Morales y su novia se unieron en una ceremonia en Purmamarca

Morales y Snopek protagonizaron una ceremonia andina.

El Eco

El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y la abogada Tulia Snopek sellaron ayer su unión como pareja con una ceremonia de pueblos originarios en el Paseo Los Colorados, en Purmamarca.

“Este es el comienzo de nuestra familia”, resaltó Morales tras la unión y expresó su “orgullo” por su compañera, a quien elogió por tener “inteligencia y entereza para defender este amor”.

Además, agradeció a las comunidades que acompañaron la ceremonia y señaló: “Que la Pacha nos ilumine y nos de la sabiduría para seguir luchando por nuestro amor y tener así un futuro en familia”.

La letrada es hija del exgobernador Guillermo Eugenio Snopek; hermana del senador nacional Guillermo Snopek; y sobrina nieta del también exmandatario jujeño Carlos Snopek, todos peronistas.

Como la abogada todavía sigue casada con su exmarido, los novios decidieron unirse con una ceremonia espiritual.

“El que ama la política de pronto empieza a dejar cosas personales y se auto impone una mirada colectiva y Tulia me ha devuelto eso, el proyecto personal de vida, familiar y me da mucha energía. Estoy espiritualmente bien, así que me siento más fuerte para afrontar situaciones y problemas. Más allá de todas las cosas, de lo que digan, no me importa. Las personas deben defender lo que aman, cuidar lo que aman y ser honestos con eso. Es eso lo que nos mueve”, contó Morales en una entrevista con El Tribuno.

En tanto, Snopek reconoció que le costó aceptar una relación con un político: “Por la política lo perdí a mi papá, no tenía el mejor de los recuerdos”, manifestó, en alusión al trágico accidente vial que terminó con la vida de Snopek en febrero de 1996.

De la ceremonia, que fue transmitida en vivo por la cuenta de Facebook del gobernador, participaron referentes de las comunidades originarias kolla y guaraní, así como también pobladores de la Puna y la Quebrada de Humahuaca.

Luego de la unión, Morales y Snopek se trasladaron hasta el Club Santa Rosa para encabezar un almuerzo criollo.

Los referentes de las comunidades originarias fueron los encargados de realizar la ceremonia, en la que se dio una ofrenda a la Pachamama para pedirle “que todo lo que la nueva pareja y familia viva y emprenda tenga su protección y el acompañamiento”.

La pareja pidió permiso a la Pacha, entregándole la ofrenda frente a un cóndor, y luego, acompañada de una banda de sikuris, se dirigió al lugar donde se desarrolló toda la ceremonia, guiada por líderes espirituales.

El ingreso se dio a través de un pasillo formado por arcos y Morales y Snopek se ubicaron en el altar, compuesto por plantas frescas, en formas de arcos, molle, ruda y romero para que esté protegida de cualquier daño. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario