Santa fe soportó una sensación térmica superior a 65 grados

Los habitantes de la ciudad de Santa Fe se volcaron ayer a la tarde a los parques que poseen espejos de agua y a las playas de la laguna Setúbal para intentar paliar de algún modo el intenso calor, que según el municipio local llegó a las 15 al delirante registro de 65,7 grados de sensación térmica.

Santa Fe sufrió una sensación térmica agobiante.

El Eco

De acuerdo con la información oficial de la comuna santafesina, a las 15 la temperatura llegó a un pico de 42,1 grados, pero las condiciones atmosféricas situaron a la sensación térmica en la cifra astronómica por encima de los 65 grados.

Una recorrida por la ciudad ofrecía un panorama desierto en algunos sectores y gran cantidad de gente en los balnearios habilitados sobre la laguna Setúbal, en las costaneras Este y Oeste.

Allí, a la altura del emblemático Puente Colgante, era incesante el transitar de personas que en autos, motocicletas y a pie llegaban a la playa en trajes de baño y, en algunos casos, con conservadoras al hombro para transportar sus bebidas.

También en el lago del Parque del Sur, situado en el extremo oeste de la ciudad, se congregaban miles de bañistas, especialmente residentes en el barrio Centenario y otros cercanos.

Además, los bares se poblaron de clientes que buscaban un alivio en el aire acondicionado, en tanto las mesas situadas fuera de los locales lucían sin ocupantes.

Además, en las zonas de quintas como Sauce Viejo, en la salida sur de la ciudad, y San José del Rincón, hacia el norte por la ruta 1, las rutas se veían saturadas por los automóviles de la gente que solo trabaja por la mañana.

El destino de esos afortunados eran las casas de fin de semana que poseen piletas y grandes parques, aunque en el caso de Rincón el alivio del verde poco se notó a media tarde, ya que la sensación térmica marcó 61 grados.

 

Inconvenientes

en el conurbano

 

Las tormentas con vientos fuertes afectaron varios partidos bonaerenses, donde los pobladores reportan calles anegadas, voladura de techos y caída de árboles, informaron fuentes de Defensa Civil.

Hasta el momento, las lluvias caídas en Quilmes, Lanús y Merlo provocaron daños de consideración en calles y viviendas aunque no se reportan víctimas ni evacuados.

“Estamos trabajando en las calles afectadas por la caída de ramas y lugares donde los fuertes vientos afectaron el tendido eléctrico”, informó un vocero de Defensa Civil de Quilmes.

Mientras que el partido de Lanús “sufrió el anegamiento de calles tras la caída de 18 milímetros de agua”, informó el municipio.

En tanto, el distrito de Merlo -en la zona oeste del conurbano- reportó 80 milímetros de agua caída “lo que provocó que se volaran techos y se cayeran árboles en las áreas del distrito más afectadas por las tormentas”.

El informe especial por lluvias emitido ayer  por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) que afecta al centro y norte de la provincia de Buenos Aires desde el pasado 28 de diciembre pasado rige hasta hoy.

Por esa razón, se espera que en pocas horas mejoren las condiciones meteorológicas en gran parte del conurbano bonaerense. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario