EL ASESINATO DEL FUTBOLISTA

Los detenidos declararon que respondieron a una agresión

Los detenidos por el crimen de Facundo Espíndola aseguraron ante la Justicia que la pelea que culminó con la muerte del futbolista a la salida de un boliche de Hurlingham se produjo porque la víctima y sus amigos los increparon por considerarlos “chetos de la Capital”.

Facundo Espíndola, el arquero asesinado.

El Eco

Al prestar declaración en los Tribunales de Morón, se contradijeron sobre el origen del arma blanca empleada por Nahuel Oviedo para dar muerte a Espíndola, pero coincidieron en afirmar que quienes iniciaron la agresión fueron el arquero y sus amigos.

Arturo Goldstraj, abogado de Oviedo, informó que su cliente señaló al otro detenido, Ever Brizuela Cáceres, como quien le dio un cuchillo que llevaba en el auto para que se defendiera de la agresión de la que era víctima por parte de Espíndola.

Según lo narrado por Oviedo ante la Justicia, “nos querían zarpar por ser chetos de la Capital” e inclusive mencionó la posibilidad de un intento de robo por el vistoso automóvil Peugeot de Brizuela Cáceres en el que se movilizaban.

El abogado destacó que en las imágenes de las cámaras de seguridad “se lo ve a Espíndola exacerbado”, golpeando tanto a Oviedo como al auto de Brizuela Cáceres.

Según el letrado, en uno de los momentos en que se le acercó para golpearlo, Oviedo hizo un movimiento defensivo en el cual le clavó el cuchillo, aunque -aseguró- “él ni cuenta se dio, según me dijo”.

Eduardo Medrano, abogado de Brizuela Cáceres, dijo a su vez que su defendido “jamás tuvo la intención de herir, lastimar o lesionar a Facundo” y negó el arma blanca empleada por Oviedo en el crimen perteneciera a su cliente.

“Estaban festejando el cumpleaños de una de las amigas de Brizuela. Dentro del boliche todo estuvo bien, pero al salir se produjo una discusión en la que mi defendido fue agredido varias veces”, relató.

Destacó que “Brizuela en ningún momento reaccionó ni salió del auto” pese a que las imágenes captadas por las cámaras de seguridad muestran cuando Espíndola le patea el vehículo.

 

Coartada

 

El abogado confirmó que Brizuela y Oviedo viven en Capital Federal -ambos son vecinos en Villa Urquiza- mientras que los otros involucrados en la pelea son del conurbano bonaerense, y que ése sería el origen de la disputa que tuvo un final fatal.

“En ningún momento se ve que mi defendido le acerque un elemento punzante. Él no fue al boliche a producir una agresión ni alcanzó a Oviedo un elemento punzante. Tampoco tenía conocimiento que alguien tuviera un elemento punzante”, afirmó.

Y agregó: “Es más, él se fue, pero volvió porque entendió que no lo podía dejar solo a Oviedo”.

“Mi defendido no tenía conocimiento cabal de lo que había pasado en la calle hasta que los detuvo la policía”, aseguró el abogado de Brizuela Cáceres.

En tanto, los restos mortales de Facundo Espíndola fueron velados en Villa Lynch en medio de muestras de dolor de sus allegados y luego trasladados al cementerio local.

“Estamos hecho mierda a nivel familiar”, manifestó entre sollozos el hermano del ex arquero del club Almagro en declaraciones formuladas frente a la cochería Cetera.

“No es justificable, lo que se hizo es salvaje fuera la discusión que fuera. A mi hermano no me lo devuelve nadie”, añadió.

El asesinato de Facundo Espíndola se produjo cerca de las 7 de la mañana del domingo a la salida del local “Jack s”, ubicado sobre la avenida Jauretche 1001, en la zona oeste del conurbano.

Espíndola murió tras recibir una puñalada durante una pelea de la que participaron varias personas, entre ellos el también futbolista Nahuel Oviedo, delantero que se desempeña en San Telmo.

 

“Una persona divina”

 

“No sabemos el motivo de la discusión, no tenemos idea, estamos viendo los videos. Quiero que respeten el dolor mío y de mi familia. Facu era una persona divina, un loco lindo”, señaló Jorge, hermano del fallecido.

Efectivos policiales habrían encontrado en las inmediaciones del lugar de los hechos un cuchillo de 30 centímetros de largo con el que se habría cometido el asesinato durante la discusión en la calle.

El fallecido fue arquero de Almagro y había jugado en las divisiones inferiores de River y Lanús, aunque actualmente no conseguía club para proseguir su carrera.

Luego del crimen, la Policía logró detener a dos jóvenes que intentaron darse a la fuga en un Peugeot 308 blanco cuya presencia en el lugar de la pelea también quedó captada por las cámaras.

Alertada la Policía, el Peugeot fue interceptado por un patrullero en el cruce de las calles Vergara y Azurduy, en Villa Tesei.

Oviedo, surgido de Huracán y con pasos por Sportivo Italiano y los clubes chilenos San Antonio Unido y La Serena, tiene antecedentes: en 2013 estuvo tres meses detenido en el Penal de Ezeiza por un presunto ataque a una mujer policía y años antes había quedado involucrado en un episodio por un robo a una casa.

En el caso tomó intervención la UFI 8 de Morón, a cargo de Adriana Suárez Corripio, quien dispuso los peritajes correspondientes. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario