Denunciaron usurpaciones en Alonso al 2400 y exigen respuestas de las autoridades

Hay una familia que vive en un colectivo y otras montaron tres casas precarias de chapa. A pesar de que los propietarios hicieron la denuncia pertinente en la fiscalía hace varios meses, hasta el momento no hubo desalojos. Los frentistas expusieron preocupación porque aseguran que la zona se está transformando en una “villa”.

Rody Becchi

Vecinos del barrio El Tropezón expresaron su preocupación por la toma de lotes en Alonso al 2400, esquina Chapeaurouge, y exigen respuestas de las autoridades porque los terrenos usurpados tienen dueño.

Una de las vecinas contó que está construyendo su casa en Alonso al 2400, a una cuadra de la avenida Lunghi, y que compró su terreno “con mucho esfuerzo, en una manzana con una cuarta parte de terrenos baldíos, pero con dueños conocidos y que tienen sus impuestos en regla. En esta zona, donde los terrenos tienen un costo altísimo, que no figura en la escritura, ni en la valuación fiscal, sino que es el valor de mercado, hoy hay una villa, un asentamiento”.

Indicó que la toma de terrenos comenzó hace aproximadamente un año y que todos tienen propietarios que han realizado las correspondientes denuncias en la fiscalía, pero no tienen respuestas.

Son tres los terrenos tomados y ocupan un cuarto de manzana aproximadamente.

“Han ido tomando de a poco, arrancaron con el primero a mitad del año pasado. Empezaron a traer materiales, iban cortando el pasto, iban tanteando a ver qué iba pasando, y después un día aparecieron, pusieron chapas y se metieron, y hace más o menos unos 4 meses que están viviendo ahí”, explicó.

En uno de los terrenos hay un colectivo donde reside una familia y hay tres ranchos de chapa en los lotes contiguos.

“Siguen sumándose usurpadores y ya es una villa, un asentamiento. Están conectados a la luz y al agua de red de manera irregular, y perjudicando a los vecinos en la solicitud de los servicios faltantes por no ser frentistas o dueños”, afirmó.

Sin respuestas

“Los dueños de los terrenos hacen la denuncia en la fiscalía y no les dan respuesta. Yo llamo a la policía y como están en ‘su espacio’ tampoco hacen nada. Es un juntadero de gente que toma alcohol y fuma marihuana todos los días. Sigue viniendo gente, ellos mismos dicen no ser de Tandil, sino de Buenos Aires”, señaló.

Y cuestionó que “de esta situación nadie se hace cargo, nadie se ocupa de que esa agente viva en otras condiciones, a pesar de los impuestos que pagamos, y de la cantidad de asistencia y alquileres que el Municipio paga para solventar estas situaciones, aquí no se ocupa nadie”.

“Tampoco hay alguien que defienda a esos dueños, que hacen sus trámites ante la fiscalía, para recuperar lo que es suyo. Y no les dan respuesta”, criticó.

Y fustigó también que nadie se ocupe de los vecinos, “gente de bien, de trabajo que hacemos todo con esfuerzo, y pagamos los impuestos para que el Estado garantice nuestros derechos. Nadie se ocupa de darnos seguridad, de proteger nuestros derechos”.

“El dicho popular ‘mejor tenerlos de amigos’ me tiene cansada, no me interesa ser amiga ni buena vecina con gente que se adueña de lo que no es suyo, y vivo día a día controlando cada movimiento en mi casa, cada material que compro y guardo con celo por miedo a que me roben, porque controlan cada movimiento”, manifestó.

El reclamo

Y agregó que “es una vergüenza que nadie se haga cargo, desde el Municipio me dicen ‘andá a mediación vecinal, pero como sos un tercero no podes hacer nada’, Al dueño lo mandan a la fiscalía, con abogado y todo, y nadie resuelve nada”, cuestionó.

Lamentó en ese contexto que “era un lindo barrio y ahora es una villa. Entiendo que son terrenos privados, pero no puedo creer que el Municipio no haga nada. Somos gente de bien, trabajamos, hacemos nuestra casa con esfuerzo y sin embargo, nadie nos protege. Ellos usurpan y tienen más derecho que nosotros. Los vecinos de la cuadra hicimos un reclamo general pero queda en la nada”.

“Todo está en reclamo en la fiscalía para que desalojen, pero los tiempos son mucho más largos de lo que uno imagina y no sabemos tampoco si en algún momento se los va a poder desocupar. Es una zona linda, que está a una cuadra de la avenida, tenés todos los colectivos, comercios. La inmobiliaria siempre nos dijo que los terrenos tenían dueño, entonces suponíamos que íbamos a tener determinada cantidad de vecinos”, afirmó.

Explicó que los terrenos estaban en venta cuando se los apropiaron y expresó su deseo de que se dé a conocer el tema porque “arrancaron con un terreno, le comunicamos al dueño, fue a la fiscalía y le quitaron un segundo terreno. Ahora hay tres dueños reclamando porque son cuatro terrenos de tres personas distintas”.

“Queremos que se dé a conocer que esto está pasando, porque quizás otra persona tiene también un terreno y si nadie hace nada, dentro de 15 días en vez de cuatro terrenos son ocho. En un día ponen cuatro chapas y se meten, no hay mucha vuelta. Hay muchos terrenos libres en esa zona, pero tienen dueño. Entonces si nadie hace nada, esta gente sigue ocupando”, manifestó.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario