Una sangrienta pelea entre dos amigos terminó con uno de ellos hospitalizado

Por cuestiones que se tratan de establecer, una discusión pasó a mayores y finalizó con una feroz pelea callejera. Un joven de 28 años se llevó la peor parte, recibiendo múltiples heridas. La policía intervino de oficio. El hecho sucedió en La Movediza.

El Eco

A raíz de una pelea originada tras una cena donde supuestamente todos los que asistieron eran amigos, la policía debió intervenir de oficio por las heridas que sufrió un joven de 28 años de edad.

Lo que comenzó como un encuentro gastronómico más, de los que habitualmente se producen entre amigos en la zona de Alvarado y Formosa, derivó en un hecho de sangre, donde Alejandro Sandoval quedó maltrecho.

Como suele suceder con jóvenes que periódicamente se reúne, bastó que alguien propusiera el encuentro para armar de inmediato la peña, juntarse y poder hablar de diversos temas, siempre bien acompañado por alguna refrescante bebida alcohólica.

Las horas fueron pasando y según le narraron a El Eco de Tandil, hubo algo que enfrentó a dos personas, aunque sin dar precisiones -quizás porque no la recordaban- que influenció de tal manera que terminó activando la pelea callejera.

Manteniendo los códigos del barrio, principalmente de no dar mayores detalles para no complicar a nadie, se pudo conocer a decir por uno de los presentes que “corrió mucha bebida” y que “la pelea se podría haber evitado, pero ninguno entró en razones en ese momento”.

Lo concreto es que ya entrada la madrugada del domingo, el cambio de opiniones con escuetos fundamentos, profundizó la grieta entre dos amigos y pasó a dirimirse a los golpes para dejar ver quién tenía razón ante el resto de los comensales.

La gresca

Los dos hombres lejos estuvieron de dejar para otro día sus diferencias; decidieron salir a la calle en un estado que presuntamente no era el óptimo para lograr mantener el equilibrio, pelearse y encontrar por esa vía un “ganador”.

“Se pegaron con todo, pero uno quedó más lastimado” fue lo que escuetamente le expresaron a este medio testigos que vieron la reyerta en plena madrugada, en el barrio La Movediza. Lo expresado por uno de los ocasionales testigos se condice con la realidad, ya que fue Sandoval quien recibió una verdadera paliza, siendo lastimado no sólo con golpes de puño, también con algún elemento contundente como puede ser un hierro, por las marcas que tenía, además de lastimaduras múltiples, heridas cortantes en el rostro, tórax y sobre el costado derecho del abdomen.

La sangrienta y violenta pelea, que duró apenas unos minutos, dejó convaleciente a Sandoval, por lo que se convocó a una ambulancia del SAME con personal del servicio de emergencia del Hospital Ramón Santamarina. “Estaba demasiado golpeado, sangraba y se quejaba. Realmente recibió muchos golpes, por suerte se está recuperando, pero no sabemos qué irá a pasar cuando le den el alta”, insistieron.

La víctima, pese al estado en que se encontraba, optó por mantener el silencio ante la consulta policial. El hombre prefirió no recordar nada de lo sucedido, por lo que desde la comisaría Segunda intervinieron de oficio a raíz de las heridas que otra persona, a la que están buscando, le propinó.

Parte médico

Al llegar al sector de Guardia del centro de salud pública y constatar las heridas que tenía, Sandoval fue derivado primero al quirófano y luego al sector de traumatología. Si bien se encuentra fuera de peligro, el joven permanece internado en cirugía, con múltiples heridas y realizando los facultativos permanentes estudios e interconsultas. Su evolución es favorable.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario