Condenados por varios ilícitos

Archivo

Retomado de la feria judicial, el TOC1 ventiló el veredicto tras un juicio abreviado en el que resultaban imputados dos hombres sindicados de varios ilícitos.

En efecto, se condenó a Marcelo Ariel Fuentes, a la pena de cuatro años de prisión, como autor penalmente responsable de los delitos de “Robo agravado por efracción”, “Robo” y “Hurto, violación de domicilio y coacción”.

A la vez, fue sentenciado Hugo Manuel Alejandro Ledesma, alias “Timi”, a la pena de un año y dos meses y quince días de prisión, de ejecución condicional, como autor penalmente responsable de los delitos de “Abuso de arma, portación ilegal de arma de fuego de uso civil” y “Hurto”.

Por las huellas

Sobre los sucesos endilgados, se acreditó que entre las 21.30 del 31 de agosto de 2013 y las 0.30 del día siguiente, Fuentes, previo romper ejerciendo violencia la parte inferior de la puerta de ingreso de la vivienda sita en calle Brandsen 34, se introdujo en la misma y se apoderó ilegítimamente de dos televisores Led, un DVD, un teléfono celular, una plancha de pelo y una radio chica. La materialidad del hecho se acreditó no solo por los testimonios de los damnificados sino también por el levantamiento de rastros físicos en los que se destaca que se logró revelar, levantar y recoger un rastro de origen papilar dactilar que se ubicó en la caja de una plancha de pelo que al momento del hecho existía en el lugar, al cual se le otorgó la calidad de valor identificatorio. Que posteriormente, al ser cotejado dicho rastro mediante el sistema AFIS surgió su correspondencia con el dígito pulgar de la mano izquierda de Fuentes.

Asimismo, se dio por probado que el 19 de enero de 2014 Fuentes ingresó en el domicilio de la calle San Martín 243 y se apoderó ilegítimamente de un televisor, 4 mil pesos, un acolchado de pluma de dos plazas, una campera de cuero dos pares de botas de montaña, un DVD un teléfono celular.

A la vez, se le sindicó que el 14 de marzo de 2013, entre las 11 y 12.30, ingresó en el domicilio de calle Necochea 359 y se apoderó de una cortadora de cerámicos chica, una máquina de cortar cerámicos grande, una máquina caladora tipo industrial y un kit de llaves tubo de 187 piezas, elementos todos ellos de propiedad de Juan Eduardo Menacho, quien a los dos días del ilícito sufrido fue amenazado con el propósito que éste no formalizara denuncia de la sustracción que había sido víctima en los siguientes términos: “…Si nos denunciás, te vamos a hacer una contradenuncia y te vamos a prender fuego el rancho vieja, si te parás de manos la arreglamos acá…”.

Disparos

Uno de los casos ahora contra Ledesma se remonta al 8 de julio de 2016, a las 17 aproximadamente, en inmediaciones de la esquina de Juldain y Roselló, donde el señalado portando un arma de fuego de puño disparó la misma en al menos siete oportunidades contra un auto conducido en ese momento por Juan Ignacio Córica Gutiérrez que era acompañado por su hermano Sergio Agustín Córica Gutiérrez, impactando los proyectiles en distintas partes de la carrocería del automotor, sin lesionar a sus ocupantes.

Ya sobre un ilícito compartido entre los dos condenados, se detalló que el 2 de enero de 2016, entre las 19 y 24, los nombrados ingresaron sin violencia en el domicilio de calle San Martín 62, departamento 4 y se apoderaron ilegítimamente de su interior de un cachorro de perro de tres meses de edad, raza Pitbull, una consola de video juegos Play Station 2 con sus accesorios, color negro, una cámara fotográfica digital y un teléfono celular color blanco.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario