Tras el resultado positivo de ADN, quedó detenido el acusado de violar a una mujer en la vía pública

El suceso y la acusación A Corradi se le endilga la comisión del delito que fue tipificado como “Abuso sexual con acceso carnal y robo calificado con el uso de arma de fuego cuya aptitud de disparo no se pudo acreditar, en concurso real”, en los términos de los artículos 55, 119, tercer párrafo y 166, inciso segundo párrafo tercero del Código Penal. Al decir de la acusación fiscal, se acreditó que el 14 de julio de 2017, momentos posteriores a las 8.30, Corradi interceptó a la mujer en la zona de la quinta La Florida y, mediante la intimidación del uso de un arma de fuego, la condujo a pie hasta el sector de las vías del tren, cercano a calle Pujol y Primera Junta. Una vez allí, la obligó a ponerse de rodillas y desvestirse, siempre apuntándole con el arma en la nuca, y le ordenó que no lo mirara. También le pegó en el rostro y le tiró el cabello, para luego abusarla sexualmente. Posteriormente se apoderó de un teléfono celular de la víctima y unos 200 pesos, con lo cual huyó de la escena. Como oportunamente se había detallado la mujer, mayor de 30 años, denunció la violación que se produjo cuando regresaba a su hogar después de acompañar a su hija a la escuela. La horrible situación vivida por la víctima originó su descompensación, y fue auxiliada por una vecina, quien la encontró por la zona y al verla tan conmocionada decidió trasladarla hasta el Centro de Salud de Villa Italia Norte, ubicado en Patagonia 977, lugar donde tranquilizaron a la víctima, la contuvieron y también alertaron a la policía de lo acontecido. La mujer llegó muy mal, lloraba y al mismo tiempo decía que la habían abusado. En principio, trataron de calmarla y describió que “es algo que no pasa todos los días. Se llamó a la policía, cumpliendo el protocolo interno que hay para estos casos, y avisamos al Hospital de lo que había sucedido, para que la mujer pudiera recibir un análisis más generalizado”. Minutos después, llegó una ambulancia del Servicio de Emergencias del centro de salud público, adonde fue derivada para ser atendida por los profesionales. Atención y revisión La joven fue recibida y atendida en el Hospital Ramón Santamarina, donde los facultativos cumplieron con el protocolo existente para casos de abuso, violencia y violación, además a la víctima se le realizaron distintos análisis y el tratamiento de prevención de profilaxis. Si bien al ingreso al centro asistencial la víctima no presentaba criterio de internación, volvió a contar lo expresado en la sala de salud sobre el salvaje ataque sexual y al ser analizada por los médicos, presentaba signos clínicos de haber sido violada. Una vez cumplida con la exhaustiva revisión médica, fue acompañada hasta la Comisaría de la Mujer para radicar la correspondiente denuncia que tuvo su correlato en la fiscalía. El acusado será hoy trasladado a la sede judicial, donde se le tomará declaración indagatoria por el delito ya citado, una situación muy complicada siendo que la prueba en su contra es nada más y nada menos su propio ADN.]]>

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario