Procesamiento con prisión preventiva a “Pity” Álvarez por homicidio agravado

La justicia adoptó la medida en la causa por el crimen de Cristian Díaz, el hombre al que asesinó de cuatro disparos tras una discusión en el barrio porteño de Villa Lugano la semana pasada.

“Pity” Álvarez, junto a la víctima, Cristian Díaz.

El Eco

Álvarez fue procesado por el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, indicaron fuentes judiciales.

Testigos y distintos elementos secuestrados indican que el pasado 12 de julio a la madrugada el líder del grupo Viejas Locas, tras matar a la víctima, descartó el arma, una pistola Lorcin .25, en una alcantarilla, y luego se escapó en su auto junto a una joven que sería su novia.

El juez Martín Yadarola, además del procesamiento para el cual tenía plazo de dictarlo hasta el próximo 27 de julio, ordenó que el músico, que se encuentra internado en el pabellón psiquiátrico de la Unidad Penal de Ezeiza, reciba atención por su adicción a las drogas.

El arma encontrada en la alcantarilla presentaba varias huellas dactilares, aunque ninguna lo suficientemente completa como para obtener una identificación positiva.

Sin embargo, tanto quien sería la novia del músico, de nombre Agustina, como varios testigos señalaron que fue Pity quien disparó el arma homicida y luego la descartó en una alcantarilla, algo que coincide con otros testimonios que llamaron al 911 para reportar el caso.

La pistola tiene su número de serie intacto, pero una búsqueda en la base de datos de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) dio un resultado negativo, ya que no tiene ningún titular registrado, algo que le resulta muy llamativo a los investigadores.

Además, cuando se envió la misma consulta al Registro Provincial de Armas (Repar), la respuesta fue la misma: no está registrada ni tiene pedido de secuestro.

Ahora, el juez espera los resultados de las pericias hechas por la División Homicidios de la Policía de la Ciudad para sumar a la causa.

Además se incluyeron en el expediente las pericias realizadas por la Unidad Criminalística en el lugar del hecho con una reconstrucción del crimen; el test toxicológico al cuerpo de la víctima -en sus bolsillos no hallaron drogas-; y los exámenes de la sangre extraída a Álvarez con el objetivo de detectar trazos de alcohol o drogas.

Según las fuentes, en el lugar del hecho, los peritos recolectaron cinco vainas servidas, de las cuáles, cuatro tiros impactaron en la cara de la víctima.

Pity permanece detenido bajo el Programa Integral de Salud Mental Argentino (Prisma) que funciona en el complejo carcelario de Ezeiza, dependiente del Servicio Penitenciario Federal (SPF) y según pudo saber NA, la estrategia de la defensa del músico será la de plantear que se trató de un caso de “exceso en la legítima defensa”.

 

********** RELACIONADA

 

Un robo previo sería el motivo

de la trágica discusión de “Pity”

 

Un robo a la casa de Cristian “Pity” Álvarez, y el hecho de que el hombre al que asesinó a tiros habría contado con antecedentes delictivos previos, abonarían la intención de la defensa del músico de plantear en la estrategia que se trató de un caso de “exceso en la legítima defensa”.

La versión indica que la discusión que derivó en el crimen se habría producido luego de que el músico, unos días antes del asesinato, acusara a la víctima de ser parte de un grupo de personas que le robó una mochila con las llaves de su departamento, el cual terminó siendo desvalijado, lo que se sumaría a una causa previa que tendría Díaz.

Según pudo averiguar NA de fuentes del caso, “Pity” habría sufrido la sustracción de una mochila con las llaves de su departamento del Barrio Cardenal Samoré en Villa Lugano y alguien aprovechó su ausencia para entrar a la vivienda a robar.

El cantante le habría comentado a sus íntimos sobre sus sospechas de que Díaz estaba “involucrado” en ese robo.

Al parecer, la víctima se enteró de la acusación y el jueves 12 de julio a la madrugada cuando lo vio pasar a “Pity” habría ido directamente a increparlo.

Durante la discusión, Díaz se sacó la campera y le tiró un cabezazo a lo que Álvarez respondió efectuando cuatro disparos que le provocaron la muerte.

Agustina, la chica que estaba con el músico y que sería su novia, declaró ante sede judicial y allí contó que tras el cabezazo, Díaz pareció llevarse la mano a la cintura “como si fuera a sacar algo de ahí”, y consideró que “Pity” pudo haber pensado lo mismo, según revelaron fuentes judiciales a Noticias Argentinas.

 

Estrategia

 

Estos detalles podrían servir a la tarea ejercida por el defensor oficial Santiago Ottaviano para preparar e impulsar una estrategia de “exceso en la legítima defensa”, ya que a la víctima no se le hallaron armas ni otros elementos relacionados.

“Lo maté porque si no me iba a matar él… era un pibe que choreaba”, afirmó Álvarez el viernes pasado cuando se entregó en la comisaría 8va de la Policía de la Ciudad.

Justamente, en las últimas horas trascendió que Díaz recibió en el año 2008 una condena de dos años y medio en suspenso por “tentativa de robo con arma” por parte del Tribunal Oral y Criminal 29, causa 2755.

En ese sentido, la víctima habría estado detenido muy poco tiempo, y como tras la condena en suspenso no cometió otro ilícito , es “normal que no tenga antecedentes penales”, precisó una fuente policial consultada, al referirse a que la víctima no tenía antecedentes, tal como trascendió desde el comienzo del caso.

Todos estos detalles serán usados por la defensa de “Pity” para intentar demostrar que corría riesgo su vida ante “las amenazas” que recibía, según sostuvo en varias ocasiones ante la prensa su madre, Cristina Congiú.

NA pudo saber que hay personas que desean declarar en la causa para contar detalles de la discusión y de una posible relación conflictiva entre víctima y victimario, pero tienen miedo de sufrir represalias.

Por ello, durante los próximos días es posible que le pidan al juez Martín Yadarola, a cargo de la causa, la declaración en calidad de testigos de identidad reservada. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario