Preventiva en un caso de violencia de género

La justicia porteña dictó la prisión preventiva para un hombre que estaba prófugo acusado de golpear a su pareja, que ya había estado preso por violencia de género y por haber violado varias veces la orden de restricción de acercamiento.

El hecho comenzó a ser investigado en marzo pasado, cuando una joven de 25 años, de la localidad bonaerense de Guernica denunció a su pareja por repetidas amenazas.

“Si yo hablaba y él no quería, me pegaba en la boca para callarme. Me pateaba, me empujaba, me golpeaba en la cara, en el abdomen, en las costillas, en la espalda… Una vez prendió fuego unas valijas y las cortinas. Tenía miedo de acostarme a dormir…”, le contó la denunciante a la justicia.

Tras la presentación realizada por la mujer, se dispuso una medida perimetral, se le prohibió al agresor acercarse a menos de 200 metros de la víctima, pero éste violó la orden y fue detenido en la Ciudad de Buenos Aires.

Tras dictarse la prisión preventiva por ese hecho, se dispuso la entrega a la víctima de un dispositivo de geo-posicionamiento/botón de pánico; y con la conformidad de la mujer, el hombre quedó en libertad con tobillera electrónica y con la restricción de acercarse a 500 metros de la denunciante.

Nuevamente el imputado violó la zona restringida, terminó detenido por desobediencia y fue condenado a un mes de prisión de efectivo cumplimiento, pero recuperó su libertad el 29 de junio.

El 1° de julio, el acusado volvió a acercarse a la vivienda de la denunciante y la Fiscalía ordenó su captura, mientras que la Sala III de la Cámara de Apelaciones revocó la resolución de primera instancia y dispuso la prisión preventiva del acusado para garantizar la integridad física y psíquica de la víctima.

A partir de ese momento, y según informó la Fiscalía de la Ciudad, se trabajó arduamente para ubicar al acusado.

Las fotos que había subido a Facebook el hombre hacían presumir a los investigadores que estaba con la víctima y que su manipulación había surtido efecto.

El 11 de julio último se logró la detención del imputado en la estación de trenes de la localidad de Glew, quien se encontraba junto a la víctima, y ahora permanecerá preso hasta el juicio oral. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario