No encontraron pólvora en las manos de Nahir Galarza

Internet

Buenos Aires (Télam) – El estudio de dermotest que le realizaron a Nahir Galarza, detenida por el crimen a balazos de su ex novio Fernando Pastorizzo en Gualeguaychú, dio resultado negativo, aunque el fiscal que investiga el caso explicó que la inexistencia de pólvora en las manos de la chica “no significa que no haya disparado”.
Los resultados del peritaje realizado sobre las manos de la imputada fueron entregados en las últimas horas al fiscal Sergio Rondoni Caffa, quien aseguró que el estudio “se hizo seis horas después (del crimen), cuando ella todavía era testigo” y aclaró que en ese momento fue ordenado “porque (Galarza) fue la última persona” que estuvo con la víctima.
“Ella ya se había bañado o cambiado”, sostuvo el funcionario judicial a la prensa y además remarcó que “la propia imputada reconoce haber efectuado dos disparos y hay testigos que la vieron” cerca del lugar del crimen.
Entre otras evidencias, el fiscal aseguró que en el expediente está incorporada la imagen de una cámara de seguridad en la que se observa a una persona similar a Nahir a once cuadras de donde sucedió el hecho y resaltó el resultado del peritaje sobre el arma, que determinó que las balas que mataron al joven partieron de la pistola calibre 9 milímetros del padre de la joven, el policía Marcelo Galarza.
“Tenemos varios elementos que nos permiten afirmar que estamos ante la autora del hecho”, remarcó Rondoni Caffa, luego de que el defensor de la Nahir (19), Víctor Rebossio, diera relevancia al resultado negativo del dermotest.
Por su parte, el abogado que representa a la familia de Pastorizzo, Sebastián Arrechea, relativizó el resultado del dermotest y dijo que “una persona que dispara y luego se lava las manos, ciertamente tiene una actitud de entorpecer y obstaculizar la investigación”.
En tanto, el abogado defensor de Nahir dijo a Télam que “el resultado negativo puede deberse al tipo de arma, ya que hay abiertas y cerradas, al tiempo transcurrido y a los elementos que se utilizaron en la pericia”.
Además, Rebossio indicó que el mismo estudio se le realizó a los padres y al hermano de 16 años de la joven y al remisero que fue el primero en ver a Pastorizzo (21) agonizando en la calle el viernes último y que en esos casos el resultado fue el mismo.
Si bien el abogado reconoció que la joven disparó, dijo que en la causa “no puede haber una multiplicación de dudas”.
Otro tema en cuestión es si el arma tiene las huellas digitales de la joven y al respecto, el fiscal explicó que ese estudio no se hizo porque luego del crimen, ella la volvió a poner en su casa, el padre se levantó, la puso en la cartuchera y se fue a trabajar a la Jefatura Departamental de Gualeguay.
Luego, cuando la joven se convirtió en sospechosa, el fiscal le pidió al padre que entregara el arma para ser sometida a la pericias.
Rebossio aclaró que no hay ninguna imputación contra el padre de Nahir, sino que se abrió un sumario en la fuerza debido a que el arma, que es provista por el Estado, fue utilizada en un crimen.
Acerca de la situación de su clienta, dijo que permanece alojada en una celda de la comisaría de la Mujer y el Menor de Gualeguaychú, donde se encuentra sola y recibe comida y otros elementos que le lleva su familia.
Rebossio lamentó que “se haya interrumpido el tratamiento (psicológico) que le estaban haciendo en el hospital Centenario” y lo atribuyó a que “por la presión pública, la sacaron a empujones de allí y la mandaron a la comisaría, donde en la celda hace 40 grados”.
El hecho ocurrió el viernes último alrededor de las 5 de la madrugada, cuando Pastorizzo fue hallado asesinado en la calle General Paz al 300, al lado de su motocicleta y con dos disparos.
Galarza confesó luego haber sido la autora del crimen y dijo que lo cometió con el arma reglamentaria de su padre policía, por quien fue acompañada a entregarse ante la Justicia, que le dictó 60 días de prisión preventiva por el delito de homicidio doblemente agravado por el vínculo de pareja y por haber sido cometido con un arma de fuego.
Si bien la defensa alega que la chica era víctima de violencia de género, el fiscal sostuvo hoy que al menos al momento de la detención “no tenía lesiones”.
El lunes próximo se empezarán a realizar los peritajes sobre los teléfonos celulares de ambos jóvenes para tener un detalle de los mensajes de texto y Whatsapp que intercambiaron en los últimos seis meses y también se analizarán las publicaciones en las redes sociales.
En tanto, en febrero se efectuarán los peritajes psiquiátricos a la joven.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario