fbpx El cuerpo de la mujer hallada sin vida en su casa evidenció signos de una muerte violenta – El Eco
¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El cuerpo de la mujer hallada sin vida en su casa evidenció signos de una muerte violenta

Así lo expuso el médico de policía en su análisis preliminar. Más luego, el resultado de la autopsia robusteció la hipótesis. Hay signos de un estrangulamiento. La pesquisa ya investiga el luctuoso caso como un homicidio.

El Eco

La peor de las confirmaciones recibieron ayer los investigadores que se hicieron presentes por el hallazgo de la mujer sin vida en su casa de esquina Pellegrini y Chacabuco. Las primeras impresiones de los resultados periciales sobre el cuerpo de la mujer dan cuenta de signos de un estrangulamiento, léase se trató de una muerte violenta.

Bajo esa sentencia, la instrucción iniciada desde anoticiados del hallazgo bajo la carátula de “Averiguación de causales de muerte” cambió drásticamente. Si bien restan conocer con mayor certezas resultados de análisis peritales ya encargados a los especialistas (tardarán un tiempo importante los resultados) ya la pesquisa encamina la causa como un homicidio.

Como se había adelantado en la edición de ayer, la noche de jueves y madrugada de viernes imponía prudente hermetismo en los policías como funcionarios judiciales que arribaron a la escena del deceso, rodeada por un importante grupo de vecinos y, principalmente de familiares a la víctima, consternados por el fallecimiento de una mujer muy querida, la cual supo concebir una prolífera familia, los cuales todos residen en la ciudad.

Ellos, como los propios investigadores a en la noche del jueves se habían inclinado por la hipótesis de la muerte natural. Nada invitaba a pensar lo contrario. Ingreso a la casa sin ninguna señal de forzamiento o rotura y adentro, mobiliario y demás elementos todos en el lugar de siempre. Sólo la imagen triste de la mujer tendida al lado de la cama y un detalle: el faltante de algunas cosas que con el paso de las horas se fueron encontrando, menos algo, el teléfono.

Lo que era el lamento por la pérdida de la mujer de avanzada edad se le sumaría con el paso de las horas y, principalmente de los peritos de Científica el peor de los escenarios, para los expertos había signos de violencia.

Más precisamente se observó marcas en el cuello que dan cuenta de que se había efectuado una compresión en el cuello, un estrangulamiento. Entonces, se trató de una muerte violenta por asfixia y paro cardiorrespiratorio. Y a toda aquella angustia primera por el deceso, se la abrió interrogantes y máxima tensión porque dicha muerte habría sido provocada por alguien. Ya los investigadores hablaban de un asesinato.

 

Testimonios, recorridas y cámaras de seguridad

Las primeras impresiones de los peritos y médico policial, entonces, no hizo más que motorizar intensas diligencias de parte de los policías y judiciales apostados en la escena. De consultas y entrevistas a vecinos como a los propios allegados a la víctima, a distintos comercios de la cuadra en pos de dar con cámaras de seguridad que permitan observar los últimos movimientos en alrededor de la casa.

De lo que trascendió de las primeras constancias en el expediente abierto, se observaron las imágenes que registraron un par de cámaras de un comercio y una vivienda lindante. Hasta aquí, ninguna imagen aportó demasiado a procurar ver movimientos en la entrada y adyacencias a la casa de la mujer muerta. Apenas hay un registro de la propia mujer en la puerta de la casa, pero horas muy previas a cuando habría ocurrido el presunto crimen.

Ningún testigo, imágenes que aporten, ningún signo de violencia para ingresar a la casa ni tampoco dentro de la finca, pocos faltantes en cuanto a las pertenencias que se conocían de la mujer. Todo un gran misterio y mucha complejidad para dar con elementos certeros sobre lo que pudo haber ocurrido.

 

La escena

 

Precisamente sobre el hallazgo de la difunta, como se informó oportunamente fue alertado por un familiar en una de las visitas habituales que hacían a la mujer sus familiares y allegados. Como estaba el cuerpo tendido al lado de la cama y sin ningún mobiliario corrido ni ningún desorden que invitase a pensar en algo extraño, se tomó como una muerte natural y así procedieron a ingresar a la casa sin más. Por eso, redunda también en la complejidad a la hora de hallar alguna huella, rastro que aliente a dar con un dato concreto. La escena fue muy manipulada involuntariamente por aquellos que se acercaron a la casa anoticiados por la muerte.

Igualmente confiaron los investigadores que más allá de que se hubiera tenido una especial atención a la hora de preservar la escena, tampoco consideran que hubiese servido para mucho porque hasta aquí nada estaba corrido de su lugar. Nada había sido adulterado o modificado.

Es más, se dio aviso a la policía primero por el presunto faltante de una cartera y un teléfono después. La primera fue hallada horas más tarde. El celular no apareció.  Frente a ello, tampoco se puede aseverar sobre las causales del asesinato, si hubo un móvil relacionado con un robo.

 

El hallazgo

 

Como se informó en la edición pasada, en la noche del jueves, en el domicilio de Chacabuco 1288 fue encontrada sin vida la mujer identificada como Olga Sprovieri viuda de Urdampilleta de 80 años de edad.

El hecho estaba caratulado “Averiguación causales de muerte” y si bien aquella noche la investigación presumía que se había tratado de una muerte natural todo cambió de manera radical.

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario