A la tarde, la Mesa Intersindical y agrupaciones también se manifestaron en contra del Gobierno

Mientras en el Congreso se debatía la reforma previsional, agrupaciones sociales y políticas salieron a manifestarse en las calles céntricas de la ciudad, convocadas por la Mesa Intersindical. Fue la segunda movilización que hubo en el día por los mismos motivos, y desde Patria Grande hicieron una crítica por no haber podido concentrar toda la protesta en un solo horario debido a diferencias entre sindicatos. En ese contexto, pidieron que haya unión entre los trabajadores, ya que a todos los va a afectar por igual la ley que continuaba en tratamiento anoche.

A partir de las 18, las distintas agrupaciones se fueron concentrando poco a poco en la Glorieta de la Plaza Independencia, donde se podía escuchar en vivo el debate de los diputados en el Congreso. Minutos después de las 18.30, referentes de distintas organizaciones tomaron la palabra para expresar el malestar popular que existe en la sociedad.

Luego, unas mil personas se encolumnaron y se movilizaron por el centro de la ciudad para culminar la marcha en la explanada municipal. “No es reforma, es ajuste”, decían los carteles que sostenían muchos de los manifestantes y que resumían cierto malestar que reinaba en las calles.

Una vez allí, con bombos y cantos hicieron oír la protesta en la puerta del Municipio, a la vez que con un altavoz Martín Rosso, el secretario general de Adunce, reclamaba: “Lunghi, vos tenés que estar con los trabajadores, venís de un partido popular. Deberías estar acá”.

Seguir en
las calles

En primer lugar, se hizo lectura de un comunicado emitido por el nuevo presidente del PJ, Juan Carri, expresando la postura del partido que “rechaza energéticamente la reforma, el ajuste salvaje que se intenta aplicar contra millones de jubilados argentinos y el ataque constante hacia las organizaciones políticas, sociales, gremiales, estudiantiles y de derechos humanos”.

“Seguiremos enfrentando los intentos por avasallar a los sectores más vulnerables y arrebatar nuestros derechos”, expuso.

Luego, el secretario general de Adunce, Martín Rosso, en representación de la Mesa Intersindical, expresó que “no son los trabajadores, los jubilados, los que deben pagar y equilibrar las cuentas del Gobierno. Sí creemos que hay que equilibrar las cuentas de Gobierno, pero con los que más tienen”.

Frente a ese panorama, repudió “la política que está llevando adelante el Gobierno de presión a los gobernadores que no se encolumnan dentro de esta reforma, diciéndoles que si no encolumnan, sus diputados no les van a enviar dinero. Lo mismo está pasando con los rectores: si no aceptan la reforma de educación, no les van a mandar dinero para llevar adelante los diferentes programas”.

Aseguró que “el pueblo argentino está organizado. Tenemos experiencia en la lucha, hemos resistido a la década de los’90 y al 2001. Así que no nos van a pasar por arriba, tenemos que seguir en las calles, manifestándonos y evitando que este Gobierno lleve adelante la reforma”.

Y repudió también “todo tipo de violencia que el Gobierno está llevando adelante, pero no nos van a intimidar. No van a pagar la deuda externa con el salario de los jubilados o los trabajadores. Lo tenemos que evitar”.

El ajuste

A continuación, la concejal de Unidad Ciudadana María Eugenia Poumé, en nombre de su bloque, sostuvo que “nosotros apoyamos esta lucha y todas las que van a venir de todos los trabajadores, jubilados, desocupados, niños y de todos los vulnerables que van a ser atacados por este Gobierno porque esta es la ley que va a iniciar el camino a nuestra pauperización”.

Acompañada por los ediles Rogelio Iparraguirre y Silvia Nosei, advirtió que “todos vamos a sentir fuertemente este ajuste. Detrás del nombre reforma, viene el ajuste”.

Y agregó que “tenemos que estar unidos en la calle, tenemos que demostrar que no somos unos violentos. Los violentos son los que pone este Gobierno para mostrar por las cámaras de televisión, son los que se prestan a tirar piedras y a bajarle el precio a nuestra denuncia, que no es una súplica, es una exigencia de que se cumplan nuestros derechos”.

“Vienen
por todos”

“No vienen por los jubilados. Con esta ley vienen por la Asignación Universal por Hijo, por la jubilación de los excombatientes de Malvinas, y eso no lo están diciendo. Se callan porque les da vergüenza, y eso tienen que tener de traicionar a quienes los votaron”, lanzó.

Y sostuvo que “María Eugenia Vidal viene por todos, no le interesa el viejito que llora, no le importa el niño que va a tener una peor educación. Lo único que quiere es el achique. Lo único que quiere es tener dinero para seguir haciendo lo que vienen haciendo, trasladarlo a los más ricos. Hayamos votado lo que hayamos votado, no lo debemos permitir, por nuestros hijos y nietos”.

Por último, manifestó que “a los cincos concejales de Unidad Ciudadana nos va a dar mucho gusto ser la voz de todos ustedes. Sigamos luchando porque la victoria es nuestra”.

Macri, “el
enemigo”

Por su lado, Dardo Testa, de la agrupación Descamisados, marcó que “sabíamos que este proyecto político únicamente cierra con represión. Es un plan planificado para hacer una transferencia brutal de ingresos de los sectores más humildes a los más ricos”.

“Tenemos que empezar a pensar en clave de mayoría, que el único enemigo es Macri. Tenemos que volver a estar no solo en la calle, sino en la política. Esta lucha recién empieza”, remarcó.

Osvaldo Maestrojuan, también al micrófono, afirmó que “esto no se termina con esta ley, después vendrá por la ley de flexibilización laboral, por los 22 mil despidos anunciados para el próximo año, por la educación pública y la privatización de las jubilaciones”.

web_3loc

“Mientras sostengamos una lucha coherente y sin violencia, al final nos encontrará victoriosos”, concluyó.

En tanto, Edgardo Zouza, del Frente de Izquierda, manifestó que “es la primera de una serie de reformas que pretende hacer este Gobierno” y vaticinó que buscan “reestructurar el país de una forma que beneficie a los ricos en desprecio de los sectores populares”.

Pero enfatizó que “la sesión anterior se suspendió con el pueblo movilizado en las calles. Hay que mantener la esperanza de que el poder está de nuestro lado”.

Llamado a
la unidad

Por su lado, Juan Arrizabalaga, el referente de Patria Grande, consideró que “pase lo que pase, tenemos que saber sacar de las derrotas nuestras victorias. La primera es que una parte del pueblo que no está movilizado sintió la lucha, sintió que esta política lo agrede, que es un ataque a sus derechos y su bolsillo”.

“La calle moviliza la conciencia de los sectores que no están movilizados, hay que entender que la calle es fundamental para enfrentar la ofensiva neoliberal”, sostuvo.

Opinó que es importante que todas las agrupaciones sean “inteligentes” y se den cuenta de que la calle es el lugar de encuentro “para dirimir diferencias. No vamos nunca a llegar a saldar todas, pero sí vamos a elevar el piso de unidad que necesitamos para enfrentar y derrotar la ofensiva neoliberal”.

“Tenemos que ser sinceros de que acá estamos los que ya estamos convencidos de lo de siempre, y esa no es la tarea. La tarea es convocar al pueblo que no está movilizado, al pueblo que votó al enemigo, porque el enemigo no gana con el voto de la oligarquía que representa el 10 por ciento de la sociedad”, afirmó y desató múltiples aplausos.

Y enfatizó la importancia de “sacarle pueblo al enemigo y sumarle pueblo a un proyecto popular, es la tarea de esta etapa”.

“No hay que cuidar la quinta propia, lo que hay que cuidar son los derechos del pueblo, lo demás lo definimos en una mesa, en una rosca”, lanzó.

Y se refirió puntualmente al hecho de que ayer hubiera dos convocatorias. “Desde nuestro espacio estuvimos desde la mañana movilizados porque hubo otra convocatoria, marchamos por el centro, irrumpimos en el Municipio y nos quedamos haciendo vigilia toda la tarde”, repasó.

“Nosotros siempre respetamos a todos los espacios, estuvimos tres días a los telefonazos y no fue posible lograr unir las dos convocatorias. Debemos dar un paso más adelante, no transmitir las internas que haya en el peronismo o internas sindicales, porque las tenemos. Diferencias sobran, pero cuando las transmitimos en una jornada como hoy, lo que hacemos es transmitirle debilidad al pueblo, y hoy acá en Tandil le transmitimos debilidad al pueblo tandilense. Nunca más tiene que suceder eso”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario