó 1,44 dólares y quedó en 70,13.

Esos precios se ubicaban entre 58 y 60 dólares al iniciar el año, momento a partir del cual también el valor de la moneda estadounidense en el mercado cambiario argentino se disparó un 50 por ciento.

El nuevo alza de precios sería aplicado a partir del miércoles o jueves, según evaluaban las petroleras en un mercado completamente liberado y sin intervención del ministerio de Energía.

Las fuentes indicaron que “el ritmo y salto lo termina fijando YPF, que además como consecuencia del desabastecimiento ha incrementado todavía unos puntos más (entre dos y tres) su cuota de mercado”.

En lo que va del año, la nafta súper y el gasoil se encarecieron 22 por ciento y ahora subirían otro cinco; mientras que los combustibles premium ya se incrementaron un 27 por ciento y ahora lo harían en otro ocho.

Este nuevo ajuste se registrará en medio de problemas de abastecimiento que están padeciendo las estaciones de servicio de bandera blanca y las ex-Oil, dado que las principales petroleras del mercado les venden sólo por cupos.

Resulta que por ese atraso en los precios en surtidor respecto de lo que subió el valor del dólar y del crudo, las petroleras están priorizando el abastecimiento a las estaciones que trabajan con sus banderas y a las independientes les venden por cupos. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario