Macri recibió al ministro de Educación de Francia

Macri recibió al ministro de Educación de Francia.

El Eco

El presidente Mauricio Macri recibió ayer al ministro de Educación de Francia, Jean-Michel Blanquer, que promueve en su país una profunda reforma que se basa en volver a la lectura y el dictado para ejercitar la escritura, como así también la memorización y las clases bilingües.

Macri se reunió con el funcionario francés en la residencia de Olivos junto al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, en su última actividad oficial del día antes de viajar a Perú para participar de la VIII Cumbre de las Américas.

El jefe de Estado dialogó sobre la temática educativa con el ministro francés, quien desea -con el apoyo del presidente, Emmanuel Macron- que la enseñanza de la lectura se base “en una pedagogía explícita, de tipo silábico” y no en otras variantes existentes como el método global.

La política educativa que propone Blanquer en su país ya fue presentada en el Consejo de Ministros y debe ser aprobada por la Asamblea Nacional.

Antes de ser ministro, Blanquer quien además fue jefe de Gabinete de Educación durante la presidencia de Jacques Chirac, escribió los libros “La escuela de la vida” y “La escuela de mañana”, en los que detalló su propuesta y elogió la autonomía de los docentes.

“Gracias al Presidente Macri por esta entrevista en torno a las cuestiones mundiales y nacionales de la educación. La amistad entre Francia y Argentina, más fuerte que nunca, al servicio del progreso a través del conocimiento y la juventud”, sostuvo el funcionario europeo en Twitter tras la audiencia.

Macri recibió al ministro de Educación francés en momentos en que mantiene en la Argentina un fuerte conflicto con los sindicatos docentes por las cifras de aumento salarial y las propuestas de mejora educativa.

Antes de la audiencia, Blanquer disertó en el CCK en el marco de las reuniones previas a la cumbre del G-20 que presidirá la Argentina en 2018 y allí sostuvo que en Francia quiere a los maestros “pagarles más, pero no es fácil”, al tiempo que consideró que “cada dinero en la educación es una inversión, porque el profesor será una de las figuras centrales de la sociedad del futuro”.

“La educación debe ser más y más tecnológica, pero también más y más humana. El desafío pasa por construir una pareja perfecta entre hombre y máquina”, planteó el francés, quien además afirmó: “Los primeros años son muy importantes por eso hace dos semanas tomamos la decisión histórica de bajar la edad de entrada a la escuela de los seis años a los tres”.

Junto a Finocchiaro, el francés Blanquer encabezó la Reunión del Grupo de Trabajo en Educación (GTE) del G20, organizada por la cartera educativa nacional.

Ambos funcionarios reflexionaron sobre los desafíos del financiamiento de la Educación en el ámbito global: “Con el fin de desarrollar una efectiva política educativa de habilidades para el futuro, resulta fundamental promover una inversión eficiente para una educación inclusiva y de calidad”, sostuvo Finocchiaro.

“Esto implica una profunda articulación del presupuesto educativo con la planificación estratégica de la política pública y velar por la eficacia y la eficiencia de la inversión que cada uno de nuestros gobiernos destina. Es necesario optimizar los recursos basándonos en una planificación acorde que permita potenciarlos”, agregó el ministro argentino.

En la Primera Reunión del GTE -que consta de dos sesiones-, en el CCK, se hizo foco en dos temáticas principales: habilidades para el futuro y financiamiento internacional de la educación.

Se prevé una segunda instancia de encuentro del Grupo antes de la Reunión de Ministros de Educación del G20, que se celebrará en septiembre en la ciudad de Mendoza.

Macri participa de la Cumbre de las Américas

El presidente Mauricio Macri arribó ayer a la ciudad peruana de Lima para participar de la octava edición de la Cumbre de las Américas, que tendrá como eje temático la “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción” y estará incluida la crisis venezolana.

En ese marco, el mandatario mantendrá reuniones bilaterales con varios de los participantes, como el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, a quien le reclamará que la Casa Blanca exima de manera permanente al acero y aluminio argentino de los gravámenes impuestos, entre otros aspectos del vínculo comercial.

Tras aterrizar en Perú, el jefe de Estado participó del acto inaugural de la Cumbre de las Américas en el Gran Teatro Nacional y luego asistió a la cena de honor ofrecida por el presidente anfitrión, Martín Vizcarra, en la Casa de Pizarro.

En tanto, el sábado Macri expondrá durante la sesión plenaria en el Centro de Convenciones de Lima y todo indica que lanzará duras críticas respecto de la situación política y social en Venezuela.

Sin embargo, la actividad más importante del líder del PRO estará centrada en el encuentro con el vicepresidente de Estados Unidos, quien asistirá en lugar del jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, que días atrás desistió de su participación.

En la reunión bilateral con Pence, el presidente pedirá que la Argentina sea exceptuada de manera definitiva de los aranceles del 25 por ciento al acero y del 10 por ciento al aluminio, ya que la medida vence el 1 de mayo.

Asimismo, Macri volverá a la carga para intentar que Estados Unidos abra la importación de productos argentinos como el biodiesel, la carne vacuna y ovina patagónica y los cítricos dulces.

El líder del PRO también tiene confirmadas reuniones con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos; y el de Panamá, Juan Carlos Varela Rodríguez; y el senador estadounidense Marco Rubio.

Sin embargo, se baraja la posibilidad de que se agreguen más encuentros con algunos de los mandatarios que asistirán a la Cumbre: el brasileño Michel Temer; el uruguayo Tabaré Vázquez; el paraguayo Horacio Cartes; el ecuatoriano Lenín Moreno; el mexicano Enrique Peña Nieto; el boliviano Evo Morales; y el cubano Raúl Castro.

El líder del PRO llegó a Perú acompañado por la primera dama, Juliana Awada; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.

En la Cumbre de las Américas, que se celebra cada tres años, una vez más se buscará definir una agenda regional para evaluar los temas más urgentes, que en esta oportunidad abordará “el compromiso de los gobernantes contra la corrupción”, un problema que con los casos de Odebrecht y Lava Jato destapados en Brasil ha salpicado a varios países latinoamericanos.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario